Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/18/2014 12:00:00 AM

Bogotá respira ritmo, armonía y pasión por el rock

Bocanadas de rock, metal, hip hop y reggae se conjugaron este domingo en la segunda jornada del festival.

;
EFE
Bocanadas de rock, metal, hip hop y reggae se conjugaroneste domingo en la segunda jornada del festival Rock al Parque con un cartel que respiró ritmo, armonía y pasión a pleno sol.

El Parque Metropolitano Simón Bolívar de la capital colombiana fue el escenario en el que los peregrinos del rock se congregaron en una jornada intensa marcada por la presencia de agrupaciones internacionales y de shows especiales.

Los asistentes al evento disfrutaron de la música y del baile del Rock al Parque, la cita gratuita más importante de América Latina, que en esta edición cumple 20 años y reúne en escena a 27 bandas internacionales, 31 nacionales y 29 de Bogotá.

La agrupación encargada de arrancar la jornada del sábado fue Polikarpa y sus viciosas, banda de punk colombiano comandada por tres mujeres, quienes revolucionaron al público a través de sus letras de denuncia e inconformismo político.

La jornada estuvo marcada por shows especiales a cargo de destacadas bandas colombianas como la exhibición de punk rock que ofreció I.R.A., grupo musical que conmemoró encima de los escenarios su cumpleaños número 30 con la presentación de un repertorio de grandes éxitos.

Entre las bandas también destacaron el street punk neoyorquino de The Casualties y la creatividad de los bogotanos Skampida, que ofrecieron en la tarima una gran descarga de energía con una perfecta combinación de géneros como el ska, el punk y el power core.

La explosión de alegría y optimismo vino de la mano del espectáculo de la "rumbarock- chunait" del trío de ases españoles Muchachito Bombo Infierno quienes levantaron a un público fiel que coreaba éxitos como "Ojalá no te hubiera conocido nunca".

El reggae también estuvo presente en la segunda jornada del festival con la música nativa de Job Saas & The Heart Beat, originarios de la isla colombiana de San Andrés, y llegó a su máxima expresión con el dúo jamaicano Sly & Robbie que, junto a su banda The Taxi Gang, cargaron de energía a los asistentes inmortalizando al rey del reggae, Bob Marley.

"Llegó el momento de dejar que fluya la vida, la energía y el amor", dijo Richard Blair, líder y vocalista de la banda nacional Sidestepper, grupo que invitó a moverse al público al son de melodías como "Más papaya" o "Dame tu querer".

La gran atracción de la noche estuvo a cargo de los sonidos del hardcore punk de la leyenda colombiana La Pestilencia que interpretó un show especial y desengranó las canciones de su álbum 'Balística' (2001).

Entre tanto, el trío argentino Carajo o la banda de reggae Alerta Camarada ofrecieron también algunos de los recitales más importantes con gran atención del público en el segundo día de celebración de las dos décadas del festival.

Los alternativos ChocQuibTown cerraron la noche con un concierto marcado por su innovadora fusión de sonidos urbanos a la par que los metaleros Soufly, originarios de Belo Horizonte, hicieron gala del rock más duro con su indiscutible sello.

Mañana concluirá la vigésima edición del Rock al Parque con un cartel en el que destacan los chilenos Cultura Profética, el dúo colombiano Aterciopelados que se reencuentra en el escenario tres años después de su separación, la banda estadounidense Black Label Society, la mexicana Molotov y la neoyorquina de trash metal Anthrax, entre otros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.