Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/03/11 10:54

Las ‘erradas’ actuaciones que tienen a un juez de Santa Marta en la cárcel

Orlando Gélvez Medina dejó en libertad a 19 miembros de una peligrosa banda criminal. La decisión fue revocada por el Tribunal Superior de Santa Marta.

Las ‘erradas’ actuaciones que tienen a un juez de Santa Marta en la cárcel Foto: Internet.

El 12 de diciembre del 2015 una decisión causó revuelo en Santa Marta. El Juez Segundo Penal Municipal, Orlando Gélvez Medina, dejó en libertad a 19 miembros de una peligrosa banda criminal dedicada a la extorsión y a cometer homicidios selectivos en Magdalena.

La orden del juez provocó un rechazo airado en Santa Marta. Y no era para menos. Desde hace unos años, las autoridades buscan desarticular el grupo delincuencial de Jesús Aguirre Gallego, conocido tambén como ‘Chucho mercancía’ o ‘Chucho pachenca’, quien se encuentra prófugo de la justicia.

Así en los últimos dos años lograron capturar a 44 miembros de esa banda. Entonces, al quedar libres 19 de ellos, la población samaria y las autoridades temían que la estructura de ‘Chucho pachenca’ volviera a tomar fuerza. Ahora, desde la noche de este jueves, esa decisión tiene a Orlando Gélvez tras las rejas.

Pero aunque esa decisión fue el detonante, durante su trayectoria profesional en los últimos 15 años, el juez actuó “erradamente” en distintas ocasiones y por eso fue sancionado e incluso apartado de varios cargos. Así lo confirmaron distintas fuentes a Semana.com.

En sus primeros años, Gélvez Medina trabajó como funcionario de Policía judicial del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Después salió del interior del país y llegó a trabajar a Fundación (Magdalena), donde se desempeñó en varias unidades locales de la Policía Judicial.

También fue jefe de la unidad del CTI en la Ciénaga. En su paso por ese puesto, después de haber terminado sus estudios de Derecho, solicitó de manera insistente a la entonces directora del Cuerpo Técnico de Investigaciones, Marilú Méndez, que lo ascendiera. Sin embargo, ella hizo caso omiso a su petición y, al contrario, terminó destituyéndolo.

¿Las razones? Como funcionario de la Fiscalía le abrieron una investigación porque, según fuentes de este portal, Gélvez perdió su arma de dotación y no supo dar ninguna explicación frente al hecho. También le abrieron un proceso disciplinario por el presunto delito de acoso sexual al que sometió a una compañera en Santa Marta. La funcionaria lo denunció.

Cuando salió del CTI, Gélvez consiguió que lo nombraran juez de Ejecución de Penas y Medidas, es decir, era el encargado de darles trámite a las solicitudes de libertad que presentan los presos cuando han cumplido los requisitos de tiempo de condena. Pero allí también incurrió en una presunta irregularidad que le costó su puesto.

Luego, después de presentarse en un concurso, fue nombrado Juez Segundo Penal Municipal del Circuito de Santa Marta, cargo que desempeñaba desde hace casi dos años.

El año pasado le correspondió estudiar la solicitud de libertad presentada por el abogado de la banda de ‘Chucho pachenca’ y dejó en libertad a 19 de los miembros.

El argumento legal expuesto por el abogado de la banda para solicitar la libertad de los detenidos fue que “la Fiscalía dejó vencer los términos sin haber celebrado la audiencia de formulación de acusación”, que -según el juez y el abogado- era de 120 días, pero la tesis del fiscal del caso es que tenía 240 días para presentar el escrito, desde la fecha de la audiencia de captura, legalización de captura e imputación de cargos el 28 de abril del 2015.

Los acusados enfrentaban cargos por homicidios selectivos, desplazamiento, concierto para delinquir, narcotráfico y extorsión. La decisión del juez Gélvez Medina fue revocada por la sala penal del Tribunal Superior de Santa Marta y días después algunos de los miembros fueron recapturados, mientras otros se encuentran prófugos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.