Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/11/19 20:38

Los funcionarios que quieren llegar a la Personería

Actual personero, contralor y un procurador distrital aspiran a quedarse con el cargo.

El personero Ricardo Cañón (der) quiere reelegirse, el contralor Diego Ardila espera reemplazarlo. Foto: SEMANA

La lista de candidatos a la Personería de Bogotá podría alcanzar a 100 aspirantes, pero ya hay nombres que se resaltan en los mentideros políticos y que están moviendo fichas para quedarse con un cargo que es muy apetecido en el Distrito.

La Personería no sólo es un ente de control capaz de sancionar e inhabilitar funcionarios, también cumple una función social: respalda a los ciudadanos en procesos jurídicos y en defensa de los derechos humanos. En definitiva, un cargo que representa una alta proyección política.

Pero también es un ente poderoso que tiene un presupuesto de 85.000 millones de pesos y una planta de personal de 900 empleados, aunque la mayoría de carrera.   

Para algunos todavía falta mucho tiempo para la elección, ya que la apertura de la convocatoria que hace el Concejo arrancará entre mediados de diciembre y principios de enero del 2016. Pero a pesar de ello, Semana.com conoció que tres pesos pesados aspiran a quedarse con el cargo.

El primero de ellos es el actual personero, Ricardo Cañón. Muchos destacan que no fue un funcionario de bolsillo de la actual administración. Por el contrario, le hizo un fuerte control político al alcalde Gustavo Petro.

En diálogo con Semana.com, Cañón no descartó ni negó su aspiración, pero sí dijo que la ciudad no está endeudada con su labor. “Estoy agradecido, pero respeto la institucionalidad”, señaló a este portal. Para él no es tiempo de pronunciarse y espera a que se abra la convocatoria para tomar la decisión.

Otro que aspira es el actual contralor, Diego Ardila, quien quiere hacer el enroque entre la Contraloría y la Personería. Para algunos concejales él es una ficha fuerte, pues durante su período fue un funcionario que ayudó a los cabildantes con datos y documentos para que hicieran control político a la administración de Petro. “Cuando el proceso inicie, tendremos que tomar decisiones”, le dijo el alto funcionario a este portal.

Otro aspirante


El tercero de los candidatos con más opciones es el procurador distrital Uno, Fabio Becerra Heredia, quien tiene el apoyo de un sector de Cambio Radial que, como bancada mayoritaria -nueve concejales-, quiere imponer el personero de la ciudad.

Se sabe que dentro de las reuniones de la nueva bancada, el nombre de Becerra ha sonado mucho. Algunos cabildantes dicen que ya han recibido llamadas del procurador para ponerse a su disposición.  

Lo cierto es que Becerra fue uno de los tres procuradores que en agosto archivaron la investigación contra 12 concejales y exconcejales de Bogotá por el “carrusel de la contratación”, investigación que el procurador Alejandro Ordóñez ordenó reabrir.

Sobre el procurador, quien dice que quiere servirle a Bogotá desde cualquier lugar, pesa un señalamiento: su hermano Juan Carlos Becerra es edil de la localidad de Barrios Unidos y hace parte del equipo político del concejal Julio César Acosta, investigado por la Fiscalía por aparentemente haberse beneficiado de contratos con el Acueducto de Bogotá.

En su defensa, el procurador Becerra señaló que él llegó al proceso contra los concejales cuando ya estaba adelantado y se necesitaba agilizar el trámite. Alegó que el fallo dependió de la información de la Fiscalía: “Estábamos muy maniatados”.

Para él, la relación de su hermano con el concejal Acosta no le impide presentar su nombre. “Él hace su cuento y yo hago el mío”, dijo.

Con estos tres nombres en el sonajero arrancó la puja por quedarse con uno de los cargos más importantes en la capital, una entidad desde donde se tiene un enorme poder sobre la Administración Distrital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.