Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/28/2014 12:00:00 AM

Futuro de Angelino en las manos de Santos

El ex vicepresidente sólo podría participar en las próximas elecciones con el aval de La U, partido al que renunció.

A un año de las elecciones locales, Angelino Garzón tiene enredado su futuro político. Cuando abandonó la Vicepresidencia, el pasado 7 de agosto, afirmó que pensaría la posibilidad de ser candidato a la Alcaldía de Bogotá o a la de Cali. Pero más allá de este dilema, el ex vicepresidente tiene un problema difícil de resolver: qué partido político avalará su eventual candidatura.

El pasado 26 de agosto, Angelino informó a través de su cuenta de Twitter su renuncia al Partido de La U, el cual lo avaló como candidato a la Vicepresidencia en el 2010.

Días después, el 2 de septiembre, le envió una carta al presidente de la Corte Constitucional, magistrado Ernesto Vargas Silva, en la que le pidió un concepto para saber si está habilitado para hacer política por fuera del partido del presidente Juan Manuel Santos.

Ha pasado casi un mes desde cuando elevó aquella consulta, pero su principal inquietud aún no la ha podido resolver. Y lo que es peor, con el paso de los días, el ex vicepresidente cada vez entra en razón de que sus únicas posibilidades están con el partido de La U.

En las últimas semanas se han producido movimientos políticos para allanar un posible aval para Angelino. Por ejemplo, hace dos semanas, el partido Alianza Social Independiente llegó a un acuerdo con el dirigente sindical Julio Roberto Gómez (expresidente de la CGT) para que asumiera la copresidencia del partido.

Gómez ha sido uno de los dirigentes más cercanos a Angelino. Incluso fue el coordinador nacional del Centro Independiente, el movimiento que fundó el ex vicepresidente pero que, al parecer, se quedó solo en un experimento. Y su llegada a la ASI se interpretó como una avanzada para que este movimiento fuera el que arropara una aspiración política de Garzón, bien a la Alcaldía de Bogotá o bien a la de Cali.

Mientras esto sucedía, la Corte Constitucional aún no le responde la misiva a Angelino y no se sabe si lo vaya a hacer, ya que la petición del expresidente no deja de ser exótica, pues este alto tribunal no tiene funciones de órgano consultivo de particulares.

Pero la respuesta que busca Angelino está en la Ley 1475 de 2011, también conocida como la ley de partidos políticos. Dicha ley señala que quien haya sido elegido por un partido político y quiera presentarse a una elección por un movimiento distinto, deberá renunciar un año antes del primer día de inscripción de candidatos.

La misma ley señala que las inscripciones serán cuatro meses antes de la elección. En el caso de los próximos comicios locales, que se celebrarán el 25 de octubre del 2015, el primer día de inscripción será el 25 de junio.

Al interpretar la ley de partidos, Angelino ha debido renunciar a La U el pasado 25 de junio. Como se recordará, ese día se produjeron masivas renuncias de dirigentes políticos. Por ejemplo, Juan Carlos Vélez renunció al Congreso y al partido de La U para no inhabilitarse ante una eventual aspiración suya a la Gobernación de Antioquia o la Alcaldía de Medellín por el Centro Democrático. Lo mismo pasó con el exsenador Camilo Romero, quien pertenecía al Polo Democrático, pero decidió enrolarse en las filas de la Alianza Verde, partido del que actualmente es uno de sus copresidentes.     

Sin embargo, Garzón, para cumplir su promesa de ser vicepresidente hasta el 7 de agosto del 2014, sólo renunció cuando abandonó el cargo. Y esa decisión prácticamente dejó su futuro político en manos del presidente Santos, jefe natural de La U.

Este partido, de cara a los próximos comicios regionales, tiene en mente hacer coaliciones con los otros socios de la llamada Unidad Nacional, especialmente con el Partido Liberal. Por ejemplo, para Bogotá, la principal apuesta será la de hacer coalición en torno a la aspiración del exministro liberal Rafael Pardo, circunstancia que le cierra las puertas a Angelino de presentarse para la alcaldía de la capital.

Y en Cali el panorama es igual de complejo, toda vez que si Angelino quiere participar, no tiene otro camino que pedir el aval de La U, partido al que renunció y con el que sus relaciones quedaron maltrechas. De hecho, en el discurso de posesión para su segundo mandato, Santos no hizo mención alguna de quien fuera su vicepresidente.

Por eso en el ambiente político hay una tesis que corre con fuerza. Y es que Angelino estaría “secuestrado” en el Partido de La U. Y si quiere reencauchar su carrera polític,a sólo podrá hacerlo de la mano del presidente Santos.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.