Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/4/2014 12:00:00 AM

Los primeros reversazos de Santos II

El presidente prometió ampliar el período de los alcaldes y gobernadores, pero sus congresistas le impidieron cumplir.

El pasado mes de febrero, el presidente Juan Manuel Santos aprovechó el Encuentro Nacional de Municipios que se celebró en Bogotá para hacerles una promesa bastante seductora a los alcaldes y gobernadores del país.

Eran tiempos de campaña. Santos aspiraba a la reelección y sus discursos, en ocasiones, trasvasaban la fina línea divisoria entre el presidente y el candidato, las dos condiciones que tenía cuando se dirigió a los mandatarios locales.

El país ya conocía las intenciones de Santos de que si llegara a ser reelegido acabaría con la reelección. A cambio ampliaría el período presidencial a cinco o seis años. Y quizá con algún propósito electoral, prometió igualar el período del presidente con el de los alcaldes y gobernadores, y para él lo ampliaría dos años el período de los actuales mandatarios locales y regionales.

“Podría ser un buen momento para que a los actuales alcaldes, que terminan su período en el 2015, se les prolongue dos años más y coincida con la finalización del período presidencial del 2018”, manifestó aquel día Santos y se comprometió a que si ganaba la reelección, radicará ante el nuevo Congreso un proyecto de reforma constitucional para consolidar su propuesta.

Santos fue reelegido y presentó el proyecto de reforma al equilibrio de poderes. Cumplió su promesa de acabar la reelección, pero los alcaldes y gobernadores quedaron esperando que allí se incluyera un articulito que les permitiera quedarse en el poder hasta el 2018.

Y es que en la reforma, a pesar de que había sido su idea, no se incluyó la ampliación del período presidencial ni la coincidencia entre períodos con los alcaldes y gobernadores.

¿Qué sucedió entre febrero y septiembre para que Santos cambiara de opinión?

Al parecer, el presidente Santos se la jugó hasta último momento por su propuesta. Así se lo hizo saber al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien no sólo se encargó de la redacción definitiva del proyecto sino que trató de alcanzar un consenso con los partidos políticos alrededor de esta iniciativa.

Durante tres semanas Cristo tuvo reuniones de trabajo con parlamentarios de los partidos de la Unidad Nacional, con los de la oposición del Centro Democrático y del Polo. El consenso definitivo no se produjo, entre otras, porque los propios congresistas de la coalición de gobierno se opusieron a que se ampliara el período del presidente de la república.

La razón es que los congresistas de la Unidad Nacional consideraron que al ampliar el período presidencial se debía también aumentar el de los jefes de los organismos de control, pero sobre todo los de los alcaldes y gobernadores. Y es aquí donde se concentró la oposición.

Roy Barreras, de la U, quien era un defensor de la ampliación del período a cinco años, considera que la oposición se dio por asuntos de poder local. A los parlamentarios que tienen alcaldías y gobernaciones les gustaría, pero no a los que perdieron esas elecciones y no están dispuestos a una sequía burocrática superior a cuatro años.

Armando Benedetti, también de La U, calificó de “inviable” la propuesta de Santos. Por eso, antes de que el gobierno presentara el proyecto, aseguró que en el Congreso no tendría futuro la propuesta de ampliar el período constitucional del presidente y demás funcionarios.

En principio el Gobierno estaba dispuesto a presentar el proyecto tal como lo había propuesto en campaña. Pero al comprobar el ambiente a la contra, y para evitar cantada derrota en el Congreso, el presidente Santos y el ministro del Interior decidieron que ese no sería un punto de honor y quitaron la propuesta.

Los actuales alcaldes y gobernadores que esperaban que Santos les ampliara su período hasta el 2018 comprobaron lo que ellos también conocen. Que una cosa es lo que se dice en campaña política y otra la que se ajusta a la realidad política cuando se está en el Gobierno. La pregunta es si alguna cuenta de cobro le pasarán los mandatarios locales al jefe de Estado.Sin embargo Santos dijo este jueves que va cumplir con su promesa y que si no es en la reforma al equilibrio de poderes será en otra reforma.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.