Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2015 6:50:00 AM

Expectativa por encuentro entre Maduro y Santos

En un ambiente tenso los presidentes podrían encontrarse hoy en la cumbre de la Celac en Costa Rica.

La frustrada visita del expresidente Andrés Pastrana a Venezuela para reunirse con Leopoldo López provocó un tenso cruce de acusaciones entre ambos países después de que Colombia pidió la libertad del líder opositor.

Paradójicamente, la relación entre los gobiernos atravesaba un buen momento después de muchos enfrentamientos verbales que habían quedado olvidados, hasta este fin de semana.

Pastrana y el expresidente chileno Sebastián Piñera intentaron entrar el domingo en la cárcel de Ramo Verde, donde está internado López desde hace casi un año, pero las autoridades venezolanas lo impidieron en la puerta de la prisión.

El propio presidente venezolano Nicolás Maduro llamó "vagos" a los exmandatarios, los acusó de apoyar un golpe de Estado en su contra y de estar pagados con dinero del narcotráfico.

La Cancillería colombiana protestó por el trato recibido y exigió "dignidad" para Pastrana. Además pidió que "Leopoldo López recupere su libertad lo antes posible".

De esta forma Colombia se convirtió en el país latinoamericano que más claramente se ha posicionado en favor de la liberación del líder de Voluntad Popular.

El gobierno de Maduro respondió con dureza. Dijo que Colombia es "cómplice de un acto inamistoso" en contra de la democracia y advirtió que este tema supone "un retroceso peligroso en las relaciones bilaterales".

Caracas "repudió" la postura colombiana y defendió el encarcelamiento de López porque "ha cometido delitos graves contra los derechos humanos y llama públicamente al derrocamiento del gobierno legítimo de Venezuela" en referencia al proceso que se sigue en su contra desde hace un año.

Horas más tarde, Maduro manifestó: "No acepto que la Cancillería colombiana se inmiscuya en los asuntos internos" de Venezuela y afirmó ser víctima de una conspiración orquestada por elementos de la derecha colombiana para desestabilizar su gobierno.

Maduro y su par colombiano, Juan Manuel Santos, tendrán la oportunidad de discutir a fondo sus diferencias el miércoles cuando ambos acudan a una cumbre de líderes de América Latina y el Caribe en Costa Rica.

"No al intervencionismo, tengo que decirlo y espero decírselo personalmente al presidente Santos en Costa Rica y seguir ratificando la necesidad de no dejar que gente como el tal Pastrana y el tal Uribe sigan metiéndole palo a la carreta y descarrilen las relaciones que tanto esfuerzo nos cuestan, de diálogo, de respeto".

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos confirmó este miércoles que pese a los retrasos en el itinerario, participará de la cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Una falla técnica que presentó la aeronave en París corrió su agenda seis horas y puso en duda la participación del mandatario. Además, el cierre de El Dorado obligó al avión a permanecer tres horas en la base militar de Palanquero este miércoles. Sin embargo, pese a los traspiés, el jefe de Estado estará presente en la cumbre.

Para el analista Vicente Torrijos, profesor de la Universidad del Rosario, el comunicado de la Cancillería colombiana conlleva un mensaje: Como "la situación en Venezuela es insostenible (...), el gobierno colombiano considera que es mejor ir tomando distancia antes de que la situación empeore".

Para el protagonista del incidente, Andrés Pastrana, las relaciones entre Bogotá y Caracas cambian "totalmente" después de que el Gobierno pidió por primera vez la liberación del líder opositor venezolano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.