Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/03/04 15:15

Las dos polémicas de la visita pedagógica de las FARC en Cauca

El procurador asegura que se restringió la libertad de prensa y se despejó un territorio para la guerrilla. Gobierno aclara los protocolos que regulan la presencia de os jefes de las FARC en el país.

En la imagen, momento en que guerrilleros de las FARC impiden el paso de periodistas a la vereda El Roble, donde jefes guerrilleros reanudaron sus visitas pedagógicas en los campamentos. Foto: Carlos Gutiérrez / Caracol Noticias

Buenos Aires es uno de los 42 municipios de Cauca, uno de los departamentos más afectados por el conflicto armado. Limita al sur con el municipio de Suárez, donde fue abatido, en octubre del 2011, el que en ese momento era el máximo jefe de las FARC, alias Alfonso Cano. Y fue el lugar donde este viernes se reanudaron las visitas pedagógicas de los jefes guerrilleros para explicar los acuerdos alcanzados en La Habana.

En la vereda El Roble, a una hora y media del casco urbano de Buenos Aires, en un lugar que parece abandonado a su suerte, aterrizó en un descampado un helicóptero con emblemas de la Cruz Roja. De la nave descendieron 15 personas, entre ellas Pablo Catatumbo, Pacho Chino, Marcos Calarcá y Leonel Páez. Tras saludar de abrazo a varios guerrilleros que los esperaban, se subieron en varias camionetas y se adentraron por un camino destapado hasta lo más alto de una montaña. Este viernes no había fuerza pública, la seguridad de la zona estaba en manos de varios guerrilleros de las FARC.

La presencia de los jefes guerrilleros haciendo pedagogía no genera extrañeza, pero tras el episodio de Conejo, en La Guajira, donde violaron los protocolos que establecían la prohibición de tener contacto con la población civil, estas visitas pedagógicas se volvieron foco de atención.

La visita de los guerrilleros a Buenos Aires era la primera tras aquel “impasse”, que tuvo estancado el proceso de paz por una semana y generó tanta controversia como la de Conejo.

Esta vez dos asuntos generaron polémica. Primero, la restricción a la prensa, pues en la vereda El Roble guerrilleros impidieron el paso de varios periodistas, como el encargado de cubrir la información para Caracol Noticias. Y segundo, porque la seguridad en la zona estuvo en manos de las FARC.

Particularmente crítico con estas visitas pedagógicas estuvo el procurador Alejandro Ordóñez. Para él hubo dos hechos irregulares. De un lado, la restricción a la libertad de prensa, pues calificó de inaudito imponer tal prohibición pues esa determinación restringe el derecho de los ciudadanos a ser informados, y de otro, la seguridad de los habitantes de Buenos Aires. El Ejército se ubicó a cerca de dos horas de Buenos Aires, en el municipio de Timba.

Para Ordoñez, “hemos revivido los días en los que las FARC hacían retenes. Hemos revivido los días en los que la institucionalidad se feriaba y la fuerza pública terminaba protegiendo a la guerrilla y desprotegiendo a los ciudadanos”.

Un uribista, el senador Ernesto Macías, dijo que estamos ante una pequeña zona de despeje. “No entiendo cómo en el Congreso tramitan un proyecto para poder despejar zonas, cuando ya se están adelantando estos despejes”.

El Gobierno aclaró que fueron las delegaciones en la Mesa de Conversaciones las que acordaron: “No debe haber ningún tipo de divulgación, tampoco edición de productos audiovisuales con fines de difusión ni presencia de medios de comunicación regionales, nacionales y extranjeros”.

Esos son los términos acordados, entre otros, en un protocolo que deben observar las FARC durante el transcurso de sus visitas de pedagogía. “Es entonces una regla que deben cumplir las FARC. No se trata en ningún caso de una limitación impuesta por el gobierno nacional, ni mucho menos por la Mesa de Conversaciones, a los medios de comunicación”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.