Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2012 12:00:00 AM

Retaliaciones sería el móvil de explosiones en Cali y Popayán

Una bomba en Popayán y dos petardos accionados en Cali dejaron un saldo de 11 personas heridas. Las acciones tendrían como fin vengar recientes golpes de las autoridades.

Todo parece indicar que la escalada terrorista que vivieron Popayán y Cali este viernes está relacionada con venganzas de los grupos criminales golpeados por las autoridades en esa región del país en los últimos días.
 
A esa conclusión llegaron las autoridades de Popayán y Cali, luego de evaluar los atentados perpetrados en la madrugada y mañana de este viernes y que causaron conmoción en las dos ciudades con un saldo de 11 personas heridas y cien viviendas afectadas.
 
Mientras en la capital caucana se cree que la detonación de un explosivo compuesto por 70 kilos de R1 contra las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), de la Fiscalía, tenía como propósito liberar a un temido guerrillero recientemente capturado por el Ejército; en Cali piensan que el atentado es una retaliación delincuencial por los golpes recientes que la Policía le ha propinado a varias bandas de la ciudad.
 
La hipótesis sobre el rescate del subversivo surge porque en la sede de la URI de Popayán estaba detenido alias 'Álex' o 'Poca Lucha', cuarto cabecilla con más de 12 años de experiencia en la columna móvil Jacobo Arenas y considerado hombre de confianza del abatido jefe de las FARC, 'Alfonso Cano'. Su captura se produjo justo el jueves 30 de agosto durante una operación desarrollada por la Vigésima Novena Brigada del Ejército en El Tambo, Cauca.
 
En el dossier de 'Poca Lucha' figuran anotaciones como autor de los atentados terroristas contra el peaje de Piedra Sentada en El Bordo; atentados contra la fuerza pública de la región; el secuestro y el asesinato de dos auxiliares de la policía en el cerro Santa Ana en El Tambo; el robo al Banco Agrario del mismo municipio, secuestro y el asesinato de dos estudiantes, entre otros. Por todo lo anterior oficiales del ejército creen que la bomba tenía como propósito vengar su captura y de paso facilitar su fuga.
 
En esa misma línea de investigación se mueve la Policía para determinar los autores de los dos petardos que causaron heridas a seis policías y dos civiles, entre ellos un reportero gráfico del diario El Tiempo.
 
Para el general José Alejandro Castañeda, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, todos los caminos apuntan a que esas acciones fueron perpetradas por delincuencia común y no la guerrilla. “Creemos que la banda de alias 'el anticristo' es quien ejecutó el atentado. Ya lo habían hecho en diciembre pasado y en ese mismo sitio y por la misma razón: responder con violencia a los golpes que le hemos propinado”, argumentó el oficial.
 
Agregó que las FARC quedan descartadas por ahora de ese atentado porque rara vez cometen acciones con el único objetivo de asustar o contener la vigilancia de la policía que se mueve por varios sectores de la ciudad. “Cuando quieren atacar a la fuerza pública recurren a métodos más horrendos como dejar bombas cercanas a una estación o un CAI”. 
 
Los dos petardos de Cali estallaron justo este viernes 31 de agosto, la misma fecha en que las FARC hicieron estallar, tres años atrás (2009), un campero cargado con 100 kilos de explosivos que tenía como propósito destruir el edificio del Palacio de Justicia, una acción en la que murieron cuatro civiles, 26 resultaron heridos y se registraron pérdidas por $6.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.