Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/1994 12:00:00 AM

ROBANDO CAMARA

Muchos candidatos se dan cuenta de que la única forma de llamar la atención es haciendo un poco el oso.

ROBANDO CAMARA, Sección Nación, edición 615, Mar 14 1994 ROBANDO CAMARA
EN UNA CAMPAÑA EN LA cual se han presentado 251 listas al Senado y 123 a la Cámara de Representantes, a los candidatos les está resultando difìcil lograr que los medios les paren bolas y que los votantes los recuerden. La contienda electoral se perfila complicada incluso para los viejos zorros de la polìtica, y todo parece indicar que serán muy pocos los candidatos, que van a lograr votos suficientes para obtener más de dos escaños en las corporaciones.
Pero el reto es aún mayor para aquellos que aspiran por primera vez a una curul y que, a ojos de la opinión, son unos ilustres desconocidos. Por eso, en medio de una avalancha de cuñas radiales, pasacalles, vallas y volantes, algunos de los candidatos han decidido salirse del montón para llamar la atención de los medios. Y el ejercicio es legìtimo, pues no existe la menor posibilidad de que noticieros y periòdicos registren a los más de 1.500 candidatos, o tan siquiera a los 374 cabezas de lista. Un noticiero, que rara vez dedica más de un minuto al cubrimiento de polìtica, se demorarìa un año y medio -exceptuando los fines de semana- para dedicarle un minuto diario a cada uno de estas cabezas de lista. Por esa razón, algunos candidatos se han inventado fórmulas novedosas para robar cámara.
Las modalidades para obtener pantalla constituyen pruebas de verdadero ingenio, y la regla parece ser "todo vale ". Tal vez al que más fácil le ha resultado la labor es a Poncho Rentería, a quien, incluso antes de lanzarse a la contienda electoral, no le importaba hacer excentricidades. Hoy anda paseando por las calles, ìngrimo solo, con una pancarta de latón al hombro. Ingrid Betancur madruga a repartir condones, y en su labor ha llamado más la atención que otros candidatos dedicados a lo mismo, como Alvaro Araújo y Alvaro Forero. Ella tiene la ventaja del sexo, pues es mucho más llamativo que quien regale preservativos sea una mujer. Alirio Gómez Lobo, cuyo lema es darle limpieza y transparencia a la política, decidió bautizar a su movimiento con el nombre de FAB. Las siglas en realidad significan Frente de Avanzada por Bogotá, pero es obvio que la asociación con el detergente más famoso del mundo es un buen gancho. Y otro que no pasará inadvertido es Juan Lozano, quien desempolvó el viejo Cadillac que perteneció a la Presidencia en la época de Eduardo Santos para recorrer en él los barrios de la capital. Pero sin duda el que ha llegado más lejos a la hora de llamar la atención es el candidato a la Cámara Oscar Ortiz González, quien para pedir cita con los directivos de empresas y medios de comunicación envió palomas mensajeras. A las oficinas de gerentes y directores llegaron muchachos en moto llevando una cajita. En su interior venìa una paloma que traía, atado a su pata, un mensaje que pedía anotar allì el dìa y la hora a la cual podìa celebrarse una entrevista. Al responder, se abrieron las ventanas de varias oficinas y las palomas regresaron volando a la sede de la campaña de Ortiz. Hasta ahora no se sabe si todas volvieron sanas y salvas; pero si de llamar la atención se trataba, cumplieron con su cometido.
Ha sido tal el despliegue de estas estrategias electorales en los medios, y tanta la sorpresa del público en las calles, que incluso algunos candidatos a la alcaldìa han decidido hacer otro tanto. El caso de Antanas Mockus es el que mejor demuestra los beneficios de la originalidad, no tanto por lo que esté haciendo sino porque, de no haber sido por su payasada de bajarse los pantalones ante las cámaras, hoy no serìa el candidato favorito de la opinión. Asimismo, Enrique Peñalosa no duda en subirse a las busetas a repartir volantes, pero el propósito no es tanto que los pasajeros los reciban, como que las cámaras de televisión lo registren en recorridos como Unicentro-Germania.
En otras épocas, cuando existìa disciplina de partido y las listas las conformaban las dirigencias, aunque también habìa consignas, vallas y pasacalles, las campañas eran más manejables. Ahora, por cuenta de la circunscripción nacional, las campañas se volvieron uninominales y los tarjetones interminables. El resultado de todo esto es que las originalidades, que antes eran privilegio de Goyeneche y de Regina 11, se han convertido en algo normal.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com