Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/1997 12:00:00 AM

REGRESO AL MICROFONO

DESDE EL 20 DE ENERO YAMID AMAT VUELVE AL AIRE PARA TRATAR DE IMPONER, EN SOCIEDAD CON EL GRUPO SANTO DOMINGO, UNA CNN RADIAL EN COLOMBIA.

Este 20 de enero a las seis de la mañana muchos colombianos van a volver a escuchar la voz con la que hace dos décadas aprendieron a oír noticias en la radio de la mañana. El hombre que revolucionó este medio informativo en Colombia a fines de los años 70 y que dejó los micrófonos de Caracol en los últimos días de diciembre de 1990, regresa como director de Radionet, una cadena nacional de 24 horas de noticias con la cual espera revolcar de nuevo el cada vez más competido mundo de la radio.El retiro de Yamid Amat de las cabinas se produjo hace seis años por diferencias de tipo editorial con el Grupo Santo Domingo, que años antes había adquirido el control accionario de Caracol. Las tensiones entre él y el Grupo habían venido creciendo desde mediados del 90, hasta que su renuncia al cargo de director de noticias de la cadena se precipitó horas antes de concluir el año. Pero del impasse no quedaron rencores. La prueba es que Radionet es una sociedad entre Yamid y el Grupo, en la cual cada uno tiene el 50 por ciento de la propiedad.
Para Yamid la salida de la radio no significó la desaparición del escenario público. Los micrófonos fueron reemplazados por la pantalla de televisión y los colombianos se acostumbraron a verlo como director del noticiero CM&. La llegada al nuevo medio no fue fácil para el veterano periodista. Al principio pareció, incluso, que su noticiero perdería la batalla contra el enfrentado, pues el noticiero QAP, bajo la batuta de María Elvira Samper y María Isabel Rueda, lo barrió en los estudios de sintonía durante más de un año. Pero a fuerza de trabajo y de tesón Yamid logró acortar distancias y luego, desde el año pasado, colocar a CM& como el número uno entre los informativos de la televisión colombiana.Y en ese lugar espera conservarlo porque su regreso a la radio no significa, según él, que vaya a abandonar el noticiero. La prueba fue que la semana pasada, en pleno ajetreo de preparación para las emisiones iniciales de Radionet, el noticiero CM& chivió a los demás informativos con la noticia del nombramiento de Guillermo Alberto González como nuevo ministro de Defensa de Colombia. Una noticia con la cual se anticipó 48 horas al anuncio presidencial, algo que para él se parece a tocar el cielo con las manos.
En efecto, golpear con una primicia le sigue proporcionando tanta satisfacción como se la daba en sus tiempos de columnista de farándula del vespertino El Espacio , cuando bajo el seudónimo de Juan Lumumba nadie apostaba a que alcanzaría el lugar que hoy ocupa en el mundo de los medios. Este hombre, que algunos definen como neurótico y trabajadicto _dicen que se aburre como una ostra durante sus vacaciones y que siempre las acorta cuando apenas lleva unos pocos días de descanso_, no entiende que sus subalternos traten de escaparse a sus casas después de una jornada de 12 horas continuas de labores.
Más de una sorpresa
Con el solo nombre de Yamid Amat como director de Radionet son muchos los oyentes que van a buscar la nueva frecuencia. Pero se van a encontrar con más de una sorpresa. El Yamid que vuelve es un Yamid distinto porque, como él mismo lo dice, en estos años el país y el mercado han cambiado y las exigencias y necesidades informativas del público también. Yamid hizo famoso el programa 6 a.m.-9 a.m. como un espacio en vivo y sin secciones que iba tomando la forma que le daban las noticias y los entrevistados. En ese sentido fue el precursor de un estilo que luego desarrollaron, con sus particularidades, Juan Gossaín, Darío Arizmendi y ahora, con un sello muy particular en la banda de FM, Julio Sánchez Cristo.
Pero se equivocan quienes creen que Yamid va a regresar a la radio para hacer lo mismo que hacía cuando se fue a principios de la década. Para él, el país ha cambiado y también se han transformado las necesidades informativas de los oyentes. La gente ya no tiene tiempo de escuchar durante dos o tres horas un programa matinal de radio y, muy por el contrario, necesita quedar informado en media hora o incluso en 15 minutos. Para ello, en ese breve lapso debe recibir un cúmulo ordenado y muy ágil de noticias con su respectivo desarrollo.Por eso la unidad de medida de la nueva cadena _que sólo emitirá noticias_ serán los cuartos de hora. Cada 15 minutos, de día y de noche, entre semana, los sábados y domingos y los días festivos, habrá boletines de noticias de siete minutos, seguidos por una franja de ocho minutos de información destinada a desarrollar las noticias del boletín con testimonios de los protagonistas y breves análisis para poner los hechos en perspectiva. Al terminar vendrá un nuevo boletín y otra franja de desarrollo. Y así sucesivamente, cada 15 minutos, durante las 24 horas.
La idea es que en el breve espacio de 15 minutos un oyente de Radionet quede enterado de lo que está pasando en el país y en el mundo. El boletín lo entera y en los ocho minutos siguientes los periodistas le ponen en contexto la información, que además será muy variada, pues cada bloque de 15 tendrá información nacional, internacional, deportiva y de variedades. En los ocho minutos de desarrollo habrá testimonios, pero no entrevistas, con el fin de darle la mayor agilidad posible al formato.
Según César Augusto Londoño, cerebro operativo del proyecto, "los reporteros de Radionet le pueden hacer una entrevista de varias preguntas al personaje, pero la idea es que sólo saquen al aire una o dos frases totalmente pertinentes". Las entrevistas de 20 minutos al aire y en directo desaparecerán incluso del espacio matinal de seis a nueve de la mañana. En este espacio matinal, que es el eje de la competencia entre emisoras, se mantendrán los boletines de siete minutos y los ocho minutos de desarrollo estarán a cargo de Yamid Amat y de la gente que lo acompañará en la cabina, pero conservando siempre el mismo ritmo y agilidad de los demás horarios. Como quien dice, menos carreta y más información.

Un equipo de lujo
Aparte de Yamid Amat, que es el director general de la cadena y la estrella indudable de la misma, el equipo de Radionet tendrá como director de noticias a Mauricio Vargas, quien para asumir ese cargo se retira de esta revista después de 12 años de trabajo, de los cuales cinco fueron como director. Vargas es reconocido como uno de los periodistas mejor informados y con mayor capacidad de trabajo que hay en el país. Pieza clave será César Augusto Londoño, quien ha tenido a cargo desde mediados de octubre el montaje y puesta en marcha del proyecto. A Londoño lo conocían y respetaban los colombianos como comentarista deportivo. Pero aparte de ser un excelente profesional en ese campo _y de ostentar un título universitario de arquitecto_ ha demostrado ser un experto en montajes técnico periodísticos. A él se debe, por ejemplo, el montaje del Cuarto de Hora Caracol. Con ellos trabajará un equipo de gran experiencia en la radio. Aída Luz Herrera será jefe de redacción de la cadena, y como editores de las distintas secciones estarán Germán Salgado, Carlos Chica, Juan Carlos Rincón, Samuel Salazar, Andrés Salcedo y Hernán Estupiñán. Ellos tendrán a su cargo un equipo de 60 periodistas y corresponsales con el perfil y el olfato de reporteros que tanto le gusta a Amat.En la franja de la mañana, entre semana, aparte de Yamid, Vargas y Londoño estarán María Elvira Arango y Néstor Morales, mano derecha de Yamid en el noticiero CM& y principal asesor de Radionet. La gerencia de la cadena estará a cargo de Jorge Arrastía _hijo del legendario Julio Arrastía Brica_, un pujante ejecutivo que se desempeñaba como gerente de Caracol en Antioquia y era desde hacía años la estrella del área comercial y administrativa de esa cadena. Tecnología de puntaLa cadena Radionet contará con lo más desarrollado de la tecnología radial. Los equipos están diseñados, entre otras cosas, para lograr el máximo aprovechamiento de la multimedia y su sofisticación llega hasta el punto de que los periodistas podrán editar las voces de sus grabaciones directamente en la pantalla de su computador. En ese campo no se ha ahorrado ningún esfuerzo. Para garantizar la calidad de sus emisiones Radionet ha hecho una inversión de más de dos millones de dólares en equipos. Uno de los propósitos de Yamid cuando empezó su diseño fue que no hubiera paquetes de cuñas acumuladas en determinados horarios. La idea era vender 24 cupos de cuñas en toda la semana con la garantía de que nunca una cuña iría pegada de otra. Con ese atractivo Radionet ha vendido ya 12 cupos, lo que significa que sin haber empezado emisiones formales (las de prueba se vienen haciendo desde finales del mes de noviembre) la compañía está ya en un punto de equilibrio. En Bogotá la cadena ocupará la frecuencia 850 AM, en la cual funcionaba la cadena básica de Caracol cuando el propio Yamid se inventó el programa 6 a.m.-9 a.m. La cadena llegará, además, a otras 11 ciudades _en las cuales se ha logrado también conseguir excelentes frecuencias_, con lo cual cubrirá, inicialmente, un 80 por ciento de la población colombiana y un 60 por ciento del territorio nacional. La meta, según sus directivos, es llegar a ciento por ciento en el menor tiempo posible.
Guerra de gigantesAunque las directivas no hablan de eso, los conocedores sostienen que lo que hay detrás de Radionet es un experimento de Yamid Amat y del Grupo Santo Domingo para medir la receptividad de los colombianos a una programación noticiosa de 24 horas, con el fin de aplicarla en televisión cuando lleguen los canales privados. El sueño de todos los participantes es montar en Colombia una cadena al estilo CNN, pero antes de volar tan alto y soñar con la televisión hay que demostrar que en radio sí se puede.La pregunta es, dentro del competido mundo de la radio, a quién va a afectar todo esto. En opinión de expertos en estudios de sintonía y en el mercadeo de la radio, aunque todos los gigantes actuales de la radio sentirán el impacto de la nueva cadena el más afectado puede ser Darío Arizmendi, director de noticias de Caracol. No por ser el más débil, sino por ser el que vende en la actualidad un producto más parecido al de Radionet. A diferencia de Juan Gossaín, quien ha logrado consolidarse como el número uno en los estudios de sintonía con base en el esquema original de su programa matinal, y del nuevo fenómeno de la radio, Julio Sánchez Cristo _quien le introdujo novedosos desarrollos a ese mismo esquema, agregándole elementos frívolos de gran taquilla, y se ganó así una franja muy importante de los oyentes hasta convertirse en el líder en clase dirigente_, Arizmendi le había dado a sus informativos un contenido cada vez más noticioso _y por lo tanto más cercano a lo que quiere Radionet_, lo que significa que la competencia para él será mucho mayor. Los resultados, de todas maneras, se conocerán muy pronto. La verdadera guerra empieza el 20.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.