Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/17/2008 12:00:00 AM

¿Se acaban las casas de cambio?

Las casas de cambio recuperarán varios millones de dólares que habían incautado los gringos. Pero la desconfianza con sus actividades continúa.

Si usted ha notado que los dólares están escasos en las casas de cambio, la explicación es muy sencilla: la desconfianza se apoderó del negocio de las divisas. La relación entre los cambistas y las casas de cambio no ha sido nunca perfecta. Al fin y al cabo, están casados por conveniencia: los primeros son los que proveen dólares y euros en efectivo para que las segundas puedan pagar los giros nacionales y extranjeros. Pero esta división del trabajo, que parecía armoniosa, entró en crisis a mediados del año pasado.

En julio de 2007 las autoridades de Estados Unidos retuvieron en Miami una suma equivalente a 20 millones de dólares, en billetes de esta divisa y euros, que iban para Inglaterra, y quisieron comprobar su procedencia y verificar que no se tratara de un lavado de activos. Sin embargo, los dueños del dinero quedaron en las puertas de la lista Clinton, que es el peor estigma que puede tener este tipo de negocios.

El nerviosismo se apoderó de todos. Las casas de cambio culpaban a los cambistas, y viceversa. "La compra de divisas en efectivo ha disminuido de una manera alarmante y las casas de cambio no han querido volver a comprarles billetes a los profesionales del cambio", le dijo a SEMANA el presidente de la Asociación Nacional de Profesionales de Cambio, Rubén Darío Muñoz.

Después de 10 meses de investigación por parte de la Oficina para el Control de Lavado de Dinero en Miami, la justicia norteamericana llegó a un acuerdo con cuatro de las siete casas de cambio para la devolución de esos dineros (ver facsímil). Aunque el servicio de Aduanas siempre se opuso a la negociación, al final el juez federal James Lawrence King aprobó las condiciones para que el dinero fuera devuelto.

Según el acuerdo, al cual tuvo acceso SEMANA, una de las condiciones para devolver las divisas es que el gobierno estadounidense se queda con un porcentaje que oscila entre el 10 por ciento y el 35 por ciento de la suma incautada y lo que se les devuelve a las casas de cambio será liquidado a la tasa que tenía el euro hace 10 meses, cuando la plata fue incautada.

"No siempre el que negocia con la justicia norteamericana es culpable. La sola amenaza de que si no se aceptan las condiciones y prefieren durar por lo menos dos años en un proceso ante la Corte, además de la inclusión en la lista Clinton, acaba con cualquiera", sostuvo Alfonso Garzón, presidente de Asocambiaria. Cuatro de las siete casas de cambio aceptaron el acuerdo: Unidas S. A., Giroamérica, Intercambio 1A y Univisa. Cambio Exacto S. A. está en proceso de negociación, y con Mercurio y Cambios y Capitales no llegaron a ningún acuerdo y quedaron incluidas en la lista Clinton.

El congelamiento de ese dinero les causó graves pérdidas a las casas de cambio, que vieron caer su capital como un naipe. Ahora, creen que la única manera de sobrevivir en el mercado cambiario es quitarse de encima la estigmatización a la que han sido sometidas. Para ello le propusieron al gobierno transformarse en sociedades de intermediación cambiaria en las que podrán continuar realizando giros en moneda nacional, pero en el territorio colombiano.

La propuesta ya está contemplada en el proyecto de Reforma Financiera que se debatirá en el Congreso, y será también allá, en el recinto del Senado, en donde el próximo martes la congresista Alexandra Moreno Piraquive adelantará un debate para contarle al país qué es lo que realmente está sucediendo con el mercado de divisas que, a pesar del sinnúmero de controles que dicen las autoridades que existen, Estados Unidos jamás dejará de mirar con lupa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.