26 febrero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

“Samuel Moreno encabezó un concierto para delinquir”

JUDICIALLa Fiscalía hace las más graves acusaciones contra el exalcalde de Bogotá.

“Samuel Moreno encabezó un concierto para delinquir” . La Fiscalía acusó al exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, de encabezar un "concierto para delinquir".

La Fiscalía acusó al exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, de encabezar un "concierto para delinquir".

Foto: SEMANA

En un escrito de acusación de 18 páginas el fiscal auxiliar de la Fiscalía tercera delegada ante la Corte Suprema de Justicia hace las más duras acusaciones contra el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno, en un segundo proceso por concierto para delinquir y peculado por apropiación agravado, que debe enfrentar el exmandatario por el denominado ‘carrusel de la contratación’.

El funcionario judicial no ahorra frases para describir como fue el saqueo de las finanzas del Distrito y el contubernio político-funcionarios para desfalcar al erario. Las gravísimas acusaciones están dirigidas especialmente a Moreno, quien fue elegido alcalde en representación del Polo Democrático Alternativo (PDA).

En cuanto al delito de concierto para delinquir, el fiscal asegura que desde los meses de diciembre del 2007 y hasta junio del 2010, Samuel Moreno, su hermano Iván, el abogado Álvaro Dávila y los empresarios Emilio Tapia y Julio Gómez se pusieron de acuerdo para cometer los delitos contra la administración pública.

“Samuel Moreno tenía la dirección del gobierno y la facultad de designar al director del IDU. De acuerdo con las evidencias, con destino suyo y de su hermano iba dirigida la mayor cantidad de dinero producto de los sobornos solicitados a los contratistas”, dice el documento.

En cuanto al delito de peculado por apropiación agravado, el fiscal asegura que Moreno conoció el contrato IDU No 137 de 2007 entregado a la Unión temporal Transvial del Grupo Nule (Fase III de Trasmilenio) con el que se hicieron actuaciones administrativas que permitieron que la empresa se apropiara de 190.266 millones de pesos. “Samuel Moreno sabía que estaba determinado a los directores del IDU para cometer el peculado a favor del citado grupo empresarial. Y quiso hacerlo.

En el documento el funcionario judicial asegura que la Fiscalía obtuvo documentos en las oficinas del abogado Álvaro Dávila que probaban no sólo la cercanía entre este y Samuel Moreno, sino un manuscrito en el que el jurista relaciona a los ‘Moreno’ con un porcentaje de comisiones del Grupo Nule. Hoy, coincidencialmente, Dávila e Iván Moreno se encuentran recluidos en el pabellón de la parapolítica por cuenta de sus delitos en el 'carrusel'.

La Fiscalía también asegura que Emilio Tapia, uno de los que participaron en el descalabro de las finanzas distritales, “era importante como intermediario ante los funcionarios del IDU”, para el logro de los propósitos de este grupo de funcionarios y contratistas.

Por estos días ha trascendido que, después de dos años, el empresario Emilio Tapia se decidió a contarle a la Fiscalía todo cuanto ocurrió en el tema del ‘carrusel’. Ha dicho que él mismo gestionó la entrega de cerca de 22.000 millones en comisiones para el exconcejal Hipólito Moreno y para otros funcionarios como el director de la Unidad de Mantenimiento Vial.

Tapia, también habló sobre millonarios contratos entregados por la Secretaría de Salud distrital para el suministro de ambulancias por 78.000 millones. Según los datos, cerca del 10% fue a dar a las manos de 15 concejales de Bogotá.

Así las cosas el tema del ‘carrusel’ de la contratación sigue más vivo que nunca. No sólo por la nueva acusación contra Samuel Moreno, sino porque los contratistas Emilio Tapia y Julio Gómez comienzan a destapar las irregularidades, con lo cual pronto comenzarán a caer concejales y otros funcionarios y exfuncionarios que por ahora se han mantenido a salvo.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad