Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/18/2015 9:10:00 PM

Santos y Uribe, conmovidos en la zona de la tragedia

Ambos visitaron Salgar. El presidente, para dirigir las labores de rescate y el exmandatario, muy afectado, porque allí fue donde se crio.

La tragedia los unió. El dolor hizo que Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe Vélez dejaran atrás la pugnacidad que los ha lanzado a orillas distintas y fueran este lunes a Salgar (Antioquia) para abrazar a las víctimas de la riada que se llevó más de medio centenar de vidas.

Aunque no estuvieron juntos, a ambos se les vio muy afligidos. Uribe se mostró dolido porque Salgar es ni más ni menos el pueblo en donde él se crio. Sus padres lo trajeron siendo un niño y aquí cultivó su amor por las labores del campo.

“Algunos de los vecinos sufrieron en persona esta tragedia”, exclamó Uribe. “Es muy triste, muy triste. Medio centenar de muertos, muchos desaparecidos, familias enteras desaparecidas”, contó el expresidente.

El senador del Centro Democrático se encontró de frente con el rostro de la tragedia: “Acabo de encontrar una señora mayor, con su nietecito recién nacido. No se sabe dónde están sus padres. Están desaparecidos”.

Por su parte, el presidente Santos viajó a Salgar para ponerse al frente de las labores de rescate.  “¿Qué estamos haciendo en concreto para ayudar a todas las personas víctimas y a los que necesitan de ayuda?”, preguntó el jefe del Estado. “Lo primero son los cadáveres. Esos cadáveres tienen que trasladarse a Medellín.

"¿Por qué no se dejan aquí en Salgar? Porque no existen las capacidades técnicas. No existen ni siquiera los cuartos fríos y sería un desastre dejarlos aquí. Por eso vamos a trasladar los cadáveres lo más pronto posible, hacer su identificación, persona por persona, y regresar los cadáveres de todos los que quieran que sus seres queridos sean enterrados aquí en Salgar”, explicó el mandatario.


El presidente Santos dirigió la atención de la emergencia en Salgar, Antioquia. Foto: SIG

Ante una de las necesidades más urgentes, el agua potable, Santos señaló que “infortunadamente esta avalancha se llevó las conexiones del acueducto y se quedó el municipio sin agua. Ya hay unos carrotanques que están funcionando, vienen más, había 15 al principio, pedimos 10 más para que el agua se pueda repartir de la mejor forma posible. Prioridad número uno: agua hacia el hospital. Eso está claro. El agua ya está en camino e inclusive ya llegaron algunos carrotanques”.

Respecto a la ayuda humanitaria de emergencia, el presidente Santos indicó que “inicialmente habíamos dispuesto de 200 mercados y kits de ayuda humanitaria. La señora alcaldesa nos dice que posiblemente se necesiten más. Subimos ese número a 500 kits. Si se necesitan más, se traerán más, para que no vaya a faltar esta ayuda humanitaria”.

Y en relación con las labores de limpieza de escombros que dejó la avalancha y la ayuda sicosocial para las familias afectadas, Santos expuso: “Ya la Gobernación tiene unas retroexcavadoras, unas volquetas que están haciendo la labor de la limpieza de todo el barro y la situación que ocasionó esta avalancha. Hay un equipo de la Cruz Roja con ayuda sicosocial. Esto es muy importante. La ayuda sicosocial en este momento es fundamental para que las personas que perdieron a sus familiares tengan esa ayuda y puedan soportar ese dolor de la mejor forma posible”.

Santos se comprometió con las víctimas: “Quiero decirles a todos los que han sido afectados en sus viviendas: les vamos a reconstruir sus viviendas, les vamos a entregar viviendas para que queden inclusive mejor de lo que estaban antes de este desastre. Esa ha sido parte de mi forma de proceder cuando estamos confrontados con desastres de esta naturaleza: tratar de hacer del desastre una oportunidad, salir adelante, para que la mayor cantidad de gente posible quede mejor de lo que estaba antes”.

Antes de partir, Santos reiteró que el gobierno nacional acompaña en pleno a Salgar. Por su parte, Uribe, pidió también a la empresa privada sumarse a la causa para atenuar tanto dolor. Por primera vez en muchos días, a Uribe y a Santos se les sintió unidos. En este caso, por la tragedia que hizo llorar al país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.