Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2016/06/14 10:00

El crucial partido que perdió Santa Fe en el Consejo de Estado

Esa corporación jurídica negó las pretensiones económicas del club, que libraba una batalla jurídica contra el Distrito por $8.700 millones.

Santa Fe Foto: León Darío Pelaez / SEMANA

Tras sufrir la eliminación temprana en la Copa Libertadores y la Liga Águila, Santa Fe perdió otro importante partido de la temporada. A instancias del Consejo de Estado, el equipo vio frustradas sus intenciones de hacerse al pago de 8.700 millones de pesos, tras un litigio que libraba con el Distrito desde hace más de dos décadas

También le puede interesar: Santa Fe: el equipo que pasó a la historia

Con ponencia de la magistrada Stella Conto, ese alto tribunal decidió no acceder a las pretensiones económicas que tuvo la escuadra cardenal desde cuando el Distrito decidió quitarle la tenencia de un lote que le había cedido la administración en el Parque Simón Bolívar de Bogotá.

Durante la gestión de Jaime Castro, la Alcaldía trató de darle una mano al Independiente Santa Fe, que buscaba contar con un terreno que permitiera a sus planteles deportivos entrenar, pues las áreas con las que contaba la plantilla profesional en el Parque La Florida se le habían ‘quedado chiquitas‘.

Por eso, se llegó a un acuerdo con la Administración en 1993, según el cual esta le cedía al equipo rojo la tenencia de un lote del Parque Simón Bolívar, siempre y cuando los del ‘expreso‘ se comprometieran a crear una escuela de fútbol de la que harían parte niños seleccionados previamente por el Instituto Distrital de Recreación y de Deporte (IDRD).

Los menores se beneficiarían de ese proyecto deportivo de manera gratuita, a través de las canchas e instalaciones que Santa Fe estaría obligado a construir no sólo para uso de los pequeños que integraran la escuela, sino para goce de la ciudadanía en general, que podría disfrutar de la mitad del campus durante los fines de semana, a lo largo de los 15 años que duraría el contrato.

Cuatro años más tarde, durante la Alcaldía de Antanas Mockus, fue declarada la caducidad del contrato, a raíz de los informes del IDRD en los cuales se expresaba que el club había incumplido su parte del acuerdo. Esa decisión le quitó al equipo la tenencia del lote a partir de 1998.

Santa Fe estaba convencido de que tenía derecho a ser indemnizado por 8.700 millones de pesos y a recuperar la tenencia del lote en el Simón Bolívar. Por eso, su equipo jurídico interpuso una demanda ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Allí los rojos sufrieron su primer revés. Esa corporación no sólo no accedió a sus pretensiones, sino que declaró la nulidad del contrato por considerar que los terrenos entregados al cuadro cardenal eran de uso público y, por lo mismo, no podían ser cedidos al control de ningún ente privado.

Santa Fe anhelaba que, en segunda instancia, el Consejo de Estado le diera la razón. Pero otra vez vio frustradas sus intenciones, pues aun cuando encontró que la escuadra capitalina no incumplió el contrato, tampoco entregó pruebas suficientemente justificadas que demostraran cuánto dinero perdió el equipo tratando de dar marcha al proyecto deportivo al que se había comprometido.

Además, ese alto tribunal también advirtió que los cardenales no pueden volver a gozar de la tenencia de esos terrenos debido a su naturaleza pública. Como quien dice, se quedaron sin el pan y sin el perro, en un momento en el que sus directivas adelantan sus mejores esfuerzos por sanear las finanzas de la escuadra capitalina.

Quizá le interese: Estos son los equipos que reportaron más ganancias en el fútbol colombiano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.