Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/6/2015 9:40:00 PM

Vives vs. Vives: la pelea por el Magdalena

En un hecho sin antecedentes, dos primos hermanos se disputarán la Gobernación de este departamento. Rosa Cotes Vives y José Joaquín Vives, los protagonistas.

El apellido Vives es uno de los más célebres de Magdalena. Uno de los personajes ilustres de Santa Marta lo lleva, el cantante Carlos Vives, artista reconocido a nivel mundial y ganador de varios Grammy latinos. Pero también identifica a la clase política que históricamente ha ostentado el poder en el departamento desde mediados del siglo pasado.

En Santa Marta y Magdalena las clases de historia asocian el apellido Vives con el desarrollo del departamento, pero las páginas de los periódicos también han dado cuenta de escándalos y corrupción en los que se han visto envueltos algunos de los miembros de esta casta política.

De origen italiano, los Vives se asentaron en Santa Marta a mediados del siglo XIX. Familia de empresarios, banqueros y agricultores a los que el bicho de la política picó a comienzos del siglo XX.

El primero en incursionar en la política fue Rodrigo Vives de Andreis, que en 1932 logró una curul en la Cámara de Representantes y dos años más tarde fue senador. Luego fue alcalde de Santa Marta, y la historia aún lo recuerda como quien compró el primer carro recolector de basura que conoció la ciudad.

Su hermano, José Benito ‘Pepe’ Vives de Andreis, fue gobernador de Magdalena, alcalde de Santa Marta y congresista. Fue fundador del diario El Informador, una de las principales tribunas del departamento, y aún muchos lo reconocen como el patriarca de los Vives y un líder visionario aunque ambicioso.

Tanto Pepe como Rodrigo fueron cercanos a los expresidentes Enrique Olaya Herrera y Eduardo Santos, circunstancia que les permitió amasar poder político en el Magdalena. De hecho, el estadio de fútbol de Santa Marta lleva el nombre del expresidente Santos, en una especie de homenaje.

Uno de los hijos de Rodrigo, José Ignacio ‘Nacho’ Vives Echavarría, heredó la vena política de su padre y a mediados del siglo pasado fue uno de los congresistas más recordados de la historia, y en Magdalena aseguran que ha sido el político más importante del departamento.

Esa fama, en buena parte, se la ganó por un histórico debate en el Senado que puso a tambalear al presidente de entonces, Carlos Lleras Retrepo (1966-1970). Nacho Vives acusó de tráfico de influencias al entonces ministro de Agricultura, Enrique Peñalosa (padre del exalcalde de Bogotá), y a Carlos Lleras de la Fuente, hijo del presidente del momento, de haber participado en una importación ilegal de vehículos desde Europa. Sus denuncias le significaron una condena por injuria y calumnia y varios años de prisión.

Hoy, dos sobrinos de este reconocido excongresista se disputan el poder político del Magdalena. Joaquín José Vives y Rosa Cote Vives son candidatos a la Gobernación del departamento. Un caso inédito como controversial, por así decirlo. Tampoco había sucedido esto en el país, aunque en el 2014 a punto estuvo de producirse una situación tan propia de una república bananera, cuando podrían haberse enfrentado por la presidencia los primos Juan Manuel y Francisco Santos.

Rosa Cotes Vives fue avalada por Cambio Radical. Es esposa de José Francisco Zúñiga Riascos, exalcalde de Santa Marta (2004-2007), condenado por parapolítica y tía de Luis Miguel Cotes Habeych, el Mello Cotes, actual gobernador. Como el Mello no tiene esposa, ella fue prácticamente la primera dama del departamento durante los primeros años de gobierno de su sobrino (2012-2014) bajo el rótulo de ‘gestora social’. Desde cuando se conocieron sus aspiraciones políticas, poco a poco los demás candidatos se han retirado de la contienda.

Uno de los pocos que se mantuvieron fue Joaquín José ‘Jota’ Vives. Un político de curtida trayectoria. Fue concejal de Santa Marta, diputado a la Asamblea del Magdalena, y así mismo, tres veces consecutivas representante a la Cámara. Durante los últimos ocho años fue magistrado del Consejo Nacional Electoral. Y aunque se trata de dos primos hermanos, la campaña que se avecina parece que no será tan fraternal.

A ambos ya se les señala de heredar estructuras de la parapolítica. En el caso de Rosa, la de su esposo, uno de los primeros condenados por vínculos con los paramilitares de Hernán Giraldo; y de Jota Vives las fuentes en Santa Marta advierten que contaría con el apoyo de excongresistas como Miguel Pinedo, Luis Eduardo Vives Lacoutire, y Jorge Caballero, también condenados por vínculos con ilegales.

Los Vives hacen parte de la historia del Magdalena. Un apellido que ha sido mundialmente conocido gracias a Carlos Vives, pero que también ha sido sinónimo de los pecados de la principal clase política del departamento. Los samarios, en las próximas elecciones de octubre, tendrán dos posibilidades. Pero seguramente un Vives volverá a ser el gobernador. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.