Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/05/11 10:33

Santos propondrá que no haya visas para los corruptos

Esa será la petición que liderará el presidente Juan Manuel Santos en la Cumbre mundial contra la corrupción que se adelanta en Londres.

Para el presidente Juan Manuel Santos, la limitación de las visas pra los condenados por corrupción es una herramienta adicional para luchar contra ese flagelo. Foto: EFE / Andy Rain

Presidentes o representantes de los gobiernos de 26 países; miembros de la sociedad civil; abogados; empresarios, y organizaciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario internacional y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ya están reunidos en Londres, donde este miércoles se desarrollará la Cumbre Global contra la Corrupción.
 
Uno de ellos es el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, invitado especial del primer ministro británico, David Cameron, quien le encomendó liderar una de las tres sesiones especiales de la Cumbre.
 
Ello, aunque en Colombia la oposición cuestiona que el mandatario lidere un diálogo internacional contra la corrupción. Por ejemplo, la víspera, congresistas del Centro Democrático le recordaron que el escándalo por la muerte por desnutrición de cientos de niños de la comunidad indígena wayúu, en La Guajira, obedece a malos manejos de los recursos para la alimentación.  
 
Pero Santos asegura que Colombia tiene credenciales y autoridad para referirse a la materia. Por eso, bajo del brazo lleva los logros de su gobierno, como la expedición del Estatuto Anticorrupción, una ley sancionada en el 2011 que ha permitido condenar a más de 1.800 personas por delitos contra los recursos públicos.

El presidente también exhibirá la Ley de Transparencia, que ha llevado a capacitar a más de 10.000 funcionarios y que ha hecho obligatorias prácticas como la publicación de contratos en plataformas por internet, así como la creación del Observatorio Anticorrupción, que está dando resultados interesantes para focalizar la acción.
 
Además de estos antecedentes, Santos llegó a Londres con una propuesta audaz. Según informó el diario bogotano El Tiempo, plantea quitar las visas a quienes sean condenados por corrupción, para bloquear su ingreso y negocios en todos los países que participan en la Cumbre. Sería una sanción adicional y un mecanismo de cooperación internacional para combatir con mayor eficacia este flagelo.
 
Y es que en la Cumbre se firmará una declaración conjunta entre 26 países y organismos asistentes, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, representantes de Naciones Unidas y la Unión Europea. Por Latinoamérica estarán sólo Colombia, México y Argentina.

Santos también explicó que el acuerdo incluirá el establecimiento de un Registro Centralizado, que obligará a los países a identificar a los dueños de empresas, y así combatir los llamados paraísos fiscales.
 
Se incluirá además la adopción de nuevos estándares contra del lavado de activos, que permitan una recuperación efectiva de los recursos, además de un mecanismo Global de Apoyo técnico a las Unidades de Análisis Financiero y contendrá mayores compromisos para transparencia en contratación pública.
 
Se buscará también que se aproveche el uso de la tecnología para brindar más agilidad y tener mayor cooperación para perseguir los dineros de los corruptos.

El jefe de Estado colombiano ratificará además en Londres el compromiso del Gobierno con la iniciativa de transparencia de las industrias extractivas en el país.
 
Para el anfitrión, el primer ministro inglés, David Cameron, la corrupción es enemiga de la prosperidad y la raíz de muchos de los problemas en el mundo. “Destruye el empleo y retrasa el crecimiento económico. Atrapa a los pobres en una pobreza aún más extrema y socava nuestra seguridad al empujar a la gente a unirse a grupos extremistas”, dijo, según recogieron los despachos internacionales de prensa.
 
Cameron también consideró que la batalla contra la corrupción “no se ganará de la noche a la mañana. Va a tomar tiempo, valor y determinación realizar las reformas necesarias”. Aunque parece un evento diplomático más, hay expectativas por las conclusiones de la Cumbre, especialmente entre los países participantes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.