Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1998/06/15 00:00

SE ACORTA LA DISTANCIA

Con un súbito repunte en la Costa Serpa se acerca a Pastrana.

SE ACORTA LA DISTANCIA

Si bien todos los ana-listas consideraban que el nombramiento de Gustavo Bell como fórmula vicepresidencial había sido la jugada maestra de Andrés Pastrana, esta nueva encuesta contratada por CM&, Radionet y SEMANA con la firma Gallup muestra una verdad de a puño: si bien la elección de Bell fue acertada, no fue suficiente para que la campaña pastranista consolidara su posición en la Costa Atlántica. En una gira maratónica, recorriendo infinidad de municipios, Horacio Serpa le sacó 12 puntos de ventaja en esa región y con eso se acercó a Pastrana a nivel nacional. Para muchos analistas esto habría sido suficiente para que Serpa hubiera tomado nuevamente la delantera en las encuestas si no fuera porque al concentrarse en la Costa Atlántica descuidó otras zonas importantes. En la zona del Valle del Cauca perdió 10 puntos, compensando así su crecida en el Caribe. De allí que en términos totales haya subido 2,7 puntos en tanto que Pastrana subió tan solo tres décimas. Si bien estas diferencias están cerca del margen de error de 2,3 puntos, y no hay empate técnico, lo cierto es que la distancia entre los dos candidatos se acortó. Sin embargo todavía hay factores que están jugando a favor de Andrés Pastrana. Quizás el más importante de todos es el hecho de que los abstencionistas se confiesan mucho más pastranistas que serpistas. Eso significa que cuando Horacio Serpa se le acerca a Pastrana en las encuestas los abstencionistas se motivan a votar y esto tiende a favorecer a Pastrana. En otras palabras, a medida que la elección se ve más cerrada, quienes rara vez votan deciden hacerlo y la encuesta indica que ellos son principalmente pastranistas. Pero eso no es todo lo que juega a favor. La encuesta demuestra que, a pesar de lo que diga el candidato liberal, "Serpa es Samper". Entre quienes tienen una imagen favorable del Presidente, un 71 por ciento va a votar por Serpa y tan solo un 23 por ciento por Pastrana. En cambio, entre quienes tienen opinión desfavorable del primer mandatario, 64 por ciento van a votar por Pastrana y solo 20 por ciento por Serpa. De tal manera que la suerte de Serpa está íntimamente ligada al desempeño del gobierno. Y en ese campo las cosas se ven poco favorables para el candidato liberal. Por otra parte, la situación de Noemí Sanín es paradójica. Hoy en día es la figura pública de mejor imagen. También es el personaje que inspira más confianza a los colombianos para entregarle su carro o sus hijos. Y es una candidata que la gente evalúa como capaz de enfrentar exitosamente las tareas presidenciales. Las encuestas revelan que la gente la considera la candidata que más sabe en materia de desempleo, paz o corrupción. Lo extraño es que, con excepción de las cuatro grandes ciudades, esto no se traduce en intención de voto. Todo parece indicar que Noemí Sanín ha sido víctima de la polarización electoral que crecientemente registra el país. El candidato Harold Bedoya ha tenido todavía menos suerte. Reducido a un 5 por ciento de la votación, recuerda para algunos la situación de Antonio Navarro en la elección del 94. Hace exactamente cuatro años, en una encuesta realizada el 15 de mayo de ese año, figuraba con un 7 por ciento de intención de voto. El resultado final fue de 3,8 por ciento del escrutinio en la primera vuelta. En cuanto a Andrés Pastrana, todo parece indicar que ha llegado el momento de tomar algunos correctivos si se pretende mantener a la delantera. Varios expertos aseguran que a Pastrana, a pesar de tener una coyuntura a su favor y un excelente equipo de campaña, le ha faltado firmeza en sus planteamientos. Algunos piensan que se ha mostrado demasiado conciliador, lo que puede ser una desventaja frente a la energía que transmiten tanto Serpa como Noemí y Bedoya. Conclusión:Serpa ha hecho una campaña populista en su estilo y agresiva en su contenido que le ha calado al pueblo. Noemí ha hecho una excelente campaña pero no rompe el escepticismo del voto inútil. Pastrana ha llevado a cabo una campaña positiva que está siendo percibida como débil en medio de la polarización que vive el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.