Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2012 12:00:00 AM

Santos: "Si logramos acordar la paz, a este país no lo para nadie"

Con motivo del día nacional de las víctimas, el mandatario Juan Manuel Santos participó en Villavicencio en un homenaje de memoria y solidaridad con ellas.

Acompañado de la mitad de su gabinete y de las personas claves en el proceso de reparación a los más de cuatro millones de víctimas del conflicto armado, el presidente Juan Manuel Santos hizo un saludo extensivo a esa población en todo el país y a quienes han respaldado esta iniciativa.

"La paz empieza por la reparación de las víctimas y no se puede pensar en un Estado social de derecho si no les hacemos la justa reparación a las víctimas", aseveró el mandatario en el coliseo Álvaro Mesa en Villavicencio, Meta.

Frente a víctimas del desplazamiento forzado, de las minas antipersonal o de las ejecuciones extrajudiciales, quienes asistieron desde temprano este lunes al lugar de encuentro con los funcionarios de gobierno, el presidente recordó que el proceso de la reparación sólo lleva tres meses y que el trabajo que se ha hecho hasta ahora ha sido, en su concepto, "espectacular". Reconoció también que llevará años y que nunca el dinero será suficiente, pero es necesario.

"A uno se le arruga el corazón cuando escucha a las víctimas explicando por qué no se rinden" aseguró el mandatario y les pidió a ellas mismas paciencia, solidaridad y comprensión en el proceso de restitución, pues "hay víctimas que se encuentran muy necesitadas y por eso este proceso se llevará gradualmente".

En su intervención Santos sostuvo que Meta tiene todas las características que requiere el país "para que seamos imparables" y volvió a hacer alusión a la necesidad de alcanzar la paz. "El pueblo colombiano quiere paz y se la vamos a dar", aseguró enfático.

La jornada de homenaje a las victimas comenzó temprano este lunes con la intervención del gobernador del Departamento, Alan Jara, quien fue él mismo víctima de secuestro a manos de las FARC por casi ocho años.

"Estamos aqui para reiterar que la paz empieza con el reconocimiento a las víctimas y con un acompañamiento decidido en la reconstrucción de sus proyectos de vida", aseveró Alan Jara.

"Hoy es un día histórico y agradezco al señor presidente por haber escogido Meta como el lugar para celebrar el primer día de las víctimas", expresó el gobernador, quien aprovechó su intervención para saludar a los 10 uniformados recientemente liberados unilateralmente por las FARC y recordar que "el secuestro es una historia que en nuestro departamento ha causado mucho terror".

No obstante, recordó que Meta también ha sido lugar de procesos de paz y por ello "el departamento está dispuesto a trabajar para que esto se logre (la paz) desde diferentes ámbitos, como con la atención a las víctimas y promoviendo de manera efectiva y real sus políticas públicas y nacionales en pro de los derechos humanos".

Jara finalizó su intervención expresando su agradecimiento a las ONG, a la Pastoral social y finalmente al presidente Santos por habérsela "jugado con esta ley". "Como víctima se lo agradezco y como colombiano le reconozco que este es un gran paso", dijo.

Testimonios

En el público miles de víctimas cargadas de afiches y de fotos con los rostros de sus familiares desaparecidos, dejaron claro que no se han rendido y que continuan reclamando que se haga justicia y que haya reparación en sus casos.

En octubre del 2003, Naidu Diaz Quiroga de 18 años salió de su casa en el municipio de Vistahermosa rumbo a una pequeña finca en Piñalito, ubicada también en el departamento del Meta.

La chica dejó su casa necesitada de trabajo y por eso acudió al llamado de esa finca donde cuidaría niños. Meses después de no tener noticias de ella, su madre empezó su búsqueda y viajó hasta Piñalito pero nunca más volvió a saber nada de Naidu.

Eudoro Robayo tenía 37 años la última vez que se le vio. El 7 de enero de 1989 salió a trabajar junto a su hermano y jamás regresó. Sus familiares lo buscaron, hicieron preguntas pero nadie jamás les respondió.

Cenólica Quintero perdió a su hija de once años quien fue secuestrada a finales de los 90 por gente de un grupo armado. No volvió a saber nada más de ella sino hasta el 2005 cuando se enteró de que había fallecido. Cenólica no solo sufrió el secuestro y muerte de su hija sino que también vivió en carne propia los horrores de la guerra después de que cuatro hombres la violaron.

Una, dos, tres y hasta cuatro millones son las historias de las víctimas, según el registro oficial, que existen en el país. Relatos de personas que vivieron en carne propia o a través de sus familiares los crímenes del conflicto.

Las autoridades dejaron claro que el homenaje organizado este lunes tiene como uno de sus objetivos principales la creación de Centro Regional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas del Meta, un espacio a través del cual se gestionarán los servicios a los que tienen derechos las víctimas del conflicto.

En el evento también estuvieron presentes el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra; el del Interior, Germán Vargas Lleras; el fiscal, Eduardo Montealegre, y el alcalde de Villavicencio, Juan Guillermo Zuluaga.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.