Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2013/08/13 00:00

Rodolfo Palomino: el policía tranquilo

A la dirección de la Policía Nacional llega un general sencillo y amable.

General Rodolfo Palomino, en su época de comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá. Foto: Guillermo Torres / SEMANA

Hay un dato poco conocido en la carrera del general Rodolfo Palomino López: él es el padre de las investigaciones de la parapolítica, uno de los escándalos más grandes y graves de los tiempos recientes.

Y el hecho de que este detalle sea poco conocido refleja en parte la personalidad del nuevo director de la Policía Nacional. Es posible que en el caso de otro, se alabara en público por semejante acontecimiento.

Todo empezó cuando él dirigía la seccional en el departamento de Sucre. El general, como quien no quiere la cosa, empezó a notar que entre los políticos tradicionales y los paramilitares había nexos sospechosos.

Entonces se dio a la tarea de recabar más información hasta que tuvo un expediente sólido y se lo comunicó a sus superiores. "El senador Álvaro García tiene vínculos con los grupos de autodefensa", alertó. Y detalló otros nombres.

García y Salvador Arana, ex gobernador de Sucre, eran los socios que mandaban en la política y al parecer en el paramilitarismo, en el departamento. "Donde estaba el 'Gordo' estaba Arana", dicen en Sincelejo.

El general además siguió indagando y armó el rompecabezas de un proceso nefasto que se fue creciendo. Cuando lo trasladaron a otro punto del país, él ya había previsto de lo que se venía en Sucre que después se replicó en otros sitios del país.

Palomino, sin embargo, no sacó pecho sino que continuó su carrera de manera sencilla.

Así es este Administrador de Empresas y ahora director de la Policía Nacional, que nació el 4 de noviembre de 1957 en el municipio de Bolívar, en Santander.

Desde 1979 ascendió al grado de subteniente. Desde entonces ha desarrollado sus actividades en los departamentos de Santander, Bolívar, Guaviare, Sucre y Caldas, así como en varias escuelas de formación policial.


Ingresó en 1978 a la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander. Se graduó como subteniente en el curso Luis López Mesa, para luego ingresar a la Escuela de Carabineros.

Ha pasado por todo el país al que conoce literalmente como la palma de su mano porque fue director de la Policía de Carreteras. Ahora, tiene nuevos retos pero seguro los asumirá de manera sencilla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×