Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 2013/08/23 00:00

Salamanca afronta su primer día en La Picota

El joven estudiante, causante en estado de embriaguez de un accidente fatal, ingresó ayer al centro penitenciario.

Fabio Andrés Salamanca en su registro a la llegada a la cárcel La Picota. Foto: INPEC

A las 2:50 p. m. de ayer Fabio Andrés Salamanca se convirtió en un interno más de la cárcel La Picota, en el suroriente de Bogotá. El joven se sumó a un grupo de más de 40 personas con boleta de encarcelación procedentes de las diferentes Unidades de Reacción Inmediata (URI) de la capital. 


Así finalizó la carrera de 140 kilómetros por hora de aquella madrugada del 12 de julio, un mes y diez días después de destrozar el taxi manejado por Holman Cangrejo, quien quedó parapléjico, y en el que iban las ingenieras Diana Bastidas y Ana Eduvina Torres, quienes murieron en el instante de la colisión. 


Al ingresar, Salamanca fue reseñado, recibió valoración médica y tuvo asistencia del grupo de trabajo social de la prisión. 


A las 4 de la tarde comenzó la junta de patios del establecimiento para la asignación del lugar correspondiente a él y las demás personas que se presentaron este día al penal. A Fabio Andrés le correspondió el pabellón R2, en donde se encuentran varios exfuncionarios de la administración distrital investigados por el ‘carrusel’ de la contratación. 


En el juicio que llevó a su traslado a la cárcel de máxima seguridad, el fiscal del caso, Gonzalo Aguilar, le planteó al juez la posibilidad de enviar al estudiante de 23 años a un centro especial de reclusión de conductores, pues, en su concepto, “una cárcel como la Picota o la Modelo” no permitiría el propósito de resocialización. 


Por otro lado, Aguilar subrayó el riesgo acarreado por el procesado y su familia ante las amenazadas hechas a través de las redes sociales. 


El delegado de la Procuraduría apoyó esta posición y adujo a su vez que Salamanca no tenía antecedentes judiciales y ha pasado por un tratamiento psiquiátrico. Por otro lado, recordó el alto nivel de hacinamiento presente en las cárceles del país. 


Sin embargo, el juez 31 del Penal del Circuito con función de Garantías negó la solicitud expresada por ambos y señaló que no conoce de alguna cárcel para conductores que cuente con personería jurídica. 


“Buscábamos la Casa Cárcel del Conductor basándonos en el caso del empresario Juan Carlos Varela Bellini, de Cali, quien estuvo en una cárcel para conductores”, indicó Amadeo Tamayo Morón, abogado defensor de Fabio Salamanca. 


Tamayo Morón precisó que ese tipo de establecimientos funcionan con convenios firmados por el INPEC. Ante la decisión que revocó la de la jueza Carmen Gualteros para que Salamanca fuera procesado en libertad, afirmó: “Será enviado al pabellón de la Cárcel La Picota destinado a los funcionarios, donde presumimos que se dará un trato especial”.  


Salamanca enfrenta de esta manera el proceso por homicidio en calidad de dolo eventual y lesiones personales dolosas. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×