Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/1998 12:00:00 AM

RELACIONES PELIGROSAS

Hugo Chávez, el más firme candidato para ser Presidente de Venezuela, tendría un pacto secreto de no agresión en la frontera con el ELN y las Farc.

El hombre que desvela hoy a los venezolanos es un líder populista que trató de dar un golpe de Estado hace seis años, que pregona a cuatro vientos los ideales de Bolívar, que es visto con gran recelo por el gobierno de Washington _que decidió cancelarle su visa_ y que es un fanático de Jesús de Nazareth. Se trata del polémico coronel Hugo Chávez Frías, quien según las encuestas es el gran favorito para ganar las elecciones presidenciales de Venezuela el próximo 6 de diciembre. Eso tiene a más de un venezolano con los pelos de punta.
Desde que el coronel Chávez se convirtiera en el hombre de moda en Venezuela sus opositores no han perdido el tiempo en buscar historias en su pasado que les permita 'derrocarlo' de ese liderato que hoy prácticamente le da el triunfo sobre el segundo en las encuestas, Enrique Salas Römer y la tercera, la ex miss universo Irene Sáez, quien hasta hace algunos meses era considerada como la primera mujer en ese país que llegaría a ocupar el cargo de Presidente.
Pero a Chávez todavía le falta por recorrer un espinoso camino antes de lograr su victoria. La semana pasada se le atravesó un duro escollo cuando el famoso escritor y periodista Andrés Oppenheimer, junto con Tim Johnson, publicaron un artículo en The Miami Herald en el que denuncian que el coronel golpista que aspira a la presidencia de Venezuela ha tenido vínculos con rebeldes marxistas de ese país, así como también con grupos insurgentes colombianos. Los dos periodistas citan como fuentes a altos funcionarios de inteligencia del gobierno venezolano.
La información, que causó gran estupor en Caracas, señaló, entre otras cosas, que Chávez controla una milicia secreta que posiblemente se ha entrenado con los grupos guerrilleros colombianos. Además, que el ex coronel ha recibido ayuda de Libia y de Cuba para entrenar y organizar su movimiento político. El artículo publicado por The Miami Herald indicaba que los documentos recopilados por los servicios secretos de inteligencia en Venezuela retratan a un Chávez diferente, más radical, un "hombre con extensos contactos personales con los rebeldes venezolanos a través de los años y cuyos asesores se han reunido con los guerrilleros colombianos por lo menos una docena de veces desde 1996".

Los contactos
En Colombia el tema es familiar para los organismos de inteligencia. De acuerdo con informaciones obtenidas por SEMANA, el coronel Chávez ha mantenido estrechos vínculos con el Ejercito de Liberación Nacional (ELN). Según esos documentos, el primer contacto entre el coronel golpista con ese grupo subversivo ocurrió en agosto de 1995, cuando Chávez sostuvo un encuentro en un lugar del departamento de Arauca con Nicolás Rodríguez Bautista, alias 'Gabino'. En esa oportunidad Chávez le pidió al hoy máximo comandante del ELN protección para su vida, después de haber quedado en libertad, dos años después del intento de golpe contra Carlos Andrés Pérez. Una fuente de los organismos de inteligencia, que pidió reserva de su nombre, dijo a SEMANA que el ex coronel permaneció por varios meses en territorio colombiano, especialmente en Norte de Santander, protegido por el ELN.
Sobre este episodio SEMANA consultó al segundo hombre del ELN, Antonio García, quien enfáticamente rechazó las acusaciones y señaló que ese movimiento guerrillero "nunca ha tenido amistad con Chávez". Sin embargo la labor desarrollada por los agentes de inteligencia detectaron otros encuentros de Chávez con la insurgencia colombiana. El primero de ellos a comienzos de 1997 con miembros de la Coordinadora Che Guevara, de las Farc, que tiene a su mando el entrenamiento de guerrilleros que después pasan a las diferentes filas de sus frentes. Las reuniones de las Farc también fueron con los movimientos guerrilleros de Venezuela Bandera Roja y Desobediencia Popular, que hoy apoyan la candidatura de Chávez a la presidencia de ese país.
Otro de los contactos que tuvo Chávez se efectuó en enero de 1998 con miembros del X frente de las Farc. En ese entonces su comandante convocó a una serie de conferencias políticas y, según informes de inteligencia, el candidato presidencial venezolano se hizo presente y participó activamente en esas reuniones.
Pero no sólo los organismos de inteligencia han logrado detectar los encuentros de Chávez con los grupos subversivos colombianos. El 19 de abril pasado se interceptó una radiocomunicación de los comandantes de los frentes Armando Cacua Guerrero y Domingo Laín, del ELN, cuando sostuvieron una reunión en la finca Nuevo Horizonte, La Fría, estado de Táchira, en la cual se leyó un comunicado enviado por Chávez en el que el ex oficial dejó entrever que estaba a favor de la revolución tanto en Colombia como en Venezuela. En total los organismos de inteligencia han logrado establecer cinco encuentros de Chávez con comandantes guerrilleros tanto del ELN como de las Farc.

Controles
Este trabajo de inteligencia se ha hecho con la colaboración de la Guardia Nacional venezolana. SEMANA entrevistó a uno de sus oficiales, quien manifestó que por tratarse de una información tan confidencial le era imposible suministrar mayores detalles sobre el trabajo que se estaba realizando. "Sólo puedo decirles que esos encuentros se llevaron a cabo y nosotros tenemos información muy valiosa que así lo comprueba", señaló el oficial.
Sobre la conexión de Chávez con los grupos subversivos colombianos también se pronunció Rafael Rivas Vásquez, ex director de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención de Venezuela. El ex funcionario le dijo a SEMANA que desde hace más de cinco años ese organismo tenía una serie de informaciones sobre los vínculos del ex militar con movimientos guerrilleros colombianos.
Frente a estos delicados señalamientos SEMANA trató de ubicar al coronel Chávez para conocer su versión pero fue imposible. El candidato a la presidencia de Venezuela se pronunció el miércoles de la semana pasada a raíz de las denuncias del Miami Herald y fue enfático en afirmar que "esas historias son total y completamente falsas. Durante los últimos cinco años han tratado de destruirme política y moralmente".
La pregunta que hoy se hacen sus seguidores y opositores es qué tanto daño le pueden hacer a Chávez esos encuentros con la guerrilla en su carrera hacia la presidencia. Rivas señaló a SEMANA que de tener la prueba reina de esas reuniones Chávez no llegaría a la presidencia porque los venezolanos no van a permitir que los grupos subversivos ganen tanto terreno como lo han hecho en Colombia. Para los seguidores de Chávez, simplemente esos encuentros reflejan su ideal político y el revivir los sueños de libertad pregonados por Simón Bolívar. En la recta final de una campaña política, como la venezolana, que se ha caracterizado por sus giros tan radicales, cualquier cosa podría ocurrir con un polémico candidato que se atrevió a impulsar un golpe de Estado que fracasó y que en diciembre, por medio del voto, tratará de llegar a la presidencia de Venezuela.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.