Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/03/13 21:26

Procuraduría cambia estrategia para conseguir libertad de Santiago Uribe

El Ministerio Público retirará el recurso de apelación que presentó ante la Fiscalía y lo reemplazará por una solicitud de control de legalidad ante un juez.

La Procuraduría desistirá de la apelación contra el encarcelamiento de Santiago Uribe. Probará un plan B. Foto: Archivo SEMANA

Al parecer, la Procuraduría no está muy convencida de que la Fiscalía de Eduardo Montealegre ofrezca demasiadas garantías a la hora de materializar su intención de que el ganadero Santiago Uribe Vélez pueda ser puesto en libertad.

Por eso, el Ministerio Público decidió retirar el recurso de apelación que presentó contra la medida de aseguramiento que se le dictó al hermano del expresidente Álvaro Uribe. Como además está empeñada en conseguir su libertad, la entidad sustituirá esta estrategia por una solicitud de control de legalidad ante un juez de la República. El organismo de control cree que este camino le ofrece más garantías para obtener éxito en sus pretensiones.

En el 2010 se conoció el testimonio que rindió el capitán (r) de la Policía, Juan Carlos Meneses, quien le dijo al nobel de paz, Adolfo Pérez Esquivel, que había hecho parte de una estructura paramilitar que era comandada por Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Según él, el ganadero era jefe de un grupo conocido como los ‘Doce apóstoles’, que se dedicaba a hacer una tarea de ‘limpieza social’ especialmente interesada ‘ajusticiar’ a los colaboradores de la guerrilla.

Meses después ratificó ese testimonio ante un fiscal de derechos humanos, en una diligencia que se cumplió en el Consulado de Colombia en Buenos Aires (Argentina). Allí implicó al hermano del senador Uribe en la muerte de Camilo Barrientos, el conductor de un bus escalera que cubría la ruta entre Yarumal y Campameto (Antioquia), a quien le habrían pasado cuenta de cobro por colaborar con la insurgencia.

Por el testimonio de Meneses y otros agentes que integraban la Policía de Yarumal en 1994, como Alexander de Jesús Amaya, la Fiscalía cree que Santiago Uribe puede haber participado en el crimen, pues considera altamente probable que haya sido responsable de la conformación del clan de los ‘Doce Apóstoles’.

Además, uno de los trabajadores de las haciendas que pertenecían al ganadero dijo haber sido testigo de las reuniones que convocaba Uribe, en las cuales participaban miembros de la Policía del municipio y hombres vestidos de camuflado, identificados con brazaletes de las AUC. Se trata Eunicio Alfonso Pineda Luján, quien laboraba en una finca colindante a La Carolina, donde supuestamente se hizo común ver desfilar a los paramilitares.

A esas declaraciones se sumaron las de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, quien dijo haber escuchado hablar a Vicente Castaño sobre sus reuniones con Santiago Uribe y la colaboración que este le entregaba al grupo armado ilegal.

Otros exjefes para como Salvatore Mancuso acusaron al hermano del expresidente de prestarse para que sus hombres entrenaran en La Carolina, mientras que Daniel Rendón Herrera, ‘Don Mario’, no dudó en señalarlo como ficha clave de la extensión del paramilitarismo en Antioquia.

Ante el acopio de semejantes elementos de prueba, la Fiscalía emitió medida de aseguramiento que llevó a la captura de Santiago Uribe en Medellín, el pasado 29 de febrero. Dos días después la Procuraduría interpuso un recurso de apelación, a la espera de que el superior del fiscal responsable de la decisión pusiera en libertad al hacendado.

Sin embargo, el Ministerio Público parece haber caído en la cuenta de que esa fórmula puede resultar inocua. En el interior de esa entidad se dice que se cree que el vicefiscal Jorge Fernando Perdomo no estaría interesado en que el requerimiento prospere.

Como la Procuraduría está convencida de que el hermano del senador Uribe ha demostrado, con su comparecencia, que no interferirá en el desarrollo de las investigaciones sino que colaborará con ellas, insistirá ante un juez que revise la medida, que considera que la detención del ganadero es ilegal, por no mostrarse como estrictamente necesaria para seguir adelante con el proceso.

La situación no parece tan fácil para Santiago Uribe. Menso después de que el columnista Daniel Coronell retomara la versión de un oficial que habría sido asesinado por investigar el caso de los ‘Doce apóstoles’. Supuestamente, el teniente Víctor Hugo Méndez le dijo a su padre Eutimio poco antes de morir que el jefe de la banda era el hermano del senador Uribe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.