Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2012 12:00:00 AM

¿Se ha satanizado el misoprostol?

A pesar de usarse a diario en clínicas y hospitales en todo el país y de estar avalado internacionalmente, el medicamento sigue generando fuertes debates.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de cómo América Latina ha sido una amplia fuente de estudios sobre el medicamento dada su efectividad y bajo costo. Sin embargo, aún contando con investigaciones en todo el mundo que dan fe de sus indicaciones, riesgos y efectos adversos, ¿por qué continúan los roces entre los organismos de control, particularmente
la Procuraduría y las autoridades científicas que avalan su uso?

También conocido en el comercio como Cytotec®, el misoprostol se incluyó en la norma técnica de la OMS para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el año 2006. No obstante, ser usado a diario en clínicas y hospitales en todo el país para la terminación del embarazo, el tratamiento de las hemorragias postparto y la maduración del cuello uterino durante el parto, el fármaco ha encontrado múltiples obstáculos en su proceso de inclusión en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

En contra

La Corte Constitucional en su sentencia T-585 de 2010 indica: "Es innegable que, a partir de la sentencia C-355 de 2006 (que despenaliza el aborto), surgió en Colombia un verdadero derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en cabeza de las mujeres que se encuentran incursas en las tres hipótesis despenalizadas".

La anterior Procuradora Delegada para los Derechos de la Infancia la Adolescencia y la Familia, Ilva Myriam Hoyos, envió una carta a la Superintendencia Nacional de Salud en 2010 en la que anotó que "no existe, ni en la Constitución ni en la ley, el mal llamado derecho al aborto (…) por lo que no puede simplemente deducirse que la Superintendencia (…) se encuentre en la obligación (…) de promover el goce e impedir las barreras que limiten el acceso" a este derecho. La exprocuradora se sustentaba en el riesgo que representaba a la estabilidad financiera del sistema de salud, "por cuanto no existe certeza sobre el número de mujeres a las que debería suministrarse".

Por su lado, la entonces procuradora delegada para la función pública de la Procuraduría General de la Nación, María Eugenia Carreño, envió en marzo del año pasado un oficio al Ministerio de la Protección, allí expuso sus preocupaciones frente al controvertido medicamento. Ella solicitaba al ente regulador detener el proceso de inserción del misoprostol en la lista de medicamentos esenciales.

Con respecto a la suspensión de dicho proceso, la Corte Suprema expresó en su sentencia que "los estudios de impacto económico, efectividad y seguridad, y la consulta a la comunidad médica y a los ciudadanos, habían sido positivos".

De igual manera, Carreño argumentaba que las únicas dos indicaciones aprobadas del misoprostol eran: la interrupción del embarazo con feto muerto y retenido, y el tratamiento del aborto incompleto. Y que en el caso de la inducción del parto con feto vivo y de la hemorragia postparto, no se acepta su uso debido a que "no existe evidencia suficiente de su utilidad en las mismas".

"Lo que no es cierto"

En el documento citado como aval, la OMS explica que “"el uso más polémico del misoprostol ha sido en la prevención y el tratamiento de la hemorragia puerperal”, por lo cual se aplazó "la solicitud para incluir el misoprostol en la prevención de la hemorragia puerperal (post parto) hasta la publicación de un estudio clínico de gran tamaño (…) y la revisión de la seguridad relacionada con la dosis".

Aun así la organización no contraindica el uso del medicamento para tal evento. Es más, "destaca los beneficios posibles para evitar la hemorragia puerperal y la facilidad de administración de un fármaco oral en lugares sin acceso a otro tipo de atención", pero advierte que aún hay incertidumbre con respecto a la dosis mínima eficaz y la vía óptima de administración.

En el mismo documento se expone que el misoprostol asociado con mifepristone es "altamente efectivo, seguro y aceptable para abortos del primer trimestre", y se rescata su efectividad como terapia única en la terminación del embarazo. En cuanto a la inducción del parto con feto vivo, la Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS indicó que para la inducción del parto, el misoprostol vaginal es tan efectivo como otros medicamentos usados para ese fin, aunque advierten que no hay datos suficientes para ofrecer una guía confiable.

La Corte Constitucional determinó que fueron vulnerados "los derechos de las (…) mujeres colombianas al acceso a los servicios de salud reproductiva, puesto que impidieron, sin fundamento alguno, la inclusión del misoprostol en el POS". La sentencia continúa diciendo que "si la preocupación de la Procuradora Delegada era la salud de las mujeres que desean practicarse una IVE, ha debido entonces hacer la precisión de que la OMS prefiere que se use el misoprostol junto con el mifepristone y explicar la posición actual del INVIMA frente a este último, mas no sostener lo que no es cierto, es decir, que el uso del misoprostol es peligroso según la OMS".

En este contexto, la Corte Constitucional sentenció a Hoyos, a Carreño y al Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, a retractarse de sus afirmaciones acerca del aborto en los tres casos despenalizados por la ley y la anticoncepción de emergencia, llamada "píldora del día después".

En este fallo la Corte también ordenó a la Comisión de Regulación en Salud (CRES), levantar la suspensión de la decisión acerca de la inclusión del medicamento en el POS, proceso que culminó el pasado 4 de octubre.

¿Impacto social?

El ginecobstetra Gabriel Rendón opinó que la inclusión del medicamento en el POS no tendrá un efecto en la tasa de abortos clandestinos: "Medir la clandestinidad es muy complejo por el subregistro que existe. Hay instituciones que hacen los procedimientos clandestinamente, lo que hizo la introducción del medicamento al mercado fue disminuir los abortos sépticos (por introducción vaginal de objetos o sustancias irritantes) en los últimos años".

Al preguntarle si las mujeres tendrían mayor acceso al medicamento clandestinamente, este comentó que al igual que otros medicamentos de control especial como el Rivotril®, el misoprostol requiere una fórmula de control que debe ser despachada por el médico. En estos casos han estado y estarán supeditados a la clandestinidad pues "Las personas consiguen quién les haga la fórmula o les despache el medicamento en el mercado negro".

"Lo que pasará es que el trámite administrativo será más rápido para los obstetras y las pacientes no tendrán que costear el medicamento cuando estén en el hospital. La clandestinidad no depende de que el sistema costee el medicamento, sino de factores educativos y socioeconómicos de cada persona".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.