Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/02/29 02:45

Santos le recuerda a Pastrana el despeje del Caguán

El presidente se declaró triste por las nuevas críticas que el exmandatario hizo al proceso de paz. Le recordó que en su gobierno se despejó una zona del territorio del tamaño de Suiza.

Santos le recuerda a Pastrana el despeje del Caguán Foto: Archivo particular

El presidente Juan Manuel Santos no pudo encontrar un escenario más idóneo para responder las nuevas críticas que el expresidente Andrés Pastrana lanzó sobre el proceso de paz con las FARC que se adelanta en La Habana.

Durante la ceremonia de consagración de 15 nuevos colegiales de número en la Universidad del Rosario, claustro donde estudió Pastrana, se declaró triste por las nuevas afirmaciones del exmandatario, en un artículo publicado en El Tiempo, el domingo pasado, donde calificó los acuerdos en materia de justicia transicional como “un golpe de mano” en contra del establecimiento, y afirmó que “se entregó el país en 72 horas”.

Santos, en directa alusión a Pastrana, aseguró que “la Jurisdicción Especial de Paz no reemplaza nuestras instituciones de justicia ni nuestro poder legislativo, como se quiso decir”, sino que “los complementa y fortalece para esta situación especial y única de lograr la terminación de un conflicto armado”.

El jefe del Estado puso de presente que dicha Jurisdicción “fue el producto de un trabajo serio y dedicado a lo largo de cinco meses. No va a tener facultades supraconstitucionales, ni sus decisiones serán inapelables”.

Al referirse a las críticas, Santos dijo que los sofistas utilizan un recurso que se llama la "Falacia del espantapájaros”, que consiste en tergiversar una realidad y convertirla en un muñeco de paja para asustar.

La justicia transicional, dijo el presidente, fue creada para poder resolver un conflicto como el colombiano, “donde los grupos insurgentes no reconocen precisamente, la justicia del Estado contra el cual se alzaron en armas”.

“Por eso hay que crearla”, agregó y señaló que “las partes se pusieron de acuerdo en la creación de una Jurisdicción Especial, con un Tribunal con capacidad para investigar, juzgar y sancionar, bajo las leyes colombianas”.

Advirtió que de lo contrario, “la alternativa sería un tribunal impuesto desde afuera –por la ONU, por ejemplo–, como ocurrió en Yugoslavia y en Ruanda”.

Eso sí, aclaro que  “el Tribunal de Paz estará por encima de las Altas Cortes; ni mucho menos de los compromisos del país en materia de Derechos Humanos y DIH, que respeta en su totalidad”. Y recordó la justicia transicional fue diseñada “en total concordancia con el Estatuto de Roma”.

Santos confesó su tristeza al ver cómo “un expatrono de la Universidad del Rosario, para referirse a Pastrana, que dedicó los cuatro años de su gobierno a buscar la paz –incluso despejando de fuerza pública un territorio del tamaño de Suiza–, hable ahora de “entrega del país” y busque deslegitimar un esfuerzo serio, responsable y prudente que todos esperamos que nos lleve a la meta de la paz, una paz que –repito– no le pertenece a nadie, sino a todos los colombianos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.