Miércoles, 27 de agosto de 2014

.

| 2013/06/30 00:00

Se inicia nueva ronda de diálogos en La Habana

Las delegaciones se pronunciaron minutos antes de ingresar al salón de conversaciones.

A su llegada al Palacio de Convenciones de La Habana los negociadores de la guerrilla de las FARC y el gobierno nacional leyeron sendos comunicados en los que se pudo notar el tono con el comienza esta nueva ronda de diálogos.

Las FARC, en cabeza de alias Iván Márquez, insistieron en convocar a una asamblea nacional constituyente para refrendar lo que se acuerde en la mesa y reiteraron su propuesta de aplazar por uno o dos años las elecciones presidenciales para que la dinámica electoral no afecte el proceso.

Humberto de la Calle, jefe de la comisión negociadora del Gobierno, señaló que en la mesa no se dialogará sobre temas que no hagan parte de la agenda trazada desde un principio y que el marco sobre el que discutirá es la Constitución de 1991. Para de la Calle, “el marco garantista ya existe. No se trata, de ninguna manera, de reestructurar el Estado, sino de aprovechar la oportunidad que significa el fin del conflicto para vigorizar nuestra democracia”.

Al tiempo que recordó a las FARC que la aspiración con este proceso es terminar definitivamente el conflicto y que los espacios políticos se les abrirían sólo si se garantiza que dejarán las armas y “actuarán lealmente dentro de las reglas de la democracia. Nunca más, política y armas juntas”, puntualizó el ex vicepresidente.

Esta ronda, la segunda del ciclo sobre participación política y la número 11 desde cuando se hizo pública la agenda de discusión, será clave para el desarrollo del proceso.

Las FARC han insistido en lanzar propuestas a través de ruedas de prensa y comunicados: la elección popular de fiscal, procurador, contralor y defensor del pueblo; la conversión de la Cámara de Representantes en una Cámara Territorial; reformas en el sistema de justicia, y el acceso a los medios de comunicación, hacen parte del pulso que las partes entablarán desde hoy.

Mientras el Gobierno ha sido enfático en señalar que hay algunos puntos que no serán discutidos por no hacer parte de la agenda inicial y por implicar reformas estructurales a la institucionalidad que no son materia de los diálogos. Es lo que se ha dado en denominar los puntos innegociables.

De hecho, el presidente Juan Manuel Santos, recientemente les pidió a las FARC que "no comiencen con los imposibles, con cosas que nadie les va a conceder, que no están dentro de los acuerdos", al tiempo que señaló que esa guerrilla debe reconocer también a sus víctimas.

Las FARC, por su parte, insisten en que las reformas estructurales son la base para alcanzar los acuerdos que lleven a la terminación efectiva del conflicto, y que son, en sí mismas, víctimas que no han sido reconocidas por el establecimiento. Sin duda días difíciles en La Habana que serán definitivos para medir la verdadera disposición de las partes para negociar y el calado de los alcances de las negociaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×