Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/01/27 11:39

Un uribista en la Casa de Nariño

La presencia del opositor Edward Rodríguez en el palacio presidencial genera malestar en una de sus colegas de bancada, Tatiana Cabello. El congresista explica los motivos de su visita.

El representante Edward Rodríguez, sonriente, en su extraña visita a la Casa de Nariño Foto: @ernestoyamhure

No deja de ser extraño, o por lo menos muy curioso, ver a un congresista del Centro Democrático en la Casa de Nariño. El partido de Álvaro Uribe se ha convertido en el mayor opositor del gobierno de Juan Manuel Santos, y desde que tienen representación en el Congreso (julio de 2014) nunca se ha visto a un uribista desfilando por la sede presidencial, como sí lo hacen los congresistas que pertenecen a los partidos de la coalición de gobierno.

Por el contrario, y acatando instrucciones del expresidente Uribe, los miembros del Centro Democrático han rechazado las numerosas invitaciones que ha hecho el propio mandatario con el fin de tender puentes con la oposición.

Los únicos acercamientos que se han conocido hasta ahora fueron aquel encuentro del entonces ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez, quien fue al Capitolio a entrevistarse con Uribe en la oficina del senador. Humberto de la Calle, el año pasado, también sostuvo un encuentro con el expresidente, y su entrevista también tuvo lugar fuera de la Casa de Nariño.

Este miércoles, el representante a la Cámara Edward Rodríguez se dejó ver muy sonriente por la Casa de Nariño. Él mismo hizo pública su presencia, pues en sus redes sociales subió fotografías que registraban su visita al palacio presidencial. Una sede que no desconoce, pues entre 2010 y 2014 fue uno de los cercanos asesores del vicepresidente Angelino Garzón.

Sin embargo, su presencia molestó a una de sus colegas de bancada del Centro Democrático, la también representante por Bogotá Tatiana Cabello, en su calidad de vocera de la bancada censuró a su compañero por su presencia en la Casa de Nariño. "Somos un partido disciplinado y coherente", insistió.  

La presencia de Rodríguez en la Casa de Nariño, hasta el momento, no ha sido objeto de un pronunciamiento oficial de los directores del partido, y se desconoce si el tema tendrá mayor trascendencia. Cabello asegura que será un  asunto a tratar en la próxima reunión de la bancada de congresistas.

Rodríguez se mostró “adolorido” por la reacción de su compañera, y explicó a Semana.com los detalles de su reunión en la Casa de Nariño.Aseguró que se trataba de una reunión entre miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el exclusivo club de países al que Colombia aspira ingresar y que se le ha vuelto una obsesión para el presidente Santos.

El encuentro fue coordinado por el Ministerio de Justicia, y fueron invitados congresistas que hicieron parte de las discusiones de la reforma a la justicia. Allí también estuvieron presentes asesores de los parlamentarios Harry González y Angélica Lozano.

“Los miembros de la OCDE querían tener la visión de nosotros como oposición  sobre la reforma a la justicia. La reunión fue en la Casa de Nariño y no me las iba a dar de orgulloso y exigirles que vinieran a mi oficina. La OCDE es un organismo internacional muy serio”, dice Rodríguez.   

El representante del uribismo, además, confesó que en la reunión expuso los puntos de vista de su partido frente a los temas de la justicia. “Mencioné nuestra preocupaciones por los problemas de independencia y autonomía de la rama, por la forma como se están eligiendo los magistrados, y la situación laboral de los jueces. También expuse nuestras preocupaciones sobre el acuerdo de justicia transicional…”.

En la reunión también estuvieron los presidentes de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado, dice que era más de carácter técnico que político. “No me iba yo a meter a la boca del lobo, yo le puse dos denuncias al presidente Juan Manuel Santos en la Comisión de Acusaciones”.

El congresista también aseguró que el expresidente Álvaro Uribe estuvo al tanto de la reunión: “Le comenté de la reunión que tuve con los miembros de la OCDE, los asuntos que advertí. Me dijo que le parecía bien, no le comentpé que fue en la Casa de Nariño. No hemos vuelto a conversar”, dijo Rodríguez.  

Sin embargo, la representante Cabello dice que Rodríguez "miente", pues dice que lo que está haciendo como vocera es transmitir el mismo malestar que la presencia de Rodríguez generó en la cúpula del Centro Democrático. "El expresidente Uribe no lo autorizó y yo soy la vocera del Centro Democrático en la Cámara de Representantes". 

Cabello, además, censura la posición de Rodríguez en el sentido de que "el único escenario para discutir proyectos de ley es el Congreso de la República y no la Casa de Nariño". Rodríguez, a su turno, sugiere que "se quiere armar una tormenta donde no la hay. La ropa sucia debe lavarse en casa, y no filtrarse a los medios”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.