Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2014 12:00:00 AM

“No soy amigo del voto obligatorio”

Alfonso Portela, registrador delegado para asuntos electorales, se opone a la propuesta del Centro Democrático.

Las elecciones para elegir presidente de la República dejaron un sin sabor por el número de personas que no fueron a votar. En la primera vuelta el abstencionismo llegó a una cifra histórica, 60 %. En la segunda bajó al 52 %, guarismo que es el “tradicional” en las elecciones, pero que a la vez es muy alto, pues significa que medio país no sale a elegir a sus gobernantes.

Para algunos entendidos en la materia este es un fenómeno preocupante ya que podría deslegitimar la elección cuando más de la mitad de los colombianos aptos para votar no acude a las urnas. Incluso se ha pensado en una reforma para instaurar el voto obligatorio. Así lo propuso el vicepresidente Angelino Garzón, y también lo acaba de proponer la bancada del Centro Democrático.

Pero en la Registraduría, aunque el tema preocupa, lo ven como una manifestación libre de la voluntad de los ciudadanos que quieren o no ejercer su derecho al voto.

“Si en los mecanismos de participación ciudadana concebimos que la abstención es una expresión, entonces ahí no cabe el voto obligatorio”, dice el registrador delegado para lo electoral Alfonso Portela. Ante ese panorama, el funcionario resaltó, “yo no soy amigo del voto obligatorio”.

Para el funcionario encargado de organizar las elecciones en el país, es claro que los partidos políticos tienen una gran responsabilidad. Según él, “ellos deben ganarse al ciudadano. Cuando la clase política hace mala imagen, eso espanta a los votantes de las urnas”, dice Portela.

Es claro que los gobiernos central y regional deben hacer campañas que motiven la participación ciudadana. “La publicidad debería ser más agresiva para invitar a la gente a participar”, dijo el funcionario.

Portela considera que hay que hacer varias reformas al sistema electoral. Una de ellas es que a los jurados de votación no se les amenace con multas si no trabajan en la jornada electoral. “Se deben motivar para que los resultados de la mesas sean más eficientes, por ejemplo, deducir impuestos, en el predial, vehículos, etc, para que estas personas no lleguen obligadas a prestar este servicio”.

Resultados en tiempo record

Poco menos de 45 minutos tardó la Registraduría en entregar el nombre del presidente de Colombia el pasado 15 de junio. El resultado dejó a muchos complacidos, pues era la primera vez que se conocía el nombre de nuevo mandatario de una manera tan rápida. ¿Qué fue lo que ayudó?

Son varias las medidas que se tomaron para que el resultado se entregara de manera pronta. La primera de ellas es que se mantuvo casi el mismo número de mesas para la votación. Mientras en las elecciones de mayo hubo 97.417 mesas para que los ciudadanos pudieran votar, en la segunda quedaron disponibles 89.391. “No le cambiemos el tamaño a la elección, se trabajó con la misma infraestructura”, dice.

Además de esto las elecciones contaron con una preparación de un año en el que se evaluó temas como la forma en que actúan los colombianos a la hora de votar, la manera en que entregan los datos los jurados, y se consolidó la capacitación de los jurados y testigos electorales. “Nosotros somos, sin ser antipáticos, impecables en materia de elecciones uninominales en el mundo”, puntualizó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.