Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/03/18 15:56

“Defendemos la soberanía hasta la muerte”: Santos

El presidente Juan Manuel Santos visitó la isla de San Andrés para insistir en que la plataforma continental en disputa con Nicaragua es colombiana.

El presidente Santos visitó San Andrés y se reunió con autoridades de la Isla. Foto: Presidencia

La decisión de la Corte Internacional de Justicia que se declaró competente para estudiar las dos demandas presentadas por Nicaragua, que aspira a otra porción de la plataforma continental, hizo que el presidente Juan Manuel Santos viajara a la isla de San Andrés, desde donde hizo un fuerte anuncio: “Defendemos la soberanía hasta la muerte y hasta el último centímetro”, dijo el presidente Santos tras reunirse con autoridades y líderes raizales a quienes les dejó claro que el gobierno central estaba allí para ejercer soberanía.

Santos se reunió con el gobernador de ese departamento, Ronald Housni Jaller; el alcalde de Providencia, Bernardo Bent; el líder de la autoridad raizal, Walt Hayes; el director de Coralina, Durcey Stephens.

El jefe de Estado llegó con los ministros de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, y de Defensa Nacional, Luis Carlos Villegas. Esta visita, como ocurrió en el 2012 cuando Nicaragua ganó el primer pleito en la CIJ, se da en momentos en que hay desazón en el país por las decisiones en contra del país.

Este jueves y con un tono enérgico, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que tras la decisión del alto tribunal internacional, Colombia "no seguirá compareciendo ante la Corte de La Haya". Por el contrario, indicó que, como lo indican las normas del Derecho Internacional, buscará una negociación directa con el país centroamericano.

En primer lugar, Nicaragua reclama que Colombia incumplió el fallo de ese tribunal de noviembre del 2012 que le otorgó derechos sobre casi 72.000 kilómetros de aguas en el mar Caribe que Bogotá consideraba bajo su jurisdicción.

La otra discusión, que estaba planteada desde el 16 de septiembre del 2013, consiste en que Nicaragua acudió a la CIJ para que le fuera reconocida una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su litoral, distancia a la que todo país con costa tiene derecho.

Para el presidente Santos, las pretensiones expansionistas de Managua no van a seguir sujetas a la decisión de un tercero y deberán abordarse mediante negociaciones directas entre las partes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.