Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2015 9:00:00 AM

La tutela que reintegró al gerente de Sayco

Un recurso ordenó que el reconocido compositor Nino Caicedo volviera a la entidad. Él ve un complicado panorama, y dice que intentará dar su última pelea.

El año pasado dos tutelas interpuestas en el departamento de Magdalena le ordenaron a la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco) reintegrar a Rafael Enrique Manjarrés, Félix Carrillo, Conrado Marrugo y Guillermo Zea, exmiembros del Consejo Directivo de la sociedad, quienes fueron destituidos e inhabilitados por la Dirección Nacional de Derechos de Autor (DNDA) en abril del año pasado.

Cuando llegaron, la primera decisión fue destituir a Saturnino ‘Nino’ Caicedo el 22 de dicembre del 2014. Sin embargo, el paso de estas personas por la Junta Directiva fue bastante efímero, pues la DNDA impugnó el fallo y ganó en segunda instancia. “Su paso fue transitorio, pero tomaron decisiones definitivas como la que hasta hoy me tuvo por fuera de la Gerencia”, dijo Caicedo a Semana.com

Hace dos semanas el Juzgado Segundo de Sucre emitió un auto en el que ordenaba provisionalmente la restitución del maestro Caicedo, pero la Junta Directiva no acató la decisión. El asunto no paró allí, pues hace dos días el juzgado emitió sentencia de primera instancia en la que confirma la reincorporación. Nino Caicedo habló con Semana.com sobre su restitución, la corrupción dentro de Sayco y los motivos que, según él, llevaron a que lo sacaran de la entidad.

Semana.com: ¿Bajo qué argumento lo destituyeron en diciembre?

Nino Caicedo:
La anterior Junta Directiva regresó a finales del año pasado gracias a una tutela y me sacaron diciendo que yo no cumplía los requisitos para ser gerente. Se inició una investigación sobre ese aspecto, pero me destituyeron cuando aún el proceso estaba en curso y no había una decisión de fondo.

Semana.com: ¿Y a usted le parecía válido ese argumento?

N.C.:
No.Todo se ‘cuajó’ cuando esa Junta Directiva todavía estaba por fuera de Sayco. Los directivos fueron sancionados por la DNDA y los sacamos, guiándonos por los estatutos de la entidad que dicen que cuando un funcionario de nivel alto es sancionado debe salir de la organización. Esa fue la verdadera razón de mi salida. Tan falsos eran sus argumentos, que la DNDA en febrero dijo que yo sí cumplía los requisitos para ser gerente.

Semana.com: ¿Cómo se dio su reintegro a la gerencia de Sayco?

N.C.:
Unos compositores en Sucre creyeron en mi labor e interpusieron una tutela. A finales de junio salió un auto ordenando mi reincorporación pero Sayco no lo acató. Los abogados de la sociedad pasaron una carta pidiendo aclaración y el juez les contestó con la sentencia definitiva que salió el lunes 6 de julio. Estoy esperando que el Consejo Directivo se reúna y saque el correspondiente documento para que yo pueda regresar. El juez les dio 48 horas, que ya se vencieron, y está en manos de ellos si cometen doble desacato a la justicia.

Semana.com: Pero con todos los problemas allá dentro, ¿usted quería volver?

N.C.:
Unos pocos días antes de que salieran el auto y la sentencia fue cuando me enteré que habían puesto una tutela para pedir mi reintegro. La verdad yo no tenía muchos deseos de regresar.

Semana.com: ¿Por qué?

N.C.:
No es fácil entrar a defender una sociedad donde hay un grupo grande que no quiere acabar con la corrupción. Cuando llegué a la gerencia pensaba que todos los socios querían limpiar Sayco y trabajar en equipo, pero hay intereses personales muy fuertes. Hay unas ‘fortalezas’ que aprendieron a caminar y ganar dinero sin tener obras que lo generen. Estoy convencido que si tu obra no es reproducida y no genera dividendos, no puedes pretender vivir de ella. Y eso es algo que muchos compositores no me perdonan. Cuando me felicitan por mi reintegro, más bien pienso que me están dando un sentido pésame (risas).

Semana.com: ¿Qué es lo primero que va a hacer cuando asuma otra vez la gerencia?

N.C.:
Lo primero será revisar seriamente qué se ha hecho en estos seis meses, una auditoría juiciosa que pienso mostrársela a todos: Ministerio del Interior, medios de comunicación y sociedad en general. Sé que otra de las razones para que no me quieran en Sayco es que me baso en la transparencia y a muchos no les gusta que yo cuente lo que pasa. Quieren mantener a Sayco como un ente cerrado y corrupto.

Semana.com: Siendo así, ¿no cree que otra vez intentarán sacarlo a como dé lugar?

N.C.:
¡Claro! Precisamente por eso no quería volver. Como compositor quiero a Sayco, pero voy a limitarme a hacer una revisión de lo que pasa y si esos grupos oscuros que hay dentro quieren seguir en la trampa y la mentira, pues entrego el informe, me retiro, y continúo con mis proyectos personales.

Semana.com: ¿De qué proyectos habla?

N.C.:
Estoy dedicado a escribir canciones para el próximo álbum de Orquesta Guayacán. Además, estos seis meses me dediqué a descansar, a recuperarme del desgaste de 18 meses cuando estuve al mando de la sociedad.

Semana.com: ¿No ha considerado retirar sus obras de Sayco?

N.C.:
Confieso que sí. Uno se cansa de que las cosas no mejoren, lo malo es que si te pasas a una sociedad en otro país, los beneficios son menores porque tú música suena más en tú país. He oído de muchos compositores que piensan crear una segunda sociedad y hacer sana competencia. El verdadero problema del compositor colombiano es que no conoce a cabalidad los derechos reales que generan sus obras.

Semana.com: ¿Cómo así que no conocen sus derechos?

N.C.:
Los compositores que más generan con sus obras son los que menos conocen sobre Sayco. Artistas como Iván Calderón, Jorge Celedón, Juanes, Andrés Cepeda, Carlos Vives, son de los que más suenan en el país. Yo los invito a que se interesen en esto, porque también es de ellos, y como dicen por ahí: “Una sola golondrina no hace verano”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.