Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/2014 12:00:00 AM

La inesperada reaparición de Sabas Pretelt

Una polémica placa conmemorativa, descubierta hace unos días en Cartagena, lo puso a ‘sonar’ de nuevo.

Hace un par de años, el exministro del Interior y Justicia Sabas Petrelt tomó la decisión de irse a vivir a Cartagena, tras un convulsionado paso por el gobierno de Álvaro Uribe como ministro del Interior. “Fue allá -dicen conocidos suyos- para descansar de un largo y tortuoso proceso judicial por la denominada ‘Yidispolítica’”.

Ese es el sonado caso en el que Pretelt y su compañero de gabinete Diego Palacio (exministro de la Protección Social), entre otros altos rangos de ese gobierno, terminaron enredados en un expediente que llegó a la Corte Suprema de Justicia. Los acusan de lograr la aprobación de la reelección presidencial ofreciendo y entregando dádivas a varios congresistas, entre ellos, a la polémica Yidis Medina.

Pretelt fue convencido de pasar al gabinete uribista luego de varios años como líder del gremio de los comerciantes, Fenalco. Hoy el fallo en su caso está a punto de producirse en la Corte y hay muchas expectativas por lo que pueda pasar.

Pero Sabas, quien goza de un relativo desahogo en la ciudad amurallada, salió nuevamente del anonimato este fin de semana por cuenta de una placa conmemorativa en honor a los ingleses fallecidos durante el intento de toma a Cartagena por parte de los hombres comandados por almirante inglés Edward Vernon, en el siglo XVIII. La placa de la discordia fue descubierta durante la reciente visita del príncipe Carlos a Cartagena.

“En memoria del valor y el sufrimiento de todos los que murieron en combate intentando tomar la ciudad y el fuerte de San Felipe, bajo el mando del almirante Edward Vernon, en Cartagena de Indias en 1741. Presentado por la Corporación Centro Histórico de Cartagena de Indias”, dice el grabado.

Esa placa, según la revista digital El Metro, se ha convertido en todo un escándalo en Cartagena y puso en la mira al alcalde de la ciudad, Dionisio Vélez, y al propio Sabas Pretelt, pues a los historiadores les parece un despropósito que se les rinda un homenaje a quienes quisieron tomarse la ciudad. Pero, además, calificaron el acto como un “atentado contra la Historia y la dignidad de los cartageneros y colombianos”.

Esa inconformidad la ejemplifica el gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, quien aprovechó para preguntar, a través de su perfil de Twitter, “¿por qué en Londres no les hacen un homenaje a los pilotos nazis que cayeron bombardeando la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial?”, recoge El Metro.

Pero ¿por qué aparece Sabas en todo esto? Porque hace parte de la Corporación Centro Histórico, en representación del gremio que alguna vez regentó. También hacen parte Carlos Coronado, en representación del alcalde; el capitán Alfonso Salas, de la Sociedad Portuaria; María Clara Faciolince, del Convention and Visitors Bureau, y Raimundo Angulo, del Concurso Nacional de Belleza.

Sabas Pretelt, en diálogo con Blu Radio, salió a defender la placa y aseguró que “no es un homenaje a los verdugos de Cartagena. Esos 190 barcos aterrorizaron a Cartagena porque era una guerra entre naciones”, agregó.

Además, manifestó que es “una barbaridad” decir que 270 años después “nos rendimos por una foto con los príncipes de Inglaterra”. “Ahora vamos a tratar de que los ingleses reconozcan al más alto nivel el hecho de que aquí perdieron”, expresó el exministro.

En las últimas horas, el Concejo de Cartagena se unió a las voces ciudadanas que piden que esa placa sea retirada. Y mientras tanto, Sabas seguirá en el ojo del huracán por este episodio y a la espera de que la Corte Suprema defina su futuro por la ‘yidispolítica’.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.