Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/05/29 00:00

SE ARMO LA GORDA

Las autoridades colombianas no se explican cómo llegaron al país seis fusiles M-16, propiedad del gobierno de EE.UU y hallados en poder de guerrilleros en el Huila.

SE ARMO LA GORDA

EL FUSIL M-16 ES una de las armas más cotizadas en el mercado mundial. Su munición es calibre 5.56 y según los expertos cada proyectil tiene una gran capacidad de destrucción. Actualmente, el M16 es el fusil que usan como dotación de guerra los soldados del Ejército de Estados Unidos, quienes lo han utilizado en recientes intervenciones, como en Somalia y Haití.
Pero ahora, en torno del potente fusil M-16 ha surgido un hecho desconcertante: por primera vez varias de esas armas aparecieron en las selvas colombianas -a miles de kilómetros de su lugar de origen- en manos de guerrilleros. Ni las autoridades nacionales y muchisimo menos las Norteamericanas, se explican la forma cómo seis fusiles fueron a parar a manos de una columna del Ejército de Liberación Nacional -ELN- en el departamento del Huila.
El hallazgo se produjo en la lluviosa noche del pasado 22 de abril, cuando tropas de la IX Brigada del Ejército localizaron a los 13 integrantes de la columna 'Cacica Gaitana', del ELN, que se encontraban acampando en una vivienda de la vereda La Legía, en la parte alta del municipio de Rivera, distante 45 kilómetros de Neiva. Los guerrilleros mataron al capitán Hernando Escobar Tovar y en la reacción las patrullas militares dieron muerte a tres mujeres y 10 hombres.
Tras la operación, el Ejército encontró que al menos tres de los guerrilleros habían viajado desde Antioquia y el sur de Bolívar para reforzar esta columna, creada recientemente.
Pero lo que sorprendió realmente a los militares fue que entre el material de guerra decomisado se encontraban los seis fusiles M-16, grabados con una marca que los identifica como propiedad del gobierno de Estados Unidos.
En el sitio también estaba una pequeña hoja de papel que contenía la distribución exacta de los fusiles entre los miembros de la columna guerrillera. Así, el M-16, Colt AR-15, número 9292408, fue entregado a Ferney; el 084357, a Enrique; el 993769, a Robinson; el 1747031, a Alirio; el 8659222, a Freddy, y el 1572669, a Rodolfo.
Una fuente del Ejército dijo que el decomiso de los seis fusiles es sorprendente porque deja al descubierto la posible pérdida, a gran escala, de material de guerra de Estados Unidos. "Esto lo que obliga es a que los militares norteamericanos nos reconozcan que hay un problema interno en su ejército, porque si descubrimos estos seis por accidente, cuántos más habrá". El vocero militar agregó que es muy posible que los guerrilleros hayan obtenido los fusiles mediante una negociación con los narcotraficantes que controlan los cultivos de amapola en esa región del país.
Otras fuentes oficiales informaron que la embajada de Estados Unidos en Bogotá no reportó la pérdida de los fusiles. Esta semana los altos mandos del Ejército entregarán las armas decomisadas a sus homólogos norteamericanos para que establezcan la identidad de los militares a quienes se les perdieron los fusiles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.