Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/04/06 16:09

$1.200 millones enredan a un ladrón, un patrullero y un senador

El congresista Roy Barreras fue mencionado en un escandaloso proceso judicial de corrupción entre policías y ladrones en Cali. ¿Por qué?

Roy Barreras. Foto: Archivo particular

Uno de los golpes más contundentes que propinó la Policía en Cali contra la delincuencia organizada sucedió en marzo pasado. Y pese a que se trató de una impecable operación de inteligencia, no se celebró con alborozo porque entre los detenidos había 13 miembros activos de la institución.

Pero lo que más llamó la atención y fue motivo de vergüenza dentro de la propia Policía, es que dos de esos uniformados (un subintendente y un patrullero) fueron relacionados de colaborar directamente con una temida banda caleña, los ‘R15’.

Esa banda hizo historia en la capital de Valle no solo por los cinematográficos atracos a carros de valores, entidades bancarias y caletas mafiosas, sino porque en su estela criminal asesinaron a varios uniformados.

Todos esos detalles se conocieron durante la audiencia de legalización de captura que se realizó en marzo pasado y que lideró el fiscal especializado Iván Aguirre, muy conocido en Cali por su gran olfato y mano dura contra la delincuencia.

Precisamente en esa audiencia se conoció de manera oficial un rumor que desde 2012 se esparció en la ciudad pero que jamás se confirmó públicamente: el supuesto robo de 1.200 millones de pesos de una caja fuerte que estaba en un apartamento del senador Roy Barreras.

Y la noticia la dio el propio fiscal Aguirre durante sus alegatos en la mencionada audiencia de legalización de la captura del patrullero Óscar Hernán Pinilla, aprehendido junto a los otros 12 policías señalados de colaborar con bandas criminales.

La atención se centra sobre ese patrullero, porque justamente él fue señalado por uno de los jefes de los R15 de ser el colaborador de la banda, brindar información y protegerlos de los procesos judiciales que les abrían.

La importancia de Pinilla radica en que él era el investigador de la Unidad contra atracos de la Sijín de la Policía, en Cali. Como quien dice, el ratón cuidando el queso.

Y quien lo señaló de semejante complicidad fue nada más que el temido John Mario Hortúa, conocido también como ‘Pinocho’, exjefe de los R15, capturado el año pasado junto a dos de sus compinches.

Cuenta el fiscal Aguirre (para demostrar la conexión entre el patrullero Pinilla y los R15) que Pinocho, en una de las entrevistas judiciales, confesó que uno de los millonarios robos en los que ayudó Pinilla, fue justamente el perpetrado en el año 2012 en un apartamento que pertenecía al senador Roy Barreras. “(…) Unidad Residencial La Flora. Que en esa caja fuerte contenía aproximadamente 1.200 millones de pesos”.

Ahí fue Troya, porque las preguntas que muchos se hacen es qué hacía un senador con todo ese dinero en efectivo, cuál era su procedencia y, si se lo robaron, por qué no denunció.

Si bien se trata de un dato que no es nuevo para los caleños y mucho menos para el senador Barreras, lo llamativo es que ese rumor fue confirmado por uno de los delincuentes que participó en el atraco y ahora el dato hace parte de un juicio que se adelanta por un caso de complicidad criminal entre policías y ladrones.

Desde entonces y hasta la fecha el senador Barreras ha negado hasta la saciedad que sea cierto el robo de 1.200 millones de pesos. Este miércoles dijo a Blu Radio que no conoce esa suma de dinero y en forma jocosa se refiere a la versión judicial: “si encontraron 1.200 millones que me los devuelvan porque en mi vida nunca los he visto”.

Como lo hizo en 2012, Barreras también precisó que el apartamento donde ocurrió el atraco sí es suyo, pero que al momento de ese hecho ya no vivía en él, sino que era habitado por su conductor de toda la vida y la esposa.

Este portal consultó esa versión con una autoridad policial de la época y confirmó lo dicho por el senador, “en ese momento solo se habló de unas pequeñas joyas que le robaron a la esposa del conductor, pero nada en torno a supuestos 1.200 millones de pesos”, dijo la fuente que pidió omitir su nombre.

No obstante, en algunos círculos caleños le dan credibilidad a la declaración de Pinocho, por una sencilla razón: las víctimas de los R15 en su mayoría eran narcotraficantes o personas con dinero ilegal, para que una vez ejecutado el golpe no denunciaran, porque no tenían cómo demostrar la procedencia lícita del botín.

Lo que sigue ahora es esperar si el patrullero Pinilla decide colaborar con la justicia y confiesa todas sus fechorías. Y además, de paso, aclara si existió el famoso robo de los 1.200 millones de pesos que supuestamente estarían guardados en una caja fuerte del apartamento del senador Roy Barreras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.