Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/30/2015 9:11:00 PM

Para qué sirven 45.104 pesos que aumentó el salario mínimo

Expertos consultados por Semana.com consideran que el reajuste decretado por el Gobierno apenas sí suple necesidades básicas.

Luz Mery Nieto es una de las trabajadoras que en Colombia recibe un salario mínimo. Esta mujer, de 42 años de edad, labora como operaria en servicios generales en una reconocida empresa de aseo de la capital y, a partir del primero de enero, comenzará a recibir 45.104 pesos mensuales adicionales a su salario, es decir, 7 % más de lo que ganaba en 2015.    

Pero aunque para los empresarios del país este incremento es equilibrado y ayuda a incentivar el empleo, para Mery, su esposo y sus tres hijos el aumento no resuelve sus problemas monetarios.
“No creo que esos 45.000 pesos sirvan de mucho. Son 1.500 pesos adicionales que no alcanzan para un pasaje en Transmilenio”, reconoce.

Las cuentas de Mery son estas: al mes paga alrededor de 400.000 pesos por la cuota del crédito bancario de su vivienda. A este monto se suman 200.000 pesos con los que debe pagar los servicios públicos y la administración en el lugar donde vive.  

Cada mes hace un mercado cercano a los 250.000 pesos y, diariamente, invierte 12.000 adicionales en otros gastos en otros productos. “Nosotros solo tenemos dos comidas al día y fuera de eso hay que dejar para el transporte”, se queja.

Los gastos de esta empleada llegan a 1,2 millones de pesos mensuales. Esta cifra es sin duda mucho mayor al salario que recibió mensualmente durante 2015 (644.350 pesos). Por eso cabe la pregunta ¿cómo compensó tal deficiencia?

La respuesta es simple. Mery, al igual que otros trabajadores que reciben un salario básico, tiene el apoyo de su familia y por eso pueden solventar parte de sus necesidades. Pero no es el mismo caso con la mayoría de las mujeres cabeza de hogar, que no reciben más dinero que la remuneración mínima. O, en ocasiones, el ingreso siquiera alcanza eso.

Las mediciones sobre pobreza monetaria con las cuales trabajan los economistas, determinan que en el país una familia de cuatro personas debería recibir, mensualmente, al menos 1,2 millones de pesos y con ello suplir sus necesidades básicas.

Para los expertos en economía y finanzas personales, el trabajador que gana un salario básico está condenado a no poder viajar o a darse cualquier otro “gustico”.

Una de las razones que argumentan los entendidos, es que el incremento promedio no permite el ahorro.  

Cada año el reajuste del salario está sujeto, como mínimo, al incremento de la inflación: es decir, cuando el dinero pierde su valor para poder adquirir bienes y servicios, que se ponen más caros.

Aunque el Banco de la República estimó que el rango de inflación estaría en 2015 entre el 2 % y el 4 %, a noviembre del 2015 la variación de precios al consumidor ya alcanzaba 6,39 %, y todo indica que a fin de año estará muy cerca del 7 %. En otras palabras, lo que recibirán los trabajadores en 2016, solo recuperará el poder adquisitivo perdido en 2015.

Para profesor y economista Ricardo Bonilla y quien se desempeñó como secretario de Hacienda en Bogotá, es claro que el incremento del salario mínimo “no aumenta el poder de compra de los colombianos, el escenario ideal es que se incremente el sueldo a un punto que permita adquirir bienes”.  

En eso coincide el experto en finanzas de la Universidad de la Sabana, Pablo Moreno. Para el profesor, el aumento del salario es demasiado ajustado al alza de los precios de los bienes y servicios, “lo que, en últimas, limita el consumo”.

Un aumento significativo del sueldo es imposible por lo que aconseja a los trabajadores planificar los gastos en el corto plazo, echar mano descuentos en almacenes. “Hay que aprovechar el beneficio ante la imposibilidad de que el salario aumente a un límite justo”.

Mery, quien no entiende nada de inflación o de negociaciones entre sindicatos y empresarios, sólo sabe que tendrá que estirar los 45.000 pesos que recibirá en 2016 y esperar que su ingreso no quede descompensado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.