Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/6/2013 12:00:00 AM

“Santos, no se meta entre Uribe y Maduro”

La senadora Alexandra Moreno dice que la prioridad son las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela.

Aunque el presidente Juan Manuel Santos dijo que “la dignidad de los expresidentes se defenderá por los canales diplomáticos correspondientes”, la senadora Alexandra Moreno Piraquive, quien integra la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, le pidió a Santos darle prioridad a la armonía de las relaciones diplomáticas con Venezuela. En otras palabras, que no se meta entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el expresidente Álvaro Uribe.
 
“El expresidente Uribe encuentra lo que busca”, dijo Piraquive refiriéndose a las palabras de Maduro, quien el viernes pasado se refirió a Uribe como “asesino”. “Uribe también los ha tratado a ellos (al gobierno de Venezuela) de guerrilleros y auxiliadores del terrorismo”.
 
Moreno Piraquive, en diálogo con Semana.com dijo que “una cosa son las diferencias personales y otra son los problemas de Estado”, y la prioridad es la segunda. “El presidente Santos no debe meterse en este tipo de asuntos que provoca Uribe”, sugiere.
 
La posición de la congresista del MIRA no deja de ser sorpresiva. Además, porque los partidos políticos en el Congreso han preferido guardar silencio frente a los ataques de Maduro a Uribe. Roy Barreras, dirigente de La U y presidente del Congreso, solamente dijo: “Las relaciones internacionales son del resorte del presidente de la República y de la canciller”.
 
Barreras dijo que el Congreso colombiano fijará una posición frente a las declaraciones de Maduro, las agresiones que denuncian los diputados de la oposición en Venezuela y el proceso de paz con las FARC, donde Venezuela es uno de los países facilitadores. “Ningún tema se puede abordar por separado”, insiste Barreras.
 
Alfonso Prada, presidente del Partido Verde, dice que las palabras de Maduro son un acto de irrespeto inaceptable. “Que se sindique al presidente Uribe de ser un asesino internacional es inadmisible. Independientemente del afecto o las diferencias que tengamos con el presidente Uribe, hoy debemos darle nuestra solidaridad”. El jefe de los verdes cree que este es un momento oportuno para “marcar una distancia frente a Maduro”.
 
El Centro Democrático le ha insistido a Santos una enérgica nota de protesta. Óscar Iván Zuluaga, precandidato presidencial de este movimiento, asegura que “esto no es un asunto personal, sino institucional. Lo que está en juego es la dignidad de un expresidente de la República”.   
 
Zuluaga ha venido cuestionando las más recientes decisiones del gobierno Santos frente a los asuntos de Venezuela. Calificó de error diplomático haber sido Santos uno de los primeros mandatarios en haber reconocido el triunfo de Maduro a pesar de que no hubo un reconteo de votos, como lo pidió la oposición venezolana; cuestionó la presencia del gobierno colombiano en la posesión de Maduro, así como el silencio del Gobierno frente a las agresiones que han denunciado los diputados de oposición en el vecino país.
 
Este lunes los uribistas, en el llamado decálogo sobre el proceso de paz, han vuelto a cuestionar la participación de Venezuela. “La paz del país no puede estar subordinada a los intereses de gobiernos extranjeros. La paz es un asunto interno de Colombia, que debemos resolver los colombianos de manera soberana, sin injerencias externas”, dicen los uribistas.
 
Consideran, además, que la facilitación internacional “no es un ingrediente indispensable” para adelantar diálogos de paz, pero que, de requerirse, debería ser con países que garanticen “absoluta neutralidad e independencia”.
 
“Los Gobiernos o entes internacionales que hayan mostrado en el pasado alguna simpatía o realizado apoyo a grupos terroristas no deben hacer parte de la facilitación internacional. El chavismo, que ha apoyado y patrocinado a los terroristas criollos, no tiene ninguna autoridad moral ni independencia para ser patrocinador de la paz en Colombia. Para los colombianos es inaceptable que el actual gobierno se doblegue ante el fraude y la violencia dictatorial en Venezuela por el interés de mantener diálogos espurios con los terroristas”, dijeron los uribistas en el decálogo, en el que fijaron su postura frente a la paz.
 
El gobierno Santos ya anunció que piensa defender la dignidad de los expresidentes por la vía de los canales diplomáticos. Seguramente la nota de protesta no será necesaria. La canciller María Ángela Holguín ha concertado una reunión con el embajador de Venezuela en Bogotá para revisar el tema. Pero una crisis en las relaciones entre los dos países parece descartada. Sólo se espera saber en qué términos Santos defienda la dignidad del expresidente Uribe, uno de los principales opositores de sus políticas de gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.