Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2017 1:27:00 AM

Referendo de Viviane, pronóstico reservado

El proyecto para que los colombianos decidan sobre la adopción por parejas del mismo sexo necesita 18 votos, pero apenas cuenta con 14. En manos de nueve representantes indecisos está el fallo.

Aunque no es el último debate, sí puede ser el más decisivo. El referendo de la senadora Viviane Morales, con el que pretende restringir el derecho a la adopción en Colombia exclusivamente a parejas heterosexuales, llega a la Comisión Primera de la Cámara de Representantes donde, en buena parte, se definirá su futuro. La decisión pasa por el voto de treinta cinco representantes, y el proyecto seguirá vivo solo si 18 parlamentarios lo votan a favor. El referendo, sin embargo, llega a esta prueba de fuego sin los votos suficientes.

El debate ha trascendido de las comisiones del Congreso a la sociedad en su conjunto. Aunque el proyecto pretende que sean los ciudadanos en las urnas los que se pronuncien si la adopción debe ser una medida de protección de los niños para garantizarles el derecho a tener una familia, pero constituida por un hombre y una mujer, la discusión que creó a su alrededor no solo ha involucrado los derechos de la comunidad LGBTI, sino que ha hecho evidente que en Colombia el concepto de familia es mucho más extenso que la foto de "papá y mamá".  

Contexto: Ex magistrados de la Corte Constitucional se oponen al referendo

Tan controvertido debate, incluso, comenzó en las calles. Viviane Morales lideró una recolección de firmas que acumuló 2.228.913 de apoyos (la Registraduría validó 1.740.843). Con ellas llegó al Congreso para reclamar el derecho de estos ciudadanos para reformar la Constitución vía referendo.

Y también podría terminar en las calles. Primero, en caso de que el Congreso, y posteriormente la Corte Constitucional, aprueben la convocatoria a las urnas. Segundo, si la iniciativa es archivada, escenario en el que la senadora liberal está dispuesta a liderar una manifestación como la que el año pasado se adelantó contra la entonces ministra Gina Parody, por las cartillas que supuestamente difundían la ideología de género.

Le puede interesar: "El referendo no tiene futuro en la Corte Constitucional"

Pero más allá de posiciones a favor o en contra de la adopción por parejas del mismo sexo, la discusión en la Comisión Primera de la Cámara se concentra en si el legislativo debe respetar el mecanismo de participación ciudadana consagrado en la Constitución y permitir que el pueblo colombiano se pronuncie. En el fondo la discusión gira alrededor de dos puntos: si las mayorías pueden definir en las urnas los temas esenciales de la sociedad y si estas mismas mayorías pueden imponer un modelo exclusivo de familia, aun en contravía de la jurisprudencia de la Corte Constitucional.  

La senadora Viviane precisamente llegó con ese argumento a las calles. Para ella, nueve personas desde el alto tribunal no pueden tomar esas decisiones que deben recaer en el pueblo. Ese argumento se impuso en el Senado, que en dos debates (uno en comisión y otro en plenaria), aprobó darle vía a la iniciativa.

El proyecto de Viviane Morales ha recibido múltiples reparos desde diversas orillas. La comunidad LGBTI, algunos parlamentarios más progresistas, exmagistrados de la Corte Constitucional, organizaciones como Human Rights Watch y tres ministerios han alertado del peligro que supondría para la democracia que, a través de los mecanismos de participación, las mayorías decidan en las urnas los derechos de las minorías y se utilice una única visión del mundo. En este caso, sustentada en profundas creencias religiosas en un Estado que se considera laico. 

Puede leer: gobierno pide archivar referendo de Viviane Morales 

Pese a ello, la senadora no ha dado su brazo a torcer. Menos ahora, cuando previo al tercer debate, el gobierno pidió al Congreso archivar la iniciativa. Primero fue el Ministerio de Hacienda, que en un concepto manifestó que el referendo costaría 280.000 millones de pesos. Luego fue el ministro del Interior, el también liberal Juan Fernando Cristo, quien en un fuerte pronunciamiento lo calificó de inviable e inconstitucional. Y por si fuera poco, el propio presidente Juan Manuel Santos, en una entrevista en RCN Radio, pidió a la Cámara de Representantes archivar el proyecto, a menos de 48 horas del tercer debate.

Le puede interesar: $280.000 millones costaría el referendo según MinHacienda 

Desde que el proyecto está en trámite, nunca el gobierno había tomado partido, quizás porque en su inicio se desarrollaba la campaña del plebiscito en la que se evidenció el enorme peso político que tuvieron las comunidades cristianas. Estas últimas han sido el principal soporte de la iniciativa. La semana pasada los pastores de las iglesias más grandes del país enviaron una sentida carta a la comisión primera de Cámara pidiendo que se respetara el referendo como un "acto legítimo de la democracia".

El documento fue firmado por Edgar Castaño, presidente de Cedecol; Eduardo Cañas, presidente Coalición Apostólica de Colombia; Jhon Milton Rodríguez, presidente de Misión Paz y Universidad CUDES y Farid Larrahondo, presidente de Asmicev. Estas iglesias fueron en su mayoría promotoras del No el pasado 2 de octubre y desde ese triunfo en las urnas se adjudican un poder de convocatoria e influencia entre varios sectores políticos. Entre ellos el Centro Democrático, hoy su principal aliado, y por lógicas razones es el Partido Conservador, que siempre se ha opuesto a las iniciativas para dar reconocimiento de derechos a las parejas gay. 

Hay un punto de debate que en las últimas semanas ha cambiado la balanza en contra del referendo: los solteros. El proyecto, tal como está escrito, solo permitiría la adopción por parte de un hombre y una mujer. Es decir, que las personas solteras, viudas o divorciadas también quedarían por fuera de esta posibilidad. Ese temor se hizo evidente en la audiencia pública de hace 15 días cuando la Cámara escuchó testimonios de muchas personas que habían adoptado solas o habían crecido con mamás solteras. Esa circunstancia provocó que antiguos aliados de Morales, como el expresidente Ernesto Samper, cuya sobrina fue adoptada por su hermano, se declarara en contra de la iniciativa. 

Concepto: Referendo afecta derechos de los niños, dice Defensor del Pueblo

A diferencia del Senado, donde siempre contó con el respaldo mayoritario, Viviane Morales llega al tercer debate con las cuentas apretadas. Necesita 18 votos, y aunque no los tiene todos en el bolsillo, a última hora podría conseguirlos, dado el elevado número de representantes a la Cámara indecisos. Por eso el pronóstico de la votación es reservado. Así están las cuentas. 

Testimonio: "mis hijos están asustados con el referendo"

Liberales, al rojo vivo
No: 1
Sí: 2
Indecisos: 6

Nueve votos tiene el Partido Liberal en la Cámara de Representantes: Clara Rojas, Harry González, José Santos Ramírez, Julián Bedoya, Leopoldo Suárez, Miguel Ángel Pinto (presidente de la Cámara), Norbey Marulanda, Oscar Hernán Sánchez, y Silvio Carrasquilla, quienes quedaron en libertad de decisión.

El Liberalismo ha mantenido la tendencia de votar a favor de proyectos de corte progresista, por lo que se podría deducir que votarían en contra del referendo de su copartidaria Viviane Morales, acogiendo la petición de otro liberal, el ministro Cristo. Pero la realidad es otra.

Le puede interesar: Referendo llega con ponencia positiva

Los liberales son los que llegan más divididos. Por un lado, el representante Pinto presentó ponencia favorable al referendo, rechazó los argumentos fiscales contra el proyecto, y le pedirá a la Comisión Primera que se le permita al pueblo decidir sobre la materia. De otro lado, Clara Rojas manifestó públicamente su voto en contra del proyecto.

La tesis de Pinto, además, será respaldada por Silvio Carrasquilla. Y aunque en una carta algunos senadores liberales pidieron el apoyo al proyecto de Viviane Morales, son seis los parlamentarios indecisos: González, Santos, Bedoya, Suárez, Marulanda y Sánchez.

La U, mayoría en contra
No: 6
Sí: 3

El partido de la U también tiene nueve votos: Albeiro Vanegas – No, Berner Zambrano – No, Elbert Díaz Lozano – No, Hernán Penagos – No, Jaime Buenahora – No, Jaime Armando Yepes, José Edilberto Caicedo Sí, Carlos Edward Osorio Sí, Carlos Arturo Correa – Sí. Tampoco tomarán decisión en bancada, pues al igual que los liberales, quedaron en libertad, a pesar de la instrucción del presidente Juan Manuel Santos de archivar el proyecto.

En video: "Referendo no es contra madres solteras"

Los parlamentarios de La U, sin embargo, parece que llegarán con el voto definido, y aunque hay división, la mayoría la tiene el No al referendo. Vanegas, Zambrano, Díaz, Penagos, Yepes y Buenahora. Mientras que Caicedo, Osorio y Correa apoyarán la convocatoria.

Conservadores, mayoría con el referendo
No: 3
Sí: 2
Indeciso: 1

Seis representantes tiene el Partido Conservador en la Comisión Primera. A ellos, Hernán Andrade, presidente de la colectividad les pidió el voto a favor del referendo, como lo hicieron en el Senado.

Fieles a sus principios, se presumía que la decisión sería en bloque, para darle vía libre al proyecto de Viviane Morales. Pero no todos la apoyan. Pedrito Pereira y Óscar Bravo consideran que la pregunta propuesta para el referendo afecta a personas solteras, viudas o divorciadas, por lo que anunciaron su voto negativo.  

Puede leer: "La ideología de género está en contra de nuestros derechos ciudadanos" (Viviane Morales)

Mientras que Juan Carlos García, Heriberto Sanabria, y el boyacense Humphrey Roa, apoyarán el referendo.

Telésforo Pedraza es el presidente de la Comisión Primera, y será el encargado de conceder garantías en el debate. Su voto sigue siendo una incógnita.

Centro Democrático, aliado de Viviane
Sí: 5

Álvaro Hernán Prada, Edward Rodríguez, María Fernanda Cabal, Samuel Hoyos y Santiago Valencia son los cinco representantes del uribismo. Todos le darán vía libre al referendo y al pronunciamiento de los ciudadanos.   

Cambio Radical, con el referendo
Sí: 2
No: 1

Rodrigo Lara, Carlos Abraham Jiménez y Jorge Enrique Rozo son los tres representantes de Cambio Radical. Lara, quien se encuentra fuera del país, se ha manifestado en contra del referendo. Jiménez y Rozo ya tienen definido su voto a favor. El partido de Germán Vargas Lleras acompañó a Viviane Morales en el Senado, y en el tercer debate al menos dos parlamentarios le reiterarán ese respaldo.  

Polo y Alianza Verde, en contra
No: 2

Germán Navas Talero y Angélica Lozano han liderado la oposición al proyecto de referendo en la Cámara de Representantes. Han señalado que el proyecto es discriminatorio.  

Votos que suman

Jhon Eduardo Molina, del Movimiento 100 % Colombia, anunció que votará a favor del referendo, mientras que Fernando de la Peña, de Opción Ciudadana, apenas fijará su postura en el debate.

A diferencia de lo que sucedió el año pasado en el Senado, Viviane Morales llega a la Cámara sin tener los votos asegurados. Para el tercer debate necesita 18 votos (de 35), y en sus cuentas cree tener asegurados 14. Sin embargo son nueve los parlamentarios que no han fijado su postura, y allí cualquier cosa puede pasar. Por eso, el tercer debate del proyecto de referendo tiene pronóstico reservado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.