Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2011 12:00:00 AM

Región andina sigue enfrentando el embate de las aguas

Según reportes de varios sitios del país, los departamentos del interior son los que mayormente sufren los rigores de las lluvias.

Mientras los organismos de socorro siguen en máxima alerta, las aguas no parecen dar tregua especialmente en las cuencas de los ríos Magdalena y Cauca, los más caudalosos del país y que presentan altos niveles históricos.
 
Una de las situaciones más críticas se presenta en el municipio de Honda (Tolima), donde un joven de 18 años, identificado como Miguel Ángel Herrera se lanzó desde un puente en compañía de dos amigos, con tan mala fortuna que fue el único al que arrastraron las aguas del río Gualí, en cercanías de la desembocadura al río Magdalena, sin que los esfuerzos por rescatarlo surtieran efecto.
 
Precisamente, la creciente del Gualí tiene en alerta máxima a los municipios ribereños, entre los que están Honda, Fresno y Palocabildo, entre otros, del departamento de Tolima.
 
El desbordamiento del río Magdalena dejó alrededor de 10.000 damnificados en Puerto Boyacá, que vieron como las aguas se metieron a sus casas, mientras que sigue la alerta para municipios de esa misma cuenca como Puerto Berrío, Puerto Nare y Puerto Triunfo.
 
En Cundinamarca, los organismos de socorro luchan contra la subida de las corrientes de los ríos Suta, Ubaté y Suárez que anegaron alrededor de 15.000 hectáreas de cultivos y pastales. El gobernador del departamento Andrés González anunció medidas para atender a los cerca de 12.000 damnificados del departamento y restricción vehicular en horas de la noche (de 7:00 p.m. a 5:00 a.m.) en el área de Ubaté.
 
El mandatario local lanzó una alerta por el alto nivel de las aguas en la laguna de Fúquene, mientras las inundaciones del río Bogotá afectan mayormente a las poblaciones de Cajicá y Chía.
 
Las lluvias en Antioquia dejan 25.000 damnificados según la Gobernación, siendo las áreas más afectadas la del Magdalena media y la de oriente, donde la situación más crítica se presenta en Rionegro. En Medellín se presentaron 18 derrumbes, por lo que cerca de 100 familias precisaron atención por parte de los cuerpos de socorro.
 
Entre tanto, el desbordamiento del río Cauca dejó en Valle 1.000 damnificados adicionales en municipios ribereños, mientras en la vereda Platanares de Yumbo resultó afectada por la rotura del dique. En el departamento hay 13 municipios en alerta y 4.000 afectados en total.
 
En Pamplona, Norte de Santander, la creciente del río Cucutilla deja 500 familias que perdieron sus enseres mientras comienzan a llegar con dificultad por los bloqueos viales las primeras ayudas básicas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.