Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/2013 12:00:00 AM

Se declaró emergencia por hacinamiento penitenciario

El Gobierno pretende ampliar las cárceles del país para reducir la aglomeración de los reclusos.

El Gobierno colombiano puso en "emergencia" a las cárceles del país desde este martes con el fin de resolver el problema de hacinamiento de reclusos, cuyo número supera actualmente en un 53,6 % la capacidad de los penales.

Esta decisión se tomó luego de que el presidente Juan Manuel Santos aclarara que el decreto debería ser emitido por el Instituto Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec), con un aval previo del Ministerio de Justicia. 

El mandatario había expresado la necesidad de una emergencia por el hacinamiento desde el pasado lunes. Minutos después de dicha declaración, el director del Inpec, general Gustavo Ricaurte expresó que “El pronunciamiento del señor Presidente, doctor Juan Manuel Santos, es un respaldo, un espaldarazo al Instituto, a su Director, y a la población carcelaria; a los 117.700 internos recluidos en los 138 establecimientos para afrontar la crisis, sobre todo en salud. Gracias a su apoyo se procederá a decretar el estado de emergencia carcelaria. El paso siguiente es una reunión con la señora Ministra de Justicia para analizar el alcance de esta medida”.

Al haber 117.000 reclusos en el país, se supera por 40.000 prisioneros la capacidad para la que fueron hechas las cárceles.

Con la declaración de la emergencia carcelaria, el Gobierno puede iniciar las obras de ampliación o reforma de los penales sin necesidad de recurrir a una licitación pública, lo que reducirá el tiempo de ejecución de estos procesos.

El plan del Gobierno es crear 20.000 nueva plazas carcelarias para finales de año, con lo que se reduciría a la mitad el problema del hacinamiento, según recoge el periódico El Tiempo.

El plan constaría en ampliar los penales con estructuras ligeras, parecidas a los de los alojamientos militares, a las que se destinarían reos con necesidades de mínima y mediana seguridad.

Durante el 2013, el problema se ha agudizado debido a que la justicia ha ordenado el cierre de 16 penales para que no puedan ingresar más internos.

Por su parte, el Congreso tiene pendiente aprobar el nuevo código penitenciario que prevé la salida de algunos presos y que aliviaría los problemas de superpoblación en algunos penales del país.

Con información de EFE.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.