Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/16/2016 10:01:00 PM

“Quería ser mamá de alguien que tuviera, como yo, la necesidad de tener una familia”

En una emotiva carta, la libretista Juana Uribe compartió con los congresistas su experiencia para explicar por qué el referendo contra la adopción por parejas gay también discrimina a las madres solteras.

Antes de que la Comisión Primera del Senado le diera vía libre al proyecto que propone realizar un referendo para impedir que las personas del mismo sexo o solteras puedan adoptar, a los congresistas que tenían en sus manos esa decisión les llegó una carta firmada por la escritora y productora de televisión Juana Uribe Pachón.

Ella es madre adoptiva soltera. Y quiso compartir con los congresistas sus razones para que esta iniciativa no prosperara. Aunque la votación del pasado miércoles (10 a favor y 3 en contra) permitió que la iniciativa siga avanzando, la voz de Juana Uribe se suma a un debate que está lejos de terminar. Si el proyecto liderado por la senadora Viviane Morales supera todos los debates en el Congreso, la Corte Constitucional dirá la última palabra.

Le puede interesar: "El referendo no es contra las madres solteras": Viviane Morales

“Creo que lo que está en juego con el referendo que propone la senadora Morales no es solo la posibilidad de que parejas del mismo sexo adopten o lo hagan padres solteros, sino un concepto que ha sido fundamental para lo que es Colombia hoy y para lo que espera en los próximos años: el valor de la familia extensa”, señala Juana Uribe.

En la misiva, la productora da su propio testimonio. Cuenta que cuando hizo la solicitud de adopción comenzó un “riguroso proceso” de más de un año, que implicó exámenes psicológicos, un análisis de su situación económica y también un estudio de su familia. “Necesitaban saber y lo hicieron de manera juiciosa, qué pasaría con ella en caso de que yo faltara”.

Y continúa: “Una vez Isabela llegó a mi vida he tenido no solo a mi familia para darme una mano.  También han estado Rosa María, Ivanis, Inelda, Miriam y muchas otras madres solteras que me ayudaron como niñeras, empleada doméstica, secretarias y asistentes para que yo, además de ser una muy presente y dedicada madre soltera, sea una escritora y productora exitosa".

Narra que la mamá biológica de su hija fue una madre soltera que no pudo asumir la responsabilidad de criarla “porque no tenía el apoyo de una familia ni de un padre para hacerlo”. Cuenta que su hija Isabela tuvo la fortuna de llegar a sus brazos a los 13 meses de edad, pero miles de niños que continúan esperando un hogar no han tenido la misma suerte.

Le sugerimos: “El proyecto de Viviane Morales no tiene futuro en la Corte”: Claudia López

Confiesa que cuando decidió adoptar “no tenía ningún impedimento físico para tener un hijo. Había muchas otras formas de ser mamá para las que no habría tenido que pedir permiso, ni someterme a escrutinios. Pero consideré, como lo hicieron todas las personas que hicieron el proceso conmigo, que yo quería ser mamá y quería serlo de alguien que tuviera, como yo, la necesidad de tener una familia”.

Luego pone sobre la mesa uno de los principales argumentos de quienes apoyan esta iniciativa: la necesidad de una figura paterna, una imagen masculina (o materna y femenina en caso de los padres solteros), para el desarrollo del niño. Ella también apoya esa teoría: “Todo niño necesita tenerla”, dice.

"Todos los padres que crían solos se apoyan en sus seres queridos para hacerlo.   En mi caso han estado ahí mi papá, mi mamá,  mis hermanos,  mi novio y  mis primos Juan Manuel, Carlos Fernando y Claudio Galán, con quienes no solo crecí como hermana, sino que cuando Luis Carlos fue asesinado acompañé en varios momentos del exilio que vivieron. Ellos son, todos, figuras importantísimas para mi hija (...) de alguna manera ellos también adoptaron a mi hija".

Consulte: Exmagistrados se oponen al referendo sobre la adopción por parejas gay

Juana Uribe Pachón aterriza, además, el debate a la realidad de este país que lleva más de 50 años en guerra. “Las viudas del narcotráfico, todas sin excepción, tuvieron que recurrir a sus familias extensas (…) para sacar adelante a los hijos. También las de los soldados y policías que han librado ésta guerra. Todos ellos han sido en algún momento padres solteros. ¿Vamos a decirles ahora que su familia no vale?”

“La guerra va a dejar cientos de miles de huérfanos que tienen que encontrar una familia en su camino de regreso. Cualquier tipo de familia que les garantice afecto y las condiciones mínimas para arrancar una vida. ¿Les vamos a decir que sólo un papá y una mamá constituyen una familia?”, señala.

Para Juana Uribe la adopción “es una de las más importantes formas de compensación que ha hecho la humanidad para crear una familia cuando hay circunstancias adversas”.

Con toda la propiedad afirma que “criar como padre soltero no es criar solo”. Recuerda que lo que está en juego en este debate “no es sólo la posibilidad de que dos personas del mismo sexo adopten –que para mí serían una forma más de familia– sino, el concepto de la familia extensa. Si prohibimos que los padres solteros adopten no sólo estaríamos retrocediendo y discriminando, sino negando la estructura básica familiar de este país. La de la familia en sentido amplio”.

Concluye diciendo que los esfuerzos del país se deberían concentrar en fortalecer y agilizar los procesos de adopción. Pero no a restringir el modelo de familia, “pues eso sería discriminar y descalificar a millones de familias en Colombia que han criado a sus hijos con un concepto amplio, incluyente y solidario”.

Vea la carta completa de Juana Uribe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.