Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2004 12:00:00 AM

SaludCoop, bajo la lupa

SEMANA entrevistó al presidente de la EPS más grande del país sobre las denuncias que han llevado a que el Estado investigue sus actividades.

Migración Migrante Migrac es un señor de 24 años, con cédula de ciudadanía número 1.111, afiliado a una EPS y que presenta 15 beneficiarios dependientes de él. Este es uno de los casos insólitos que encontraron funcionarios del gobierno en una de las investigaciones a la más grande EPS del país, SaludCoop, que en enero de este año reportó 2,6 millones de afiliados. Es más grande incluso que el Seguro Social.

Son varias las razones que han llevado a las autoridades a ponerle la lupa a SaludCoop. La primera es precisamente la posibilidad de que existan más afiliados dudosos como el señor Migrante. La segunda es la variación drástica del número de afiliados en corto tiempo. La tercera, las muchas quejas de varias clínicas y hospitales de un comportamiento demasiado agresivo de SaludCoop en la negociación de las tarifas. La cuarta, que tanto SaludCoop como Cafesalud y Cruz Blanca (recientemente adquiridas por SaludCoop) tienen una alta cartera vencida de más de 90 días a clínicas y hospitales. Y la quinta, y más importante, su rapidísimo crecimiento. Según su propio presidente, Carlos Gustavo Palacino, tras ser creada en 1994 por 39 cooperativas con aportes de 2.500 millones de pesos, hoy tiene un patrimonio de 237.000 millones. Este patrimonio consiste en diversas inversiones como clínicas, lavanderías, empresas farmacéuticas, funerarias, una firma auditora, una empresa de creación de software, un colegio privado e incluso una EPS en Ecuador, y están haciendo estudios de factibilidad para montar otra en México.

En una primera investigación, la Dian determinó que SaludCoop no había pagado impuestos de renta por 25.400 millones de pesos y por ello la multó en 40.600 millones de pesos. Esa multa no está en firme y SaludCoop tiene tres meses para justificar su no pago ante la Dian.

La Superintendencia de Salud está elaborando un informe que busca aclarar las dudas sobre la entidad y en los próximos días decidirá si abre una investigación formal. La misma Supersalud emitió una resolución en la que le prohíbe a Saludcoop escindir los negocios de EPS y medicina prepagada que compró con Cafesalud, y a raíz de lo que encontró pidió a la Superintendencia Bancaria investigar a varios bancos por operaciones de crédito realizadas con la EPS. La Superbancaria confirmó que ha iniciado averiguaciones en seis entidades crediticias.

Desde que fue nombrado el nuevo superintendente César López hace casi un año, esta entidad ha apretado considerablemente la vigilancia de todo el sector salud. Si en 2002 la Supersalud puso 223 millones de pesos en sanciones a las EPS por diversos incumplimientos, entre abril de 2003 y marzo de este año este monto subió a 1.835 millones. Así mismo encontró evasión de loterías por 52.000 millones de pesos, de chanceros por 223.000 millones de pesos y de licoreras por 19.000 millones. López se abstuvo de hablar con SEMANA sobre el caso SaludCoop porque la investigación es materia de reserva.

Para que el presidente de SaludCoop respondiera a estos y a otros interrogantes, SEMANA lo entrevistó.

SEMANA: La Dian les dijo que deben pagarle algo más de 66.000 millones de pesos porque no pagaron los impuestos de renta que debían. ¿Van a pelearlo?

Carlos Gustavo Palacino: Hasta el último peso. La discusión es sobre impuesto a la renta. Sólo si no invertimos los excedentes de renta como dice la ley cooperativa entramos a ser contribuyentes especiales y pagaríamos el 20 por ciento. La Dian desconoce que el beneficio neto de las cooperativas se contabiliza según la ley cooperativa y no según el estatuto tributario. Nos dice que tenemos una reserva patrimonial voluntaria que se alimentó de 78.000 millones de pesos en 2001 y 2002 con cargo al gasto. Ellos desconocen esta reserva y dicen que debemos pagar impuestos sobre ella.

SEMANA: ¿Es decir, ustedes han contabilizado como gasto las inversiones que les han permitido crecer tanto?

C.G.P.: Es que las cooperativas crecen en patrimonio y esa es la manera como lo permite la ley. La Dian se equivoca al aplicarnos la ley que rige las sociedades anónimas.

SEMANA: Según el Ministerio de Salud ustedes reportaron en 2003, 3,2 millones de afiliados en marzo, 2,3 millones en junio y otra vez, 3,2 millones en septiembre. ¿Por qué esa variación tan grande en tan corto plazo?

C.G.P.: Esas cifras son erradas. La estadística válida son los usuarios efectivamente compensados y esos se han mantenido alrededor de los 2,4 millones a lo largo de 2003. Pero de todos modos la afiliación es cíclica. En agosto por ejemplo la contratación de empleados es importante porque viene el día de amor y amistad; en diciembre hay una contratación previa y después esa gente sale en febrero, etc.

SEMANA: La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas encontró que a junio de 2003 que sumados SaludCoop, Cafesalud y Cruz Blanca tienen una cartera vencida con más de 90 días de retraso de 10.000 millones de pesos. ¿Cómo se explica que estén tan colgados con el sistema y en cambio tengan con qué comprar varias decenas de empresas?

C.G.P.: Tajantemente le digo que no tenemos morosidad con el sistema; si la tuviera ya nos habría sancionado la Supersalud. Otra cosa es que haya hospitales que nos den plazos más largos para pagar.

SEMANA: Pero ese es el reporte de 92 instituciones prestadoras de salud que representan 19.000 de las 38.000 camas que tiene el sistema. ¿Están todas equivocadas?

C.G.P.: Esa cifra que da la Asociación es absolutamente cuestionable.

SEMANA: Varias clínicas se quejan de que SaludCoop ofrece tarifas demasiado bajas que no permiten atender debidamente a sus usuarios. Algunas incluso han roto los contratos con ustedes por ello.

C.G.P.: La función que le ha dado el Estado a las EPS incluye racionalizar el gasto. No se pueden quejar de que negociemos con los hospitales. Hay entidades muy contentas con nosotros. Las EPS trabajamos con un margen muy pequeño, del 2 ó 3 por ciento, y si pagamos tarifas muy altas no podríamos actualizarnos en tecnología para administrar eficazmente. El ánimo no es el de enriquecerse.

SEMANA: Pero ustedes han enriquecido muchísimo su patrimonio.

C.G.P.: Sí, pero todo se ha reinvertido en el sistema.

SEMANA: Desde noviembre pasado, cuando se inició la investigación de la Supersalud, ustedes han contratado abogados y relacionistas públicos. ¿Preveían un escándalo?

C.G.P.: En las investigaciones se dieron hechos que nos indicaban que era prudente armar un equipo de defensa y no porque tuviéramos temor a nada porque somos transparentes. Pero como cada norma da lugar a interpretaciones diferentes, si se afecta SaludCoop, una entidad con 1,5 billones de ingresos anuales, arrasaría el sector cooperativo.

SEMANA: SaludCoop contrató por honorarios al presidente del gremio que agrupa las EPS, Acemi, Óscar Emilio Guerra, por 25 millones de pesos mensuales para una asesoría. ¿Lo saben las demás EPS?

C.G.P.: Sí lo conocen. El contrato se suscribió hace como un año para asesorías del orden tributario. La labor se cumplió. Lo escogimos por el dominio del tema, que es muy especializado. Entiendo que ese contrato ya finalizó porque era por un año. No tenía ningún otro propósito.

SEMANA: Pero el acta de la junta de directores que aprobó este contrato dice que es también para que asesore en "esquemas de negociación en el tratamiento de diálisis".

C.G.P.: También trabajamos con él sobre diálisis, pero el contrato no tenía que ver con ese tema.

SEMANA: Lo que se investiga hoy es si SaludCoop ha usado dineros de las contribuciones de los colombianos al sistema de salud en otras inversiones en empresas, asesorías, salarios muy altos, y no todo ha ido a cubrir los planes de salud de sus asociados. ¿Lo han hecho?

C.G.P.: No hemos utilizado recursos que nos dan por compensación para hacer inversiones. Y si eventualmente lo hubiéramos hecho, eso está avalado en tres conceptos de la Corte Constitucional, que nos permite sacar de estos dineros para hacer las inversiones necesarias.

SEMANA: Para comprar Cafesalud, ustedes le pidieron a Granahorrar, un banco oficial, un préstamo de 15.000 millones de pesos y se los dieron sólo con su firma como garantía. ¿Tan valiosa es?

C.G.P.: Después de la crisis, los bancos aprendieron que por más garantías reales que tengan no aseguran que les paguen sus créditos. Lo importante es analizar la rentabilidad del negocio para el que van a prestar. Además, ese es un crédito pequeño para una entidad como la nuestra.

SEMANA: Usted le escribió al presidente Álvaro Uribe reclamándole que el asesor Fabio Echeverri hacía reuniones del sector para hablar mal de ustedes. ¿Por qué cree que los persigue?

C.G.P.: Uno respeta los intereses que puedan tener las personas. Esa carta buscaba poner en conocimiento del Presidente una reunión en la que se cuestionó nuestra compra de Cafesalud EPS y se dijo que teníamos una posición dominante en el mercado y una actitud monopólica. La verdad es que la misma Superintendencia de Comercio nos autorizó la operación. Sólo queríamos que el Presidente se enterara de la reunión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.