Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/29/2017 2:18:00 AM

Cumbre de fiscales de Colombia y EE.UU. en la Clínica del Country

En un inusual escenario se selló la alianza para perseguir a los corruptos. Con el primer gran golpe, la captura con fines de extradición del fiscal anticorrupción Gustavo Moreno, surgen interrogantes: ¿cómo se hará la devolución de capitales?

Estaba anunciada, sin embargo, la noticia de la primera extradición de un colombiano a Estados Unidos por un hecho de corrupción tuvo más de una sorpresa. Con escándalos como Odebrecht y la Operación Lezo en desarrollo -además de procesos emblemáticos como el ‘carrusel‘ de la contratación aún vivos- el boleto de envío a Estados Unidos se lo terminó ganando el jefe de fiscales a cargo de aplicar todo el peso de la ley a los responsables de estos hechos.

Luis Gustavo Moreno Rivera, fiscal delegado ante tribunal, recibió un anticipo de 10.000 dólares en Miami como parte de un soborno para dejar de investigar al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons. El hecho, documentado con ayuda de la DEA, vuelve a golpear la moral de la Fiscalía, sin embargo, hace parte de la política de limpiar la casa que trae el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

La siguiente sorpresa de este triunfo alcanzado por ambos países  corrió por cuenta de la inusual celebración: contrario a cualquier pronóstico no se dio frente a los reflectores y las cámaras. Un accidente familiar de Néstor Humberto Martínez llevó a que esta alianza binacional para perseguir a los corruptos se sellara con el fiscal adjunto de Estados Unidos, Kenneth Blanco, en medio de enfermeros y especialistas de ortopedia de la clínica del Country.

Por más de que Néstor Humberto Martínez se anticipó hace varios meses a alertar a través de los medios de comunicación que agentes federales tenían esta lupa en Colombia, una lesión lumbar de la que se recupera le impidió poder entregar los detalles del escándalo que sacude a la entidad. El giro que marca esta alianza tiene una gran trascendencia.

En 2011, en un caso como de película, el abogado Ramón Ballesteros fue capturado en plena audiencia ante la Corte Suprema de Justicia. Había viajado a Estados Unidos como apoderado del exsenador Luis Alberto Gil (después sentenciado) a ofrecerle a un paramilitar 100.000 dólares para que cambiara su testimonio en favor de su cliente. Este es el único antecedente que tiene Colombia de una operación conjunta de similar magnitud. Diferente a lo que acaba de ocurrir con Moreno, la justicia de ese país nunca solicitó al abogado en extradición y la foto quedó para el registro en Colombia. Esto pese a que las autoridades estadounidenses documentaron el hecho y la conducta ilícita se cometió allá.

Sin embargo, el episodio del Country, según se registró en un comunicado, es el comienzo de un compromiso en la cooperación binacional para poner en marcha investigaciones, intercambio de información y mecanismos para aplicar la extinción de dominio sobre bienes comprometidos con hechos ilícitos en los dos países. El estrechón de manos de ambos fiscales se concretó este miércoles con avances: la captura con fines de extradición de Luis Gustavo Moreno cuya investigación se inició en Colombia y terminó en Estados Unidos.

Para el abogado penalista Iván Cancino es bueno que exista una colaboración eficaz y que ambos países se fijen la meta de acabar con la corrupción. "La cooperación mutua está dirigida a evitar fuga de capital, que se vayan asiladas personas que incurrieron en estas conductas, ahora les están quitando la visa sin que haya condena, lo cual me parece injusto, pero es un acuerdo para cerrarles las fronteras a estas personas investigadas", dijo.

Explica que de acuerdo con el convenio de lucha contra la corrupción cualquiera de los dos países puede juzgar a los responsables de estas conductas, siempre y cuando el delito haya ocurrido en ambos territorios (entiéndase que la conducta ilícita inició o terminó en determinado país). Por lo que en el caso Moreno, los requisitos están dados para que Estados Unidos continúe con el trámite de extradición.

Cancino llama la atención, sin embargo, de la necesidad de que existan reglas claras con Estados Unidos de devolución de capitales, con el fin de que la fortuna que los corruptos consiguieron con dineros públicos no se quede en el exterior.


En una audiencia en los juzgados de Paloquemao fueron legalizadas las pruebas recogidas durante los allanamientos a la oficina de Moreno y su apartamento. En bolsas negras, los fiscales pusieron en conocimiento de los jueces documentación, cinco celulares (dos que portaba y tres que tenía en su casa), un computador Mac y Discos Duros, además de 12 millones de pesos en efectivo que le fueron incautados. 

Todas estas evidencias serán analizadas en Colombia. Y mientras espera su trámite de extradición a Estados Unidos en el pabellón de extraditables de La Picota, se fijó para este 14 de julio la fecha de imputación contra Moreno por el delito de concusión ante el tribunal Superior de Bogotá.

En el terreno de lo diplomático, la próxima cita de Néstor Humberto Martínez con la justicia de Estados Unidos será el 18 de julio, cuando se reunirá con el fiscal general de ese país, Jeff Sessions, en Washington. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.