Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2015 10:00:00 PM

Primera gran crisis del uribismo en Bogotá

La renuncia de Miguel Uribe, director del Centro Democrático en la capital, destapa duras controversias en torno a los avales para las elecciones de octubre.

El Centro Democrático, que en menos de dos años de existencia se había mostrado como una organización cohesionada y disciplinada bajo el faro del expresidente Álvaro Uribe, no está exento de los pecados que afectan a los partidos tradicionales. Enconadas disputas internas entre sus militantes empiezan a salir a flote, por lo menos en uno de los capítulos más importantes del partido: el de Bogotá.

Miguel Uribe, quien el año pasado fue elegido casi que por unanimidad director del Centro Democrático en la capital, presentó su renuncia a este cargo directivo, aunque aclaró que seguirá siendo miembro del partido. Este jueves le dirigió una carta al expresidente Álvaro Uribe en la que le dijo: “ayudé a crear y fundar el Centro Democrático. No voy a participar en su destrucción”.

“Tengo que proteger mi integridad y mi imagen porque están siendo vulneradas por personas inescrupulosas, molestas debido a que mi gestión ha sido obstáculo para sus intereses personales”, agrega Uribe en la carta. La renuncia del director del Centro Democrático se produce en momentos en los que el partido define los avales para las elecciones del próximo 25 de octubre y, según fuentes consultadas, la puja ha precipitado fuertes diferencias internas.

Una versión conocida por Semana.com señala que dos mujeres que aspiran a ser avaladas como candidatas al Concejo de Bogotá tenían como obstáculo a Miguel Uribe. Las aspirantes, según fuentes consultadas, “intentaron armarle gavilla” al director, con el propósito de sacarlo y así despejar el camino para conseguir el aval.

La dirección del Centro Democrático en Bogotá está integrada por 23 personas, que, en teoría, eligen director único, y al parecer las dos candidatas habían logrado convencer a la mayoría para sacar a Miguel Uribe de la dirección. Sin embargo, Álvaro Uribe, Óscar Iván Zuluaga y Francisco Santos, el candidato a la alcaldía de Bogotá, dijeron que el director se debía escoger con su respectivo consentimiento.

Se conoció que Miguel Uribe había manifestado su rechazo a que el Centro Democrático les diera el aval porque estas mujeres son cercanas al grupo político del exconcejal Hipólito Moreno (ex de La U), uno de los condenados por el carrusel de la contratación.

Y el episodio que agudizó estas disputas se produjo tras la consulta interna del partido el pasado domingo donde, según varios dirigentes del Centro Democrático, los resultados fueron muy adversos. En principio se trató de endilgar la responsabilidad a Miguel Uribe, pero él asegura que los responsables son los líderes políticos que tienen que buscar los votos en la calle, mientras su labor es gerenciar y hacer respetar los estatutos.

Los delicados señalamientos que se han hecho de uno y otro lado serán asunto que encare el propio expresidente Álvaro Uribe, pues una de sus principales apuestas es convertir su partido en una de las fuerzas más importantes de la capital.

A continuación, la carta de Miguel Uribe a Álvaro Uribe Vélez:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.