Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/08/10 09:12

La carta en la que Carlos Lehder dice que le “pusieron conejo”

El convicto por narcotráfico se queja de que las autoridades norteamericanas no le cumplieron. Pide la ayuda del presidente Santos.

Carlos Lehder y Juan Manuel Santos Foto: Archivo SEMANA

El narcotraficante se queja de que luego de haber ayudado al gobierno estadounidense le dieron 55 años más de cárcel. La misiva fue revelada por La W.

En tres páginas, el mítico narcotraficante, cofundador del cartel de Medellín junto con Pablo Escobar, resumió lo que ha sido su vida en una cárcel de los Estados Unidos. La carta fue dirigida al presidente Juan Manuel Santos “desde una prisión federal de los Estados Unidos en condición de extraditado”.

En el documento Lehder se queja de que fue condenado a más de 30 años de cárcel, que era el acuerdo que tenía con las autoridades americanas. Lo más sorprendente, a su juicio, es que recibió esa pena después de haber colaborado con la justicia norteamericana. Es decir, en pocas palabras Lehder se queja de que le pusieron conejo.

El narcotraficante hace en largo relato de lo que ha sido su proceso en Estados Unidos. Cuenta que su extradición fue autorizada por el presidente que “más he admirado, Belisario Betancur”. Años después, en 1987, fue capturado y enviado a Estados Unidos. Allí fue sentenciado a cadena perpetua más 135 años por negociar más de 2.000 kilos de cocaína.

El sistema norteamericano de justicia permite las rebajas de penas a cambio de colaboración. En este mecanismo Lehder fue reclutado en 1991 por fiscales de ese país para que ayudara en una misión clave: el juicio contra el exdictador de Panamá Manuel Noriega.

Para esa crucial tarea, el narcotraficante firmó un acuerdo de dos puntos con la justicia. El primero establecía que le cambiarían su sentencia a una pena menor a 30 años. El segundo era que bajo ninguna circunstancia tendría un castigo superior al de Noriega.

Los americanos no le cumplieron ninguno de los dos puntos. Lehder cuenta que fue “resentenciado, sin abogado y por correo, a 55 años de prisión”. Mientras tanto, a Noriega le dieron 30 años de cárcel que cumplió hace seis años. Desde ese momento vive libre en Panamá.

Por cuenta de esos hechos el cónsul de Colombia en ese país ha pedido revisar el caso, sin éxito. Por eso, este decidió acudir al presidente Santos, a quien en la misiva califica como “uno de los líderes mejor informados de Colombia”.

Lehder le cuenta al presidente que él es parte de un “grupo de visionarios contrabandistas paisas” que lograron lo que “por milenios los alquimistas no pudieron: convertir un kilo de hojas refinadas en un kilo de oro puro”.

La misiva finaliza con un toque poético. “Con la humildad y la esperanza del arriero paisa, que expulsado de su Colombia ha permanecido y sobrevivido 28 años de cautiverio… ya me acerco a los 70 años de edad y merezco morir en Colombia”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.