Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2014 12:00:00 AM

Cayó la directora del CTI Maritza Escobar

La funcionaria presentó su renuncia tras el escándalo revelado en SEMANA por Daniel Coronell. Fiscal la aceptó.

El nombramiento de William Escobar en un cargo administrativo en la Fiscalía revelado en la columna de Daniel Coronell, produjo su primera consecuencia. La directora del CTI, Maritza Escobar, hermana William, renunció al cargo en la noche de este lunes después del escándalo que produjo ese nombramiento. El fiscal general, Eduardo Montealegre la aceptó.

El hermano de la alta funcionaria, según la columna, presentaba antecedentes de presuntos delitos que a la hora de su escogencia se habrían desconocido. En fin, su nombramiento cayó muy mal.

Luego de la revelación el nombramiento fue reversado por parte del fiscal general quien se enteró del asunto el sábado anterior, cuando lideraba una reunión de alto nivel con funcionarios de su entidad en su residencia.

El tema no se quedó en esa órbita y produjo otras respuestas que hacían incómoda la permanencia de Maritza en la entidad. El mismo lunes el director de la Red de Veedurías, Pablo Bustos, interpuso una denuncia contra la funcionaria ante el fiscal general, superior jerárquico de la directora.

Según Bustos, Maritza Escobar habría incurrido en los presuntos delitos de tráfico de influencias, falsedad en documento privado, concierto para delinquir y violación al régimen de incompatibilidades.

Según la Red de veedurías, William Escobar “habría recibido un tratamiento especial, incluido el archivo de varias investigaciones penales en su favor por la Fiscalía, incluida una cuando fuera vinculado penalmente por presuntos vínculos con el paramilitarismo. Fue archivada o cerrada con extraordinaria rapidez, sin mediar investigación alguna, a raíz del alto cargo de su hermana”, precisa el documento.

La denuncia cuestiona que la directora del CTI no hubiese puesto en conocimiento su parentesco con William Escobar, ni que se hubiese declarado impedida para tener acceso a su calificación y estudios de seguridad y, a las “falsas aseveraciones contenidas en la hoja de vida”, precisa el documento.

Al mismo tiempo Bustos presentó una queja disciplinaria en el despacho del procurador general con el fin de que el Ministerio Público investigue el episodio y defina si la alta funcionaria cometió fallas en su acción administrativa.

Bustos formuló también denuncia contra el fiscal general en la Comisión de Acusaciones con el fin de que se investigue el conocimiento que tuvo sobre la vinculación del hermano de la directora del CTI aun cuando existían informaciones sobre presuntos vínculos de este con grupos al margen de la ley e irregularidades dentro del proceso de vinculación a la entidad.

En diálogo con Semana.com, Pablo Bustos manifestó que su organización hará un estricto seguimiento a su solicitud de investigación. “Esperamos que esta denuncia tenga su trámite normal y no presente anormalidades en los entes de investigación. La realidad es que Maritza Escobar debió poner en conocimiento de sus superiores las anomalías en la hoja de vida de su hermano William”.

De esta manera termina la era de Maritza Escobar al frente de una de las entidades más importantes del sector judicial. Una funcionaria que era del primer anillo de funcionarios del fiscal general y que tenía toda la confianza del jefe del ente investigador. Pero se equivocó al no frenar el nombramiento de su hermano en un cargo administrativo a sabiendas que no solo se veía mal, sino que estaba, quizá, escondiendo sus antecedentes.

¿Quién es el nuevo director del CTI?

El fiscal general, Eduardo Montealegre, no demoró en reemplazar a Matiza Escobar al frente del Cuerpo Técnico de Investigaciones del ente acusador. Se trata de Luis González León, un abogado santandereano con amplio recorrido en la institución.

Se desempeñó como director nacional de Fiscalías, bajo la administración de Mario Iguarán y fue quien le dio vida  a la Unidad de Justicia y Paz, donde se llevan cientos de proceso acerca de los delitos y atrocidades que cometieron los miembros de los grupos paramilitares.

De allí pasó a la Unidad de Bandas Criminales, desde donde la Fiscalía le dio duros golpes a delincuencia organizada que quedó del desmonte de las estructuras paramilitares. Ahora se enfrenta al duro reto de sacar adelante uno de los cuerpos de investigación más importantes del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.