Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/09/01 08:12

La polémica por la pregunta del plebiscito de paz

El anuncio del presidente Juan Manuel Santos no tiene contenta a la oposición. Anuncian tutelas para reformular la pregunta.

La polémica por la pregunta del plebiscito de paz Foto: Javier de la Torre

Horas después de que la campaña por el plebiscito encendió motores se empezaron a sentir los turbulentos días que vivirá el país hasta la refrendación de los acuerdos de paz entre el Gobierno y las FARC, el próximo 2 de octubre.

No sólo las alianzas políticas que impulsan el Sí o el No agitan la contienda electoral, sino también los parámetros que regirán el plebiscito para la paz. Aunque la pregunta que oficializó el mandatario no sorprendió por corresponder al mismo título que lleva el documento de 297 páginas que sellaron las partes, en sectores de oposición el tema sí levantó varias ampollas casi de inmediato.

Uno de los primeros en pronunciarse sobre el tema fue el expresidente Álvaro Uribe a través de su cuenta de Twitter: "La pregunta del plebiscito induce, viola la neutralidad, contra la Constitución utiliza la palabra paz, no es pregunta, es un deseo", dijo el expresidente.

No fue el único, para el exministro Juan Lozano, "la pregunta del plebiscito, que ocultaron al Congreso, induce respuesta y esconde signatarios del acuerdo, vulnera lo dispuesto por la Corte".

Incluso, el representante a la Cámara del Centro Democrático Santiago Valencia le dijo a Caracol Radio que se tramita una tutela contra la Presidencia solicitando el cambio de la pregunta. "Carece de todos los elementos que determinó la propia Corte Constitucional en la Sentencia C-379 de 2016”, le dijo el congresista a la cadena radial. 

En términos generales, las críticas a la redacción de la pregunta apuntan en dos direcciones: haber incluido la palabra paz y haber excluido cualquier mención a las FARC.

Ante ese panorama, el mandatario no tardó en salirle al paso a las críticas y aseguró este miércoles que la Corte Constitucional le dio facultades para redactar la pregunta "que le dé la gana" en el plebiscito.

"La Corte Constitucional me dio el mandato, le dio el mandato al Gobierno, el presidente tiene la facultad de redactar la pregunta que se le dé la gana, pero eso sí, que sea clara y sencilla", dijo en la conmemoración del Día Nacional de Rendición de Cuentas.

Le recomendamos: Esta es la pregunta que responderán los colombianos en las urnas

Durante su intervención, Santos destacó la simplicidad de la pregunta que se pondrá a consideración del electorado sobre si apoyan o no el acuerdo logrado con las FARC. "Ahora están diciendo que estamos induciendo el voto. No. Francamente es lo más claro y lo más sencillo que hemos podido hacer", puntualizó.

Las reglas del juego, al parecer, son otras. Contrario a lo que pasó en el gobierno del expresidente Álvaro Uribe cuando la Corte cambió la pregunta del referendo que le daba vía libre a una nueva elección del presidente, en esta ocasión cuando el alto tribunal le dio la bendición al plebiscito, cambió la obligación de que un órgano jurisdiccional revise qué se le va a preguntar a los colombianos. Así las cosas, el mandatario tiene la facultad de formular la pregunta que desee. Pero el tono desafiante de la explicación de Santos no cayó nada bien.      

Un caso similar se presentó en Piedras (Tolima) en el 2013 cuando los habitantes del municipio salieron a las urnas a decidir si querían o no proyectos de exploración minera en su territorio. La empresa en cuestión calificó la pregunta como "tendenciosa y no está apegada a la verdad, porque nosotros no practicamos ese tipo de minería y estamos comprometidos con el medio y la actividad agrícola de la zona”.

En el plano internacional también está el antecedente fresco de lo que ocurrió en el Reino Unido con la consulta sobre su permanencia en la Unión Europea, el famoso Brexit en el que sorpresivamente se definió la salida de los británicos. Varios columnistas y observadores han trazado paralelos entre la refrendación de los acuerdos y la consulta británica, que también tuvo algún debate alrrededor de la pregunta inicial.

En Reino Unido, la Comisión Electoral hizo un ajuste porque consideró que la pregunta original, que era "¿Debe el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea?", estaba de alguna forma inducida y favorecía la permanencía.

Le puede interesar: Lo que se podría aprender del ‘Brexit’ para el plebiscito

Así, en lugar de inclinarse por una pregunta con una respuesta de Sí o No, se hizo la siguiente redacción: “¿Debe el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o debe abandonar la Unión Europea?”. Y los votantes debieron elegir entre “permanecer” o “abandonar”. Con todo, después de la sorpresiva victoria de los partidarios por abandonar la UE, nadie salió a echarle la culpa a la pregunta.

En todo caso, el tema de cuál es la pregunta se les formulará a los colombianos no es menor, pues de su respuesta depende que los acuerdos alcanzados con las FARC se pongan o no en marcha.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.