Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2011 12:00:00 AM

Santos y Chávez: una cita con los pies en la tierra

El reemplazo del acuerdo de la CAN, la seguridad y los avances de las comisiones bilaterales, temas clave en el encuentro entre Santos y Chávez.

Por tercera vez, los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Hugo Chávez, de Venezuela, se reunirán este sábado en la nueva etapa de las relaciones entre los dos países.
 
Como lo han anunciado las dos cancillerías, la reunión versará sobre la evaluación de los avances de las comisiones creadas en agosto pasado. No será una reunión de distensión, pues ese capítulo ya parece cerrado, sino más bien para impulsar unas “relaciones productivas, de trabajo, de integración y de paz”, como lo dijo el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, el pasado fin de semana.

Colombia comparte una frontera de 2.219 kilómetros con Venezuela. Además, tiene una importante relación comercial con el país vecino. Aunque la balanza comercial ha bajado ostensiblemente (en el 2008 alcanzó 6.000 millones de dólares y en el 2010 descendió a 1.400 millones de dólares), Venezuela ocupa el tercer lugar de destino de las exportaciones colombianas después de Estados Unidos y Ecuador.

Lo más urgente

En los últimos días, los anuncios de acuerdos comerciales y de infraestructura entre los dos países han ocupado la agenda de los medios de comunicación económicos. No es para menos, pues a mediados de este mes termina la permanencia de Venezuela en la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Eso quiere decir que los productos colombianos no contarán con las preferencias arancelarias de las que gozan gracias al acuerdo comercial, sino que deberán competir con los productos de otros países en igualdad de condiciones.

Por esta razón, para Carlos Ronderos, profesor investigador de comercio internacional en la Universidad Sergio Arboleda, el encuentro entre los mandatarios es de suma importancia desde el punto de vista comercial. “El comercio de Colombia y Venezuela depende cien por ciento de las preferencias arancelarias”, explicó el analista.

No hay certeza de que en el corto plazo se pueda crear un mecanismo para facilitar la entrada de productos colombianos a Venezuela sin aranceles. En la mesa hay varias propuestas. Una es que se prorroguen los convenios pactados con la CAN por otro período de tiempo. No obstante, el gobierno venezolano prefiere pactar un acuerdo nuevo con algunas condiciones nuevas.

“Que sea renovable cada cinco años y que se creen cadenas de producción entre los dos países”, explicó Ronderos, quien se mostró escéptico ante la posibilidad de que se pueda crear un mecanismo que deje satisfechas a las partes en corto tiempo.

Para Rónal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, “es el momento preciso para abordar ese tema y evitar la congelación comercial, ya no por falta de voluntad política, sino par falta de instrumentos”.

En criterio del investigador, es probable que tras la reunión se presenten los nuevos instrumentos porque las comisiones comerciales han estado trabajando para ello.

El pago de la deuda

Para los exportadores colombianos el tema que concentra su atención es la deuda que tiene el Estado venezolano con ellos. Según se calculó en agosto pasado, esa deuda oscila entre 800 millones y 900 millones de dólares. No obstante, ese cálculo está sujeto a la revisión de una comisión bilateral creada para ese fin, pues hay sospechas de que hubo sobrefacturación, entre otras irregularidades. Según el ministro de Comercio Exterior, Sergio Díaz-Granados, hasta ahora se han pagado 400 millones de dólares.

Para el experto en relaciones internacionales Andrés Molano, “el pago de la deuda no está resuelto, pero el avance en los pagos sí ha ayudado a rebajar la tensión en la política exterior colombiana”.

En criterio de Molano, el proceso de normalización de las relaciones no tiene por qué ser acelerado. “No se puede juzgar radicalmente, hay muchas cosas por hacer, pero la normalización es importante en sí misma”. Para el analista, lo deseable es que al término del encuentro entre mandatarios, anuncien acuerdos que le metan el acelerador al pago de la deuda, entre otros, que podrían afianzar aún más la confianza.

La seguridad

“La seguridad es el talón de Aquiles de las relaciones”. De esta manera, el investigador Rodríguez definió el avance en esa materia. “Es sabido, desde hace rato, que grupos ilegales se refugian en Venezuela”, agregó.

El investigador considera que son necesarios mayores coordinación y trabajo entre los dos países para la captura de guerrilleros y narcotraficantes en la región fronteriza. El “recelo” sigue siendo un obstáculo.

No obstante, el presidente Santos este jueves envió un mensaje de confianza en Chávez, todo con el objetivo de allanar el camino para su visita.

“(Chávez) se comprometió con el mundo y se comprometió con Colombia y ha venido cumpliendo, nos ha venido entregando gente.

Eso no tenía precedentes, gente de las FARC o del ELN. Nos ha venido entregando unos capos del narcotráfico muy importantes, algunos de ellos, inclusive les hemos dicho, mándelos para Estados Unidos porque nosotros los vamos a mandar, evítenos la intermediación”, dijo el mandatario.

Para Molano, el hecho de que Santos hubiera quitado el foco sobre el tema de la seguridad para el avance de las relaciones bilaterales le ha merecido frutos. Con el pragmatismo que lo caracteriza, Santos no se ha concentrado en la amenaza que significan las FARC para Colombia. Paradójicamente, así podría lograr mayor cooperación del lado de Venezuela”, dijo.

Para los analistas es claro que en ocho meses de gestión del presidente Santos los avances han sido notorios. Por un lado se recuperó la vía institucional, lo cual independiza las relaciones diplomáticas del estado de ánimo de los mandatarios, y por el otro, se han trazado objetivos claros. Todos coinciden en que políticamente la vuelta a la diplomacia ha tenido efectos positivos en la región.

Las relaciones comerciales difícilmente volverán a ser lo que fueron en años pasados, pues las condiciones económicas de Venezuela han cambiado. Los expertos prefieren que no se generen expectativas exageradas sobre el encuentro de mandatarios, pero, anotan, sí es vital que se enuncie la posibilidad de un mecanismo para reemplazar el acuerdo de la CAN.

No hay que olvidar que la relación bilateral históricamente ha sido de altibajos. Sin embargo, es mucho mejor el estado actual, con encuentros y acuerdos en perspectiva, que el tipo de relación que existía entre los gobiernos hace solo unos meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.