Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/2013 12:00:00 AM

¿Peor el remedio que la enfermedad?

En medio de críticas, el Senado aprobó la reforma a la salud.

Dos semanas atrás el proyecto de reforma a la salud con el que el Gobierno pretende enfrentar los principales problemas del sector parecía hundirse en el Senado. Supuestas presiones de lobistas, plan tortuga de los legisladores, eran las principales amenazas de la iniciativa. Pero en sólo 48 horas la Unidad Nacional le dio el último impulso al proyecto y lo aprobó con un precario quórum. La iniciativa, que requería 50 votos en la Cámara Alta, fue aprobada, en la mayoría de sus artículos, con la votación de 53 senadores.

El Senado decidió mantener la polémica integración vertical, aunque sólo en los servicios básicos de primer nivel de atención en salud. Unpunto que recibió numerosas críticas, pues estaba previsto que esta integración, que es la posibilidad que tienen las EPS de contratar servicios de salud con su propia red de IPS, fuera eliminada completamente de la iniciativa.

Pero  el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, les respondió a los senadores que “no se está aumentando la integración vertical ni se está afectando la red pública con este artículo”.

Sin embargo, el descontento llevó a algunos a manifestar que este artículo y el proyecto aprobado no introducen cambios fundamentales al sistema y preserva los defectos de  la Ley 100, como lo aseguró el senador Luis Carlos Avellaneda, quien comparó el trámite del proyecto ordinario de la salud con la polémica reforma a la justicia.
 
El Senado también aprobó la creación del fondo Salud Míanueva, entidad que será la encargada de recaudar y administrar los recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Salud Mía tendrá autonomía administrativa y presupuestal, administrará las afiliaciones de los colombianos al sistema de salud, recaudará todas las cotizaciones y efectuará giros directos.
 
Además de la creación de Salud Mia, el Senado aprobó que las EPS se conviertan en Gestoras de Salud. Según el ministro Gaviria, este cambio limita en cierta medida la posición dominante que durante 20 años han ocupado las EPS. No tendrán un manejo directo de recursos y tendrán la obligación de demostrar resultados de salud para recibir una remuneración, estas entidades públicas, privadas o mixtas tendrán que hacer ajustes para adaptarse al nuevo sistema.

El Plan Obligatorio de Salud (POS) con la reforma pasa a llamarse Mi Plan y cualquier nuevo medicamento o tecnología que vaya a ser incluido debe ser aprobado por el Instituto de Evaluación de Tecnología en Salud.

Otro de los polémicos artículos es el relacionado con el nombramiento de los gerentes de las Empresas Sociales del Estado (ESE). La plenaria decidió que esta nominación será de libre nombramiento y remoción, por un período de tres años (sin posibilidad de reelección), por parte de los alcaldes y gobernadores, quienes se sustentarán en un examen que realizará el Servicio civil de la función pública a los aspirantes. Varios senadores advirtieron que esta nueva norma podría generar politiquería en la designación de los gerentes de estas entidades.

La bancada del Polo Democrático, que votó negativamente el proyecto, aseguró que la reforma del presidente Santos “no soluciona ninguno de los problemas” de los servicios de salud, ni las condiciones que generan la enfermedad, ni la administración de los recursos, ni en la recuperación de las decenas de billones ilícitamente apropiados.
 
“Se limita a rebautizar las mismas instituciones sin ofrecer los cambios requeridos como son la eliminación de la intermediación financiera por parte de las EPS ahora “Gestoras”, mantener y profundizar la integración vertical, limitar los servicios del POS, ahora MiPlan, y al acceso a la tutela y la no eliminación de las barreras de acceso a los servicios que seguirán en manos de las EPS rebautizadas Gestoras de la Salud”, aseguró el Polo

Los congresistas de la oposición agregaron que la reforma lo que pretende es hacer lícita la apropiación de los billonarios recursos públicos por parte de las EPS, al autorizarles la apropiación de excedentes que logren acumular con el incentivo de reducir las autorizaciones de servicios del nuevo Fondo SaludMía, que reemplaza el Fosyga, y abrir el camino para purgar hacia atrás las ilegales desviaciones y apropiaciones de los dineros públicos por parte de los accionistas y ejecutivos de las EPS.

El Polo también calificó que las “gestoras” son una suerte de miscelánea pues serán en parte “aseguradoras”, pero también serán “administradoras”, y “ayudarán en el recaudo” y “obtendrán una parte de la UPC por anticipado” y “coordinarán las redes”, también “harán auditoría” sobre las mismas redes que “conforman” y “contratan”, siendo al mismo tiempo “propietarias de las redes primarias de servicios”, y al final del período “distribuirán los remanentes” que no se hayan gastado en la atención de los pacientes.

El senador Carlos Baena, del MIRA, quien también se opuso al proyecto, recordó que el presidente Santos se comprometió a eliminar las EPS y la integración vertical y no cumplió. “Se generaron expectativas a los colombianos y lo que se impulsó al final fue una reforma que hace todo lo contrario, fortalecer a las EOPS y permitir que el negocio alrededor de la salud no sólo continúe sino que se multiplique.
 
La reforma a la salud pasará a discusión de la Cámara de Representantes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.