Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2001/04/02 00:00

Rueda suelta

La columna móvil ‘Teófilo Forero’ está en la mira de las autoridades y de las propias Farc por cuenta de los excesos que cometió.

Rueda suelta

Los días de la columna móvil ‘Teófilo Forero’ podrían estar contados. La denuncia de la Fiscalía de que algunos de sus miembros estarían implicados en un posible atentado contra la periodista Claudia Gurisatti es el último eslabón de una cadena de incidentes en los que esta facción de las Farc se ha visto involucrada en los últimos meses. La ‘Teófilo Forero’ está hoy en la picota pública por su accionar delictivo y en la mira de la cúpula de las Farc que, de tiempo atrás, tenía indicios de que esta columna se estaba convirtiendo en una rueda suelta dentro de la organización.

Las deserciones de Ermides Buitrago, uno de sus comandantes conocido con el alias de ‘Julián Cabir’ y de Carlos Alberto Salazar, alias ‘Cristian’, confirmaron sus sospechas y les crearon un grave problema de seguridad interna. ‘Julián’ huyó de la zona de distensión en septiembre del año pasado con tres millones de dólares producto de las extorsiones y secuestros de este grupo en su área de influencia. ‘Cristian’ hizo lo propio en enero de este año, en un avión de Satena que secuestró en San Vicente del Caguán. Al parecer estas fueron las deserciones conocidas, pero no las únicas. ‘Cristian’ y ‘Pantera’, un miliciano identificado como Jailander Doncel Pedreros que fue detenido después del atentado al diputado caqueteño Andrés Paez, se encargaron de revelarle a las autoridades la organización interna de la columna. La ‘Teófilo’ que nació como un grupo de élite dentro de las Farc terminó convertida en una piedra en el zapato para las misma. "Han cometido errores incomprensibles al interior de las Farc. Por sí o por no son un problema", le dijo a SEMANA una fuente que pidió no ser identificada.



Movilidad, la clave

La ‘Teófilo Forero’ es uno de los experimentos más ambiciosos de las Farc. Nació a mediados de 1993 como una fuerza móvil capaz de cubrir un amplio territorio entre los departamentos de Caquetá y Huila. Su área de operaciones tenía como vértices estratégicos: Neiva y los municipios caqueteños de San Vicente del Caguán y Puerto Rico. Entre estos tres puntos se concentraban la mayoría de los ganaderos y hacendados a los que secuestraron o extorsionaron durante los siguientes siete años después de su creación. Por cuenta de estas actividades delictivas la ‘Teófilo’ se convirtió en uno de los mayores aportantes económicos de las Farc, su red de finanzas era una de las más importantes para el lavado de dinero de la organización. En Neiva hacía préstamos a bajo interés y sin garantía. Una mujer conocida con el alias de ‘la Chiqui’ estaría al frente de esta actividad.

Pero la columna no se dedicó sólo a reunir plata. La ‘Teófilo’ se organizó como una unidad dual, es decir, capaz de operar con la misma peligrosidad en zonas rurales y urbanas. Desde un comienzo se destacó por su altísima capacidad de reclutamiento, en especial de miembros con estudios de secundaria completos y hasta universitarios como, por ejemplo, ‘Cristian’. Era el tipo de personal que necesitaban para ejecutar acciones en la capital huilense o en las cabeceras municipales de Caquetá sin despertar sospechas. En la actualidad, según las autoridades, la columna es una fuerza grande de más o menos 720 guerrilleros, distribuidos en seis compañías. Del total, 220 pertenecen a la estructura de milicias del grupo al mando de un guerrillero conocido con el alias de ‘el Mocho’.

Estos milicianos eran destacados dentro de las Farc por su trabajo sicarial y su hábil manejo de la clandestinidad gracias a la experiencia de vivir en zonas con amplia presencia militar y paramilitar. De ahí que tuvieran a su cargo la ejecución del denominado "Plan Pistola". Esta fue una operación dispuesta en julio del año pasado por las Farc para asesinar, en el oriente del Tolima y el norte del Huila, a miembros de la Fuerza Pública. En dicho mes cayeron por la acción de los sicarios los oficiales Saulo Gil Ramírez, general retirado de la Policía Nacional; Oscar Trujillo Ramírez, teniente coronel del Ejército, comandante del Batallón de Infantería No. 47, y Armando Ramírez Ramón, coronel de la Policía.

Durante el ataque a este último fue herido el miliciano Fernando Yara Tovar, quien se suicidó durante la huida pero a la postre fue el hilo conductor hacia el grupo de la ‘Teófilo’ que las autoridades desarticularon hace unas semanas en Neiva. El año pasado esta columna guerrillera también fue responsable de las cruentas tomas de las poblaciones huilenses de Santa María, Colombia, Vegalara y Algeciras.



¿Fuera de control?

Aunque en el Caquetá la ‘Teófilo’ no ha tenido éxito en su obsesivo propósito de tomarse a sangre y fuego el municipio de Puerto Rico, sus comandantes han manejado con puño de hierro el territorio a su cargo. Los excesos que cometieron se convirtieron en el punto de quiebre de la columna. ‘Julián Cabir’, por ejemplo, aterrorizó a los habitantes de San Vicente del Caguán durante demasiado tiempo. Por orden suya fueron asesinados varios ganaderos de la región, sindicados de colaborar con los paramilitares. Las propias Farc reconocieron luego que las acusaciones contra los hacendados no tenían fundamento. Cuando algunos habitantes se quejaron con ‘Joaquín Gómez’, comandante del Bloque Sur de las Farc, del comportamiento de ‘Julián’, éste amenazó con matarlos si volvían a hacerlo.

Con el inicio de la zona de distensión la ‘Teófilo’ se metió en nuevos líos. A las dos semanas de haberse iniciado este experimento la comandancia de las Farc ordenó recoger a todos los milicianos que operaban en San Vicente por la acumulación de quejas en su contra. Pero lo peor estaba por venir. En mayo de 1999 Pedro Nel Daza, alias ‘Laurentino’, retuvo a 17 personas, entre ellas cuatro menores, en jurisdicción del municipio de Puerto Rico. Luego ejecutó a 12, pertenecientes a un grupo gnóstico, por sospecha de actividades paramilitares. Al parecer esta acción no fue consultada con el estado mayor de la columna ni con el del bloque y por tal razón ‘Laurentino’ fue llamado a rendir cuentas por sus superiores. Desde entonces la ‘Teófilo’ estaba en observación y ante la avalancha de acontecimientos en los que ha aparecido involucrada en los últimos días nadie sabe cuál va a ser su futuro.

Sí, como asegura la Fiscalía, esta columna estuvo detrás de los asesinatos del dirigente político David Turbay Cote y seis personas más el 29 de diciembre de 2000, del asesinato a finales de enero pasado del diputado Andrés Páez y de un frustrado plan para atentar contra Claudia Gurisatti, hay muchas preguntas sin respuesta. ¿Por qué la ‘Teófilo’ incursionó en la jurisdicción de otros frentes? ¿Estaba autorizada por el Secretariado para hacerlo u operaba por su propia voluntad? ¿Sabían los integrantes de la columna ‘Antonio Nariño’, que opera en Bogotá, lo que pensaba hacer la ‘Teófilo’ en la ciudad? Las Farc han negado, como organización, su participación en todos estos hechos. Sin embargo, al mismo tiempo han tomado algunas decisiones contundentes respecto a la ‘Teófilo’.

En Neiva sostienen que el Secretariado ordenó recoger el dinero que estaba en poder de la columna y algunos de sus miembros fueron repartidos entre los frentes 14 y 15, que también tienen influencia en el Caquetá. Es posible que tres compañías hayan sido enviadas al Putumayo para reforzar las tropas que combaten contra los paramilitares. En el Caquetá esperan una purga de la columna porque, según habitantes de la región, las Farc saben que fue corrompida por el dinero de narcotraficantes del norte del Valle que querían asegurar sus negocios en este departamento. Sea cual sea la decisión que tome la cúpula de las Farc respecto a la ‘Teófilo’, no va a hacerla pública. No es uno de esos temas que se ventilan en medio de un proceso de negociación. Sería una demostración de debilidad reconocer que, como piensan algunos analistas políticos, perdió el mando sobre parte de sus tropas y una batalla frente al poder corruptor del dinero del narcotráfico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.