Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2009 12:00:00 AM

¿Se acaba el DAS?

La crisis de ese organismo de inteligencia llevó a que por primera vez el Presidente anunciara el cierre de esa entidad. ¿Qué tan viable es?

Al caer la noche del viernes pasado el director del Departamento Administrativo de Seguridad -DAS-, Felipe Muñoz, convocó de urgencia una rueda de prensa en el Palacio de Nariño. Los periodistas pensaban que la razón de la convocatoria era dar algunas explicaciones sobre los avances de las investigaciones relacionadas con el escándalo de interceptaciones y seguimientos ilegales que han sacudido a esa entidad durante los últimos ocho meses. Estaban equivocados. El funcionario anunció que el DAS tal y como lo han conocido los colombianos durante más de medio siglo desaparecerá. Muñoz explicó que esta semana se presentará ante el Congreso un proyecto de ley para que le otorgue facultades extraordinarias al Presidente de la República con el fin de liquidar esa entidad y dar paso a la creación de un nuevo servicio de inteligencia para el país.
 
En la conferencia de prensa explicó que varias de las funciones que viene desempeñando ese organismo pasarán a manos de la Policía Nacional, entre las cuales estarían la Interpol y los servicios de protección. Las labores y los funcionarios que desarrollaban funciones de policía judicial serán asumidos por el CTI de la Fiscalía y la Dijín de la Policía. Muñoz explicó que como parte de la reubicación laboral de los 6.500 empleados del DAS también se harían alianzas con el Sena y la Superintendencia de Vigilancia para garantizar el trabajo de un alto porcentaje de integrantes del organismo de seguridad. Finalmente dijo que la nueva agencia que será creada estará encargada solamente de labores de inteligencia y contrainteligencia estratégica para el Estado. El anuncio de la desaparición del DAS ocurrió menos de 24 horas después que el presidente Álvaro Uribe hizo un sorpresivo anuncio.

El jueves, durante una conferencia en el Gimnasio Moderno en el norte de Bogotá, el mandatario dijo que: "ya soy partidario de eliminar la institución y dejar una pequeña entidad prestando unos servicios migratorios, de inteligencia, que puede ser manejada por la Policía", Las palabras de Uribe causaron desconcierto en varios sectores ya que fue la primera vez, en sus casi siete años de gobierno, que contempla la posibilidad de cerrar ese organismo de inteligencia que tiene más de 50 años de historia. Nunca, ni siquiera durante los graves escándalos que sacudieron al DAS por la infiltración del paramilitarismo en la administración de Jorge Noguera, el Presidente había contemplado la idea de clausurar esa entidad. Aunque de las palabras a los hechos hay mucho trecho, el anuncio en sí reveló el grado de preocupación por parte del gobierno sobre un problema que, aunque lleva varios lustros, ha revivido con fuerza a raíz de las denuncias que desde febrero pasado ha hecho SEMANA sobre seguimientos e interceptaciones ilegales a magistrados, periodistas, políticos de oposición y ONG, entre otros.

El anuncio de Uribe ocurrió una semana después de un fuerte comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos en el que calificó de "alarmante e inaceptable" el tema de las interceptaciones y de que el influyente diario estadounidense The New York Times también publicó un artículo en el mismo sentido. Esas, entre muchas otras voces de reclamo de la comunidad internacional por lo que ocurre en el DAS, se sumaron a las denuncias internas y a los problemas estructurales que tiene ese organismo de inteligencia y han llevado al presidente Uribe a anunciar el cierre de la entidad como una forma de buscarle una salida a una 'papa caliente' que puede volver a estallar,

No es la primera vez que se tratan de hacer reformas profundas al DAS. De hecho ese organismo puede ser una de las entidades sobre la cual hay más estudios, diagnósticos y análisis sobre las razones de sus crisis. Sin embargo, todas las propuestas de los notables y demás comisionados que han hecho recomendaciones han terminado en letra muerta o engavetados.

"Los niveles de penetración hacen que el DAS, en lugar de proteger, sea un enorme boquete en la seguridad del Estado. La tentación es siempre cambiar las cabezas para recuperar legitimidad, pero esas soluciones corren el riesgo de convertirse en soluciones de vitrina que no hacen más que prolongar la agonía. En un contexto como este, no es extraño que cada tanto tiempo salga a la luz pública un escándalo de grandes proporciones. El asunto no es simplemente cambiar de dirección o de estructura. Hay problemas que no se resolverán con una mejor gerencia. Más que una reingeniería, posiblemente se necesite hacer borrón y cuenta nueva". Si bien lo anterior se ajusta en gran parte a la situación actual del DAS, la realidad es que se trata de un fragmento de un juicioso análisis realizado hace más de tres años, en marzo de 2006, por la Fundación Ideas para la Paz, dirigida en ese entonces por el actual viceministro de Defensa, Sergio Jaramillo. Como éste fueron varios los diagnósticos que se han hecho en los últimos años sobre el DAS, pero había sido poca la voluntad de los últimos gobiernos para tomar cartas en el asunto.

El anuncio de la semana anterior por parte del Presidente, y la confirmación del director de esa entidad, parecerían indicar que finalmente se ha empezado a tomar cartas en el asunto. Lo importante, sin embargo, es que esta vez las cosas no sólo queden en comunicados de prensa que se olvidan con el paso del tiempo. Hoy, al igual que en la época del hoy ex director Jorge Noguera, diversos sectores reclaman nuevamente no sólo cambios en el DAS efectivamente se produzcan, sino que exigen a la justicia que se conozcan los verdaderos responsables de los seguimientos, interceptaciones y otras actividades ilegales. No es una tarea fácil, pero es un desafío impostergable.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.