Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2015 3:25:00 PM

Santos: asesinato de opositor en Venezuela "no tiene ninguna justificación"

Durante una reunión de alcaldes en Montería el presidente se refirió a los recientes hechos que se han presentado en Venezuela.

;
AFP
El asesinato en Venezuela de un opositor al gobierno de Nicolás Maduro, durante un mitin previo a las elecciones legislativas del 6 de diciembre, "no tiene ninguna justificación", dijo este viernes el presidente Juan Manuel Santos.

"Esto que sucedió en Venezuela merece, por supuesto, la condena del mundo entero", afirmó el mandatario.

Luis Manuel Díaz, secretario de Acción Democrática (AD) en la ciudad venezolana de Altagracia de Orituco (estado Guárico), fue baleado el miércoles pasado en una tarima durante un acto al que asistía Lilian Tintori, esposa del líder opositor preso Leopoldo López, entre otros contradictores del presidente Maduro.

"Esperamos que se haga toda la investigación del caso, que los responsables sean judicializados y hacemos votos para que ojalá no tengan unas elecciones con violencia", afirmó Santos a propósito de los próximos comicios en el país vecino.

Tras la muerte de Díaz, por la cual la oposición venezolana acusó al oficialismo, Maduro aseguró que su asesinato correspondía a un "ajuste de cuentas" entre miembros de bandas criminales.

"Venezuela necesita unas elecciones transparentes y sin violencia", señaló el presidente Santos.

En los próximos días los venezolanos acudirán a las urnas para elegir 167 diputados de una Asamblea unicameral controlada por el oficialismo desde hace 16 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.