Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/2/2014 12:00:00 AM

Continúa la crisis de agua en Santa Marta

El desplazamiento forzado y el retraso del acueducto han llevado a que el 60 % de los samarios no tenga acceso al líquido vital.

La 'Perla de América' se encuentra en medio de una grave emergencia por desabastecimiento de agua desde hace más de cinco meses. La ciudad más antigua del país, que cuenta con una Sierra Nevada a pocos kilómetros y está rodeada de afluentes que bajan de la misma, hoy trasporta el preciado líquido en carrotanques hasta los hogares samarios.

Según un informe de la Defensoría del Pueblo divulgado esta semana, el 60 % de los habitantes de Santa Marta no tiene acceso al líquido vital. La situación de sequía agrava un problema estructural relacionado con el retraso en la expansión de la red de acueducto y por la llegada de desplazados a la ciudad, que ha convertido a la capital del Magdalena en la tercera del país con mayor número de población desplazada.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Regional Magdalena, Albeis James Fuentes, incitó a la Alcaldía Distrital a solucionar el problema de desabastecimiento de agua cuanto antes ya que por lo menos al 60 % de los habitantes de la ciudad están al borde de un racionamiento.

"Aunque la Defensoría del Pueblo reconoce que se tomaron medidas recientes con la declaratoria de calamidad pública –transportar agua en barcazas desde Barranquilla, llevar carrotanques a las comunas, controlar los lavaderos de carros y a quienes rompen los tubos para desviar el agua–, estas no son suficientes ante la intensa ola de calor y la sequía que se vive en la capital del Magdalena", reitera Fuentes.

Al respecto, Efraín Vargas, gerente de Infraestructura de Santa Marta, le dijo a Semana.com que el sistema de acueducto de la ciudad se construyó en los años cincuenta para una población de 250 mil habitantes.

“Es una de las ciudades de Colombia que más crece al año y tenemos mucha recepción de desplazados. Ahora somos 497.000 habitantes según el DANE. Pero yo afirmaría que la cifra pasa del medio millón, con 5 o 6 personas por vivienda”, asegura Vargas acerca de la densidad poblacional de la capital de Magdalena.

Adicionalmente, el gerente explica que son múltiples los factores que inciden en la escasez de agua en la ciudad. “Las redes que existen en el momento no están diseñadas para esta cantidad de personas. Pero no es solo problema de redes. Aun si llegaran a todas las zonas, no se solucionaría el problema porque las fuentes de abastecimiento no están garantizadas”.

Agrega, además, que “hay dos plantas de tratamiento, una para el norte y otra para el sur. Los ríos de donde se toma el agua solo aportan menos de la mitad necesaria para proveer (a los habitantes). A eso se suma el verano y que hay demasiadas conexiones ilegales, lo que disminuye la cantidad de agua que llega a la planta”.

Los más afectados

Según el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, a estos factores también se debe agregar la falta de planificación adecuada de la ciudad en esta materia, ya que no se han construido los tanques de almacenamiento necesarios para abastecer a los ciudadanos mientras la construcción del acueducto culmina.

Sin embargo, Vargas asegura que la construcción de tanques de almacenamiento no es una solución viable y por ello, la Empresa de Acueducto de Santa Marta no tiene planeado construirlos, sino dirigir los recursos hacia el funcionamiento de las redes.

“La empresa de acueducto tiene tanques de almacenamiento en varias partes que tienen que estar (ubicados) en lugares altos para que surtan a la ciudad. Se han construido y surtido a través de bombas para suplir a los barrios cercanos a los tanques, pero esto ha sido difícil de mantener por la cantidad de población desplazada y la gente que perfora las tuberías y se pegan de ellas de manera ilegal, impidiendo que los que están adheridos legalmente tengan acceso al líquido”, dice.

Estos inconvenientes, según Vargas, hacen que la construcción de tanques de almacenamiento no sea una solución viable.

Otro factor que influye en el desabastecimiento de la ciudad, reportó la Defensoría Regional del Magdalena, es la intervención tardía de la Administración Distrital para tomar medidas adecuadas por la escasez, ya que desde el 6 de agosto del 2013, se había anunciado la construcción de pozos profundos que ayudarían a mitigar el impacto del invierno; pero solo hasta el pasado 3 de febrero la Alcaldía aprobó los recursos para la construcción de cuatro pozos de 68 metros de profundidad cada uno.

Al respecto, el gerente de Infraestructura responde que “el distrito hizo una concesión en el 2012 para un plan de mejoramiento del servicio de acueducto y alcantarillado para la construcción de cuatro pozos, con el fin de aumentar el caudal que se capta. Pero hasta el año pasado solo nos alcanzaba para tres”.

Adicionalmente, Vargas asegura que la administración ha tenido problemas con la autorización del capital. “Es un Concejo muy difícil. Ya le han hundido diferentes proyectos al alcalde (…), pero con recursos de este año podremos contratar la construcción de los cuatro pozos. Ya tenemos redes, los estudios técnicos y, en el marco de la calamidad pública que decretó el alcalde, es más fácil hacer las contrataciones. De esta forma, en un mes estarían funcionando dos y los otros dos en dos meses”.

Doce horas diarias


El portal local de noticias ElInformador.com.co informó que, con la disminución de la producción del agua proveniente de los ríos Piedras, Manzanares y Gaira, los estratos más afectados han sido el 3 y 6 con una reducción de 30.416 metros cúbicos y 35.785 metros cúbicos respectivamente. Por su parte, los estratos 1 y 2 han disminuido sus consumos en 19.235 metros cúbicos.

Pero los samarios no son la única población en alerta. Un informe anual de la Defensoría sobre del Derecho Humano al Agua advierte que en otros municipios del departamento, como Tibijay, Pueblo Viejo y Aracataca, la situación es preocupante; además de otros 100 municipios del país.

Al respecto, Luis Felipe Henao, ministro de Vivienda, dijo a HoyDiarioDelMagdalena.com.co que el abastecimiento de agua potable en el municipio Aracataca está “bastante avanzado y por el momento se están realizando dos túneles”, al mismo tiempo que anunció la instalación de mil metros más de tubería.

El problema en este municipio impidió la inauguración de un acueducto en octubre del 2013 debido, en parte, a que las redes eran muy antiguas.

“En el acueducto de Aracataca estamos avanzando. Se empezaron las obras de dos túneles y se colgó la licitación para instalación de mil metros más de tubería que no estaba dentro de nuestra obligación, pero lo haremos como plan de mejoramiento”, dijo Henao.

Se prevé que a finales de abril se concluyan las obras de los túneles y que la instalación de la tubería se demore 20 días más.

“En la nueva licitación que colgamos tocó hacer unos túneles por la vía férrea, porque la tubería era supremamente vieja. No era solo hacer una planta de tratamiento sino mejorar los sistemas que ya habían”, dijo el ministro Henao al diario magdalenense y precisó que “ya estamos llegando a toda Aracataca, actualmente hay 12 horas diarias de servicio”. También señaló que se instalarán micromedidores para regular el ahorro de agua por parte de la población.

La Contraloría, la Fiscalía y otros órganos de control tienen en la mira a contratistas que habrían desviado los recursos destinados a la construcción y el mejoramiento de las redes y plantas, aseguró el ministro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.